INTERNACIONAL

Grecia vive su primer día de corralito en una semana crucial para su futuro

29/06/2015 22:53 CEST | Actualizado 30/06/2015 13:45 CEST

Grecia ha iniciado este lunes un camino cuyo final es totalmente incierto. Los helenos han vivido su primer día de 'corralito' sumidos en un ambiente de tensión entre el Gobierno de Alexis Tsipras y los acreedores y con la vista puesta en el referéndum del próximo domingo que puede decidir el futuro del país.

Una jornada en la que todo el mundo ha estado pendiente y ansioso, especialmente los mercados y los gobiernos europeos, por lo que está sucediendo en Atenas, que se ha acostado tras una espídica jornada con una manifestación en la plaza Syntagma para defender a su Ejecutivo.

Miles de personas se han acercado a este punto de la capital griega para apoyar al Gobierno de su país y para mostrar públicamente su apoyo al "no" a la consulta, como propugna su Ejecutivo. Durante esta emotiva concentración, se han escuchado gritos de "oxi, oxi" (no, no) y canciones revolucionarias, lo que ha provocado la emoción y las lágrimas de los presentes, según informa para El Huffington Post Carlota Ramírez desde Atenas.

Mientras, la televisión pública ha emitido una entrevista con el primer ministro, Alexis Tsipras, que ha dicho que luchó por un acuerdo "justo" y que espera que el lunes puedan continuar las negociaciones. "Vamos a sobrevivir y vamos a elegir nuestro futuro", ha sentenciado, tras marcar en un 60-70% el apoyo de los griegos al "no" en el referéndum para fortalecer su posición frente a la UE. Asimismo, ha dejado entrever que no pagará al Fondo Monetario Internacional el tramo de 1.600 millones de euros del préstamo que vence este martes. También ha descartado una salida de Grecia del euro, y ha dejado entrever que podría dejar el gobierno si gana el "sí".

COLAS EN LOS CAJEROS

Ha sido el fin de un largo día para el país mediterráneo. Las primeras filas ante los cajeros automáticos se han producido a mediodía, cuando, como preveía el decreto gubernamental publicado el domingo por la noche, empezaron a funcionar bajo la restricción de 60 euros diarios. Los atenienses se han acercado en un clima de normalidad para extraer dinero.

Uno de los primeros problemas en llegar ha sido que los jubilados que debían cobrar sus pensiones entre hoy y mañana no las van a poder retirar todavía por problemas logísticos, pese a que estos pagos están excluidos de las restricciones bancarias. Se convierten así en los primeros perjudicados, pues además, muchos de ellos no cuentan con tarjetas de crédito o débito para poder realizar pagos.

El decreto permite los pagos con tarjeta de crédito, así como las transacciones a través de internet, mientras restringe las operaciones al extranjero a servicios básicos como la compra de medicamentos o el pago de facturas médicas. Los turistas, en cambio, quedan exentos de cualquier restricción.

El Gobierno ha recalcado que se podrán utilizar las tarjetas emitidas en el extranjero, sin límite de retirada en los cajeros, y no habrá que afrontar problemas de abastecimiento, pues habrá reservas suficientes de combustible, productos y normalidad en la prestación de servicios.

EUROPA ADVIERTE A GRECIA

A nivel político, todo apunta a que se disipan las esperanzas de poder alcanzar una solución inmediata.

Mientras el Gobierno señalaba que no había interrumpido el diálogo, desde Berlín la canciller alemana, Angela Merkel, aseguraba que no hay "ninguna razón de peso" para convocar una nueva cumbre europea extraordinaria, al menos hasta que no haya pasado el referéndum sobre las medidas propuestas por los acreedores.

Merkel ha insistido en que la oferta de las instituciones a Grecia era "muy generosa" y ha precisado que Alemania no quiere "influir de ninguna manera" en los ciudadanos griegos ni decir lo que tiene que hacer ese pueblo, aunque su obligación es hablar de las consecuencias que puede tener su decisión.

Al llamamiento a votar a favor de la propuesta se ha sumado el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, mucho más explícito que Merkel. En una comparecencia ante la prensa, Juncker ha pedido a los griegos que "voten que sí" y ha reclamado al primer ministro griego que "diga la verdad al pueblo".

Este domingo, en una medida sin precedentes, Juncker decidió publicar las propuestas hechas en los últimos días a Grecia, "en aras a la transparencia y al Gobierno griego", ha señalado el presidente de la CE, quien ha añadido que con esa decisión no pretende "influir" en la opinión pública griega, sino que "conozca toda la verdad". El documento de la CE contiene una mejora que el Ejecutivo heleno dice que no ha recibido.

Se trata de una reducción del IVA en los hoteles al 13%, cuando en la propuesta anterior -la rechazada por Atenas y la que se había filtrado por numerosos medios internacionales y locales- todavía se hablaba de aplicar un 23% a este pilar de la economía griega.

¿QUÉ OPINA WASHINGTON?

Muy pendiente está Estados Unidos de lo que está sucediendo. Washington no quiere a una Grecia fuera del euro y en la órbita de Rusia. El presidente de EEUU, Barack Obama, ha hablado por teléfono con el presidente francés, François Hollande, para tratar la crisis y le ha manifestado su opinión sobre la importancia de que los acreedores internacionales y Atenas sigan en la mesa de negociación.

"Creemos que es importante que todas las partes sigan implicadas en conversaciones constructivas", ha señalado Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca en su rueda de prensa diaria.

"Es en el interés de todos que se alcance una solución que permita a Grecia volver al crecimiento y la sostenibilidad de la deuda dentro de la eurozona", ha agregado Earnest.

El pasado fin de semana, el Gobierno estadounidense se dirigió a las partes implicadas y Obama conversó con la canciller alemana, Angela Merkel, mientras que el secretario del Tesoro, Jack Lew, habló con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

A LAS BOLSAS SE LES ATRAGANTA GRECIA

Las Bolsas se han tenido de rojo este lunes. La española cayó un 4,56 %, el mayor desplome desde agosto de 2012, y perdió los 10.900 puntos, afectada por Grecia. En línea con el IBEX, el resto de Europa también ha terminado con importantes pérdidas, sobre todo, los países periféricos, ya que Portugal cayó el 5,22 % y Milán, el 5,17 %. París también cedió el 3,74 %; Fráncfort, el 3,56 % y Londres, el 1,97 %.

En Estados Unidos no ha sentado bien tampoco lo que ocurre en Grecia. Wall Street ha cerrado con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, ha bajado un 1,95 % arrastrado tras la ruptura de las negociaciones de Grecia con sus acreedores.

España se solidariza con Grecia contra la austeridad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...