Huffpost Spain

¿Por qué se está hablando tanto del 'burkini' en Francia?

Publicado: Actualizado:
BURKINI
REUTERS
Imprimir

El pasado 12 de agosto la alcaldía de Cannes (Francia) aprobó el veto del burkini en sus playas. Un día después, la localidad de Villeneuve-Loubet —también en la Costa Azul— se sumaba a la decisión de Cannes y, desde entonces, la polémica no ha dejado de crecer. Para entender toda esta controversia, hay que ir por partes.

Primero, ¿qué es el burkini?

Un bañador que cubre totalmente el cuerpo y el cabello de la mujer, como por ejemplo este, que ofrece la marca británica Marks and Spencer:

burkini


¿Por qué se ha decidido prohibirlo?

Las autoridades locales francesas alegan que este bañador no se ajusta a las normas de seguridad e higiene ni al principio de laicidad.

Concretamente, el decreto municipal de Villeneuve-Loubet establece que el acceso al baño está prohibido a toda persona que no disponga de un traje de baño "correcto, que respete las buenas costumbres y el principio de laicidad". El alcalde de esta localidad, Lionnel Luca, destaca en unas declaraciones recogidas por el diario L'Express que pretende evitar "todo disturbio del orden público en una región marcada por los atentados", en referencia a los ataques islamistas que han tenido lugar en Francia en los últimos meses.

Actualmente, la legislación francesa sólo prohíbe el burka (que cubre todo el rostro) por motivos de seguridad.

¿Qué dicen los detractores de esta prohibición?

La Liga de los Derechos Humanos (LDH) y el Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF) anunciaron inmediatamente que van a llevar a los tribunales este veto, aduciendo que discrimina a mujeres "que no cometen ningún delito" y sienta un precedente "peligroso para la paz social".

Estas asociaciones critican que con este decreto se trate de instrumentalizar los últimos atentados yihadistas en Francia, especialmente el que se produjo en Niza el pasado 14 de julio y el que doce días después acabó con la vida de un cura que oficiaba misa en Normandía, en el norte del país.

"En un contexto en el que cada uno parece lanzar una nueva polémica islamófoba, confiamos en la ley", añade el CCIF, que reconoce su preocupación ante esta nueva afrenta "a los principios más elementales del derecho".

¿Cuáles han sido las declaraciones más criticadas?

Tanto en Cannes como en Villeneuve-Loubet gobierna el partido conservador de Los Republicanos (antigua UMP) y algunos de los comentarios de sus representantes no han sido demasiado acertados.

"La República no es venir a la playa vestido de forma que muestres tus convicciones religiosas, más cuando son convicciones falsas porque la religión no pide nada", ha afirmado Lionnel Luca, alcalde de Villeneuve-Loubet, según recoge la agencia EFE.

Por su parte, la nota que emitió la alcaldía de Cannes decía que la prenda "manifiesta de forma ostentosa una pertenencia religiosa, cuando Francia y los lugares de culto religioso son actualmente objetivo de ataques terroristas, puede provocar disturbios del orden público".

Más lejos aún fue el director general de servicios del Ayuntamiento, Thierry Migoule, que en declaraciones a Francetv info asegura que el burkini es "el uniforme de un movimiento contra el que estamos en guerra" y una "señal de adhesión al yihadismo".

¿Cómo se ve esta decisión en otros países?

En los medios anglosajones, la prohibición del uso del burkini ha suscitado ironía y consternación a partes iguales. El diario británico The Independent titula, con sarcasmo: El burkini, prohibido en las costas francesas - para proteger a la gente.

burkini

Al otro lado del Atlántico, el International New York Times señala en una columna: Francia define la última amenaza contra la seguridad: el burkini.

"Creo que el International New York Times se ríe un poco de nosotros".

¿Y el mundo de la moda dice algo al respecto?

Tal y como apunta la edición francesa del HuffPost, "el burkini representa un mercado en el que han invertido desde hace tiempo marcas famosas, como Marks and Spencer, Uniqlo, Dolce&Gabbana, Mango e incluso Tommy Hilfiger".

Algunos expertos señalan que esta moda no sería del todo religiosa, sino más bien una tendencia que responde a la modest fashion, que consiste en seguir un estilo púdico; básicamente, en cubrir los hombros, el escote y los muslos, según Le HuffPost.

So this is happening 💛💛 #UniqloxHanaTajima photo by @parkerfitzhenry starring @yunaleese

Une photo publiée par Hana Tajima (@hntaj) le


"Hoy en día, esta moda púdica se reafirma como una contracultura frente a una moda sexy, frente a un cuerpo femenino que se muestra completamente desnudo para vender un pintalabios. Las mujeres de ahora pretenden reapropiarse de la ropa", opina Hanna Woodhead, doctorando en la Facultad de Teología de Ginebra, especializada en moda religiosa y en la noción de pudor a través de la historia.

Woodhead piensa que esta tendencia promueve un diálogo interreligioso: "Algunas webs comerciales que a priori se dirigen a clientes musulmanes publican testimonios de 'hermanas cristianas', por ejemplo, que reconocen su interés por esta moda". De esta forma, "encuentran puntos en común y entablan una conversación", prosigue.

En cualquier caso, no conviene banalizar esta prenda, ya que, como recuerda la experta, "un burkini puede permitir que mujeres que no quieren ir a la piscina a la vez que los hombres accedan a ir".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Uso del burka en España: ¿problema real o ficticio?

- No todas las mujeres que llevan velo están oprimidas

- Hombres afganos se manifiestan en burka por los derechos de las mujeres: "Es como una prisión"

- Burka Avenger: la nueva superheroína de Pakistán