Huffpost Spain

Condenado por poner viagra en la comida de su jefe

Publicado: Actualizado:
BENJAMIN CHOPE
FACEBOOK
Imprimir

Benjamin Chope, un joven británico de 24 años, solía hacer dulces caseros y los llevaba al trabajo, un establecimiento de la popular cadena Home Bargains en Newton Abbot, en el condado de Devon. Pero aquel día, el de los santos inocentes, quiso gastar una broma a su jefe y se le fue de las manos. Los ocho pastelillos caseros llevaban una bomba de relojería dentro. Había introducido en ellos una caja entera -30 pastillas- de Sildenafil, el nombre médico de la viagra, según el diario The sun.

El 1 de Abril, festividad de los Inocentes en Gran Bretaña, el empleado acudió al trabajo y ofreció los dulces a sus jefes insistiendo e invitando a una segunda ronda a Daniel Webber.

Webber, el gerente, terminó el día hospitalizado por esta pesada broma. El acusado ha sido condenado esta semana a 80 horas de trabajo sin paga y 12 meses de voluntariado forzoso. Al hacer pública su sentencia, el juez Philip Mott dijo al acusado: “todo esto te hará madurar”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Bromas para ser el más odiado esta Navidad

- Esta broma de cámara oculta en Brasil se les fue de las manos (VÍDEO)

- Momentos divertidos con los invitados de Autoentrevistas (II)

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest