TENDENCIAS

Grooveshark cierra: adiós al servicio de música en streaming

01/05/2015 15:13 CEST | Actualizado 01/05/2015 15:14 CEST

Grooveshark, uno de los pioneros de la música en streaming, ha cerrado sus puertas tras años de pleitos con la industria discográfica.

Mientras que otros servicios como Spotify han encontrado el camino para ir de la mano de la industria, Grooveshark se apaga para evitar tener que hacer frente a multas de millones de dólares.

Grooveshark , que contaba con unos 30 millones de usuarios mensuales, publicó un mensaje en su sitio web anunciando que había llegado a un acuerdo con los grandes de la industria discográfica para dejar de operar.

"Comenzamos hace 10 años con el objetivo de ayudar a los aficionados a compartir y descubrir música", reza el mensaje.

"Pero a pesar de las buenas intenciones, hemos cometido errores muy graves. No hemos podido obtener licencia de los titulares de derecho para la gran cantidad de música de nuestro servicio. Estuvo mal. Nos disculpamos. Sin reserva", afirman en el comunicado.

Grooveshark fue fundado en 2006 por tres estudiantes de la Universidad de Florida como uno de los primeros sitios que permitía escuchar música online y en streaming de manera gratuita.

El servicio llegó a acuerdos con algunos sellos independientes, pero se enfrentó a las demandas de los grandes por los derechos de autor de las canciones y finalmente no ha podido con Universal, Sony y Warner Music.