Huffpost Spain

Emiliano García-Page: "No tiene sentido que Sánchez llame a los barones y luego los criminalice"

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Por Esther Palomera

Se dice en el PSOE que Emiliano García-Page hace un día de García y otro de Page. Vamos, que dice una cosa y la contraria. Son los que no logran de él ni sumisión ni alineamientos inquebrantables. Tiene pensamiento y voz propia, por lo que no se deja arrastrar por unos ni por otros. Quizá porque, pese a su juventud, es zorro viejo, ha vivido cien batallas internas y ha sido testigo de mil conspiraciones palaciegas.

Se las sabe todas porque ha sido perejil de muchas de ellas. Sabe más por lo que calla que por lo que cuenta. Pero, hoy, como todos los barones socialistas que ganan elecciones, no disimula su malestar con Pedro Sánchez, con quien hace meses que no habla.

Cree que España, tras el 25-S, tendrá gobierno, será del PP y contará con apoyo del PNV. Si no es así, su opinión es que sería inevitable que Sánchez repita de cartel electoral y de paso purgue sus culpas. Luego, que haya un congreso limpio donde los socialistas diriman sus diferencias y dejen de una vez por todas de autolesionarse. Que esté, aunque sin confesarlo, en el bando de Susana Díaz, no quiere decir que haga lo que quiera la presidenta de Andalucía. Y esto, con la que se avecina, no es un dato a echar en saco roto.

Ya tienen lo que querían. El Comité Federal se celebrará el 1 de octubre

No es tan importante el comité como su contenido. Es habitual su convocatoria, tras los procesos electorales, pero espero conocer su contenido en la Ejecutiva del próximo lunes, de la que espero convocatoria, ya que es lo que procede legalmente.

¿Qué pueden resolver las elecciones vascas y gallegas que no se haya podido resolver tras el 26-J?

En una realidad tan cambiante como esta, cada día ofrece datos nuevos. Soy de los que confían en que las elecciones vascas y gallegas proporcionen nuevas claves de interpretación y liberen hipotecas de los partidos. Hay una opción de estabilidad y de gobierno. El PP tiene que intentar por todos los medios conseguir un acuerdo estable con quienes considera más próximos: Ciudadanos, PNV y CC. Sólo en el caso de que se esfuerce y no lo consiga podrían llamar a la puerta del PSOE y, después, ya veríamos.

¿Por qué Mariano Rajoy puede gobernar con el apoyo de los nacionalistas y Pedro Sánchez no?

Hablamos de independentistas, no de nacionalistas, que es un concepto totalmente diferente y que ha cambiado el panorama político. Si Rajoy hubiera podido hacer como ha hecho tantas veces, e hizo Aznar, hablar con los nacionalistas catalanes, esto estaba arreglado. La situación de hoy no la bloquea ni el PP el PSOE, la bloquea el independentismo. No hay Gobierno en España porque en realidad hay un agujero planteado planteado por los independentistas.

¿Rajoy es más ‘investible’ después del próximo domingo?

Los nacionalistas vascos sueñan con una nación vasca, pero han dicho por activa y por pasiva que optan por profundizar el autogobierno y que no van a plantear la independencia. Hay una diferencia notable, absoluta, entre respetar o no las reglas de convivencia. Se trata de formar el Gobierno de España, de la España que tenemos, no de otra España. Mucho menos de formarlo sobre la base de quien quiera romperla. Por tanto, ¿qué hay? El PP tiene menos diferencias con Convergencia que nosotros. Ambos coinciden en dos cosas: en la falta de respeto a la ética política y en la corrupción. Son tan corruptos como otros. Si le decimos que no al PP por corrupción, creo que con Convergencia Democrática tanto o más. Además, el PP puede hablar y entenderse perfectamente con Convergencia en empleo, economía, modelo social y económico. Para nosotros es simple derecha. Aún recuerdo cuando el PSC nos dijo con mucha claridad a todo el PSOE que no le enviáramos a pactar nunca con Convergencia porque, en Cataluña, era peor que pactar con el PP. Si había esa diferencia hace años, no quiero ni contar lo que sería ahora, que tienen como argumento político romper el país.

page patio

Este argumento sirve igual para el PSOE que para el PP. Sigo sin entender por qué Rajoy sí puede acordar con quienes quieren romper el país.

Si Rajoy hubiera sido firme, pero no soberbio con los independentistas, probablemente estaría más engrasado el camino. Es verdad que hay un problema de formas, es verdad que los independentistas se sienten amenazados judicialmente y que creen que todo es una actuación del Gobierno… Es cierto que Rajoy ha tensado mucho la cuerda porque le beneficiaba electoralmente. Pero quitando este aspecto de forma, desde el punto de vista del fondo, a nosotros nos separan de los independentistas, además del independentismo, el modelo socioeconómico. Al PP, sólo el independentismo. Por tanto, he planteado con claridad que hay que decir no al PP y que no podemos hacer depender la estabilidad del país de quien quiere romperlo.

Es obvio que la aritmética suma, pero la política no, ¿vamos directos a unas terceras elecciones?

Creo que hay opciones. Hay una opción sincera que, evidentemente, no se va a producir en medio de dos campañas electorales que obligan a los partidos a mostrar diferencias y evitar coaliciones. Así que a partir de ahí creo que el PNV hablará con el Partido Popular. Tengo informaciones muy contradictorias al respecto. Uno pone el telediario y deduce que no habrá acuerdo, pero si habla con fuentes del PP y del PNV, hay más avances de los que puede parecer.

El PSOE tiene que dirimir sus disputas internas en un congreso sincero y franco

Pues, de momento, el “no” de Urkullu a Rajoy suena tan contundente como el de Sánchez.

En las formas es posible, pero la experiencia y su trayectoria democristiana deja claro que el PNV puede negociar con el PP. No sería la primera vez.

¿Tiene Sánchez alguna posibilidad de liderar un gobierno alternativo?

El PSOE no puede gobernar a cualquier precio ni dar la impresión de que entrar en La Moncloa es nuestro único objetivo. La militancia del PSOE rechaza una abstención que facilite un gobierno del PP, pero de eso no se deduce que nosotros tengamos que hacer cualquier cosa para gobernar. No tiene sentido vender nuestros principios o traicionar nuestro código ideológico.

page vertical

¿Ha traicionado Pedro Sánchez los principios o el código ideológico del PSOE?

Pues para serle sincero no sé exactamente lo que piensa Pedro Sánchez porque llevo…

¿Cuánto lleva sin hablar con él? ¿No hay comunicación entre Ferraz y los barones?

Desde la última conversación que tuvimos después de las elecciones generales, en este juego de confesionario que, le adelanto, no se va a volver a repetir porque me parece absurdo. No tiene sentido que llame a los dirigentes territoriales y luego nos criminalice. Es mejor que hablen ya los militantes, y así no nos hacemos daño unos a otros. Aún así quiero hablar y estoy dispuesto a hablar con Pedro Sánchez de manera leal y discreta todas las veces que me lo pida, que para eso es el Secretario General. Pero, sí, le diré que llevamos meses sin hacerlo. Han pasado muchas cosas en España y continuamos sin conversar.

¿Se puede liderar un partido sin mantener comunicación con las cancillerías territoriales?

Se puede mandar.

¿Se puede mandar, pero no liderar?

En los partidos políticos se lidera desde el liderazgo social. A mí me interesan líderes que ganen la voluntad de la opinión pública. Los partidos somos medios, no fines en sí mismos. El PSOE tiene que ser un instrumento al servicio de la opinión pública, al servicio de los ciudadanos y de los intereses generales.

Que hablen ya los militantes y así no nos hacemos más daño

¿Tiene alguna información de que el PSOE esté negociando con los independentistas para liderar un gobierno alternativo?

Información, no.

¿Teme que se pueda llegar a eso?

Estoy convencido de que Pedro Sánchez será coherente con lo que ha prometido, con lo que propuso el Comité Federal el mismo 28 de diciembre y con los valores y las reglas del juego del propio PSOE. La conversación en sí misma no es preocupante, lo malo sería que un partido progresista como el nuestro se niegue a hablar. Es más, creo que lo de Cataluña se va a arreglar sólo hablando. Pero una cosa es hablando, y otra dependiendo. Tenemos que ser independientes de los independentistas.

La resolución del comité federal decía “no” a negociar con los independentistas y “no” a un gobierno de Rajoy o cualquier otro dirigente del PP, ¿me puede aclarar a que dice “sí” el PSOE? ¿quieren ustedes terceras elecciones?

El PSOE tiene 85 partes de 350 de responsabilidad de lo que pasa en España. No me quejo de la presión de los medios de comunicación o del PP, pero una cosa es que el PSOE sea solución a los problemas del PP y otra es que sea la bisagra. Tenemos nuestra responsabilidad sin duda; tenemos que hablar pensando más en los intereses generales que en los intereses electorales y ambas cosas están comunicadas. Al PSOE le ha ido siempre muy bien cuando los intereses del país y los intereses electorales han coincidido. A cualquier partido, desde luego a los que tenemos vocación de gobierno, nos va muy mal cuando la militancia de un partido se divorcia por completo de sus votantes. Eso es lo que hay que evitar. Si alguien ha pretendido generar desconcierto o que hubiera ausencia de claves o información, conmigo lo ha conseguido. Sinceramente, ahora mismo hay mucha gente que se ha debido dedicar a quitar las balizas para saber o conocer el camino.

page palomera

¿Quiere decir que está desconcertado con la estrategia o el camino emprendido por su secretario general?

No, no así de claro. No he dicho eso. No doy por hecho que Pedro haya buscado desconcertarnos, lo que digo es que llevo mucho tiempo sin hablar con él y por lo tanto no tengo conocimiento personal de cuáles son las claves que maneja.

¿Y cuáles son las claves que manejan los críticos?

Yo tengo mi opinión. Unas veces es a favor y, otras, crítica. No me identifico con ningún concepto de crítico como algo definitivo. Pero creo que es bastante entendible en clave socialista el rechazo al Partido Popular. Lo que pasa es que el arte de la política consiste en combinar bien el espacio, los tiempos, el ritmo, los sentimientos y la cabeza. Ningún partido, y menos el PSOE, puede funcionar sin cabeza ni corazón. Si alguien confunde el corazón con las entrañas, se equivoca.

¿Ha confundido esta dirección la cabeza o el corazón con las entrañas?

No puedo llegar a tanto porque desconozco por completo cuál es el camino a seguir en el que está pensando Pedro Sánchez. No quiero evitar la pregunta, es que, a mí, literalmente, me molesta muchísimo confesarme ignorante. Pero soy un auténtico ignorante de lo que Pedro Sánchez piensa hacer.

No participaré en un nuevo juego de confesionario con Sánchez

Pues, dígame, al menos, si usted prefiere un Gobierno del PSOE con 85 diputados o uno del PP con 137

Es que los dos gobiernos son imposibles. No se trata tanto de tener presidente del Gobierno, sino de saber al día siguiente quién está en mejores condiciones de garantizar la Constitución, el Presupuesto o los compromisos internacionales. Por ese orden.

¿Hay en el PSOE, además, de Guillermo Fernández Vara, alguien que hable con claridad y diga en público lo que defiende en privado? ¿Entiende que se acuse a los barones de practicar el mismo tacticismo que Sánchez?

Bueno, pero yo soy tan barón como Iceta.

Usted tiene una responsabilidad institucional que él no tiene.

No entiendo por qué se cabrean si yo hago entrevistas y no se cabrean si las hace Iceta

No lo digo por las entrevistas, sino por la ausencia de claridad en sus apuestas.

Cada uno tiene su forma. Recomendé a Pedro Sánchez no ir a la investidura y obligar al PP a asumir su responsabilidad; seguro que con la idea de ayudar al Jefe del Estado y desbloquear la situación política, tiró para adelante sabiendo que era difícil; apoyamos, aun siendo muy difícil, su intento de formar gobierno con Ciudadanos y Podemos… Seguramente hay gente en el PSOE que no quiere bajo ningún concepto ver a Pedro Sánchez en La Moncloa, yo no tengo ese problema. Pero no es de recibo hacerlo a cualquier precio.

garcia page

¿Se puede llegar a La Moncloa con Podemos?

No es lo que peor veo. Preferiría un acuerdo diferente, pero eso dependería de las negociaciones. Si hubiera salido la formula Podemos y Ciudadanos, o el apoyo de uno y la abstención de otro, tendríamos una buena operación política adaptada a la realidad tan rara que hay en España. El problema es que muchos ciudadanos piensan que, si volvemos a intentar esa opción, les estamos engañando. He escuchado a un dirigente de Podemos decir que preferiría un acuerdo con Ciudadanos, Podemos y PSOE a terceras elecciones. Claro, lo que habría que preguntarle es por qué no lo prefirieron antes de las segundas elecciones

¿Cuándo decidió el PSOE que Twitter fuera la plaza pública donde dirimir sus diferencias?

Soy muy partidario de que usemos las redes sociales, pero WhatsApp no puede ser el modelo de funcionamiento del PSOE. No puedo identificar responsables, pero muchos tenemos la sensación de que hay gente que manipula las redes sociales para atacar, herir o insultar a los dirigente políticos que les conviene insultar. Discrepo de algunas cosas que he escuchado a Guillermo Fernández Vara, pero es uno de los mejores políticos de este país, de los que te habla mirándote a la cara. Le entiendo perfectamente cuando se siente atacado desde redes sociales y movimientos teledirigidos. Lo que no sabemos es quién está detrás. Pero lo sabremos. La próxima dirección del partido tiene que encargarse de saber si alguien ha utilizado torticeramente las redes sociales.

Si alguien ha tenido alguna estrategia para echar a Sánchez ha sido de un torpeza tremenda

¿Se debe abrir una investigación interna sobre lo que ha pasado?

Mejor no mezclar debates en este momento. El partido tiene pendiente responderse a sí mismo por qué nos quedamos en 90 diputados. Pero cuando intentamos hacerlo viene la segunda pregunta: ¿Por qué ahora estamos en 85? Y tiene pendiente un debate interno, que hemos ido aplazando por la simple razón que lo urgente es formar gobierno o contribuir a solucionar el problema institucional que tiene el país. Pero eso no quiere decir que hayamos digerido todavía el resultado. No creo que sea imputable exclusivamente a Pedro Sánchez. Esa digestión y esa reflexión no la tenemos hecha.

¿Se equivocaron en establecer ese orden: primero España y luego el PSOE

Sí, hay gente que me dice que para resolver el problema de España primero habría que tener un diagnóstico preciso de lo que le pasa al PSOE. Sigo siendo partidario de arreglar primero las instituciones del país y luego abordar nuestro debate interno. No soy nada partidario de mezclar ambas cosas, ni en un sentido ni en otro. No quiero involucrar a los intereses del país para echar a este Ejecutiva ni creo que otros lo deban hacer para mantenerla. Aunque es verdad que hay quien juega torticeramente con todos los calendarios. Pero para que nadie se engañe: el debate interno del partido va a llegar. Personalmente, creo que van a hablar los militantes, uno a uno y en secreto.

¿En qué formato y cuándo van a hablar los militantes?

La secretaría general se elige por voto secreto directo de todos los militantes, de modo que ese procedimiento existe.

¿Hay un plan para echar a Pedro Sánchez?

No, yo no lo conozco. Nunca nadie me ha planteado ninguna estrategia para atacar al secretario general.

No tiene sentido que Sánchez nos llame [a los barones] y luego nos criminalice

¿Nunca se han planteado que dimitiera la mitad más uno de la Ejecutiva?

No. Negar que hay malestar en el partido sería absurdo a estas alturas; negar que hay distintas opiniones estratégicas sería absurdo porque, evidentemente, estamos en pleno debate vivo, a veces debates en carne viva. Si alguien ha tenido alguna estrategia para echar a Pedro Sánchez ha sido de una torpeza tremenda.

¿Les ha ganado Pedro Sánchez la batalla del “no” ante la militancia y los barones han renunciado a defender el interés de los electores?

No es mi caso. Soy del PSOE y me moriré siendo del PSOE, pero ni nací ni me he criado soñando con ser secretario general de Castilla La Mancha. Sé que a mí me juzgan mis votantes y mis militantes por ser presidente. El único problema es que tenemos que recuperar entre todos que el objetivo es ganar las elecciones, no subir dos disputados. ¿Usted cree de verdad que si fuéramos a terceras elecciones y subiéramos dos diputados habrá algún listo que piense que ya se ha salvado el PSOE?

Me temo que sí

Entonces una de dos: o no piensa o no es listo.

Imaginemos que falla su predicción y que vamos a terceras elecciones, ¿cree como Felipe González que deben irse los actuales líderes políticos?

En realidad no llegó a plantear que se tendrían que ir todos. Lo que dijo es que, por ellos mismos, por su propio interés, por su propio beneficio, no querría verlos otra vez teniendo que explicar lo inexplicable. No es exactamente lo mismo. No dijo lo que tenía que pasar, sino que puso sobre la mesa lo que muchos ciudadanos van a terminar pensando, y es que es un fallo de toda la ganadería.

page aire

¿Lo comparte?

Creo que si hay terceras elecciones es inevitable que los candidatos sean los mismos. Es más, si hay impotencia por parte de los partidos y de los dirigentes políticos para arreglar el problema, la única solución real y sincera la tienen que dar los ciudadanos. Castigando a todos o inclinando la balanza.

¿También es partidario de que repita como candidato Pedro Sánchez?

No he dicho “ser partidario”, sino que es inevitable. ¿Por qué? Porque si lo que quieren los ciudadanos es echarle una reprimenda a los dirigentes políticos que han sido incapaces de llegar a acuerdos, tienen que dar la cara.

Eso es tanto como pedirnos a los ciudadanos que depuremos las responsabilidades que ustedes no han querido depurar dentro de sus propias organizaciones.

En democracia los ciudadanos tienen la primera palabra y los políticos de hoy se están empeñando en que además tengan la última. Yo no quiero terceras elecciones, preferiría un acuerdo. Pero tampoco estoy dispuesto, por ejemplo, a que para evitar unas terceras elecciones el secretario general de mí partido sea candidato cuestionando la Constitución o la soberanía nacional. ¡Vamos, de ninguna manera! Eso sería hacer que mande Homs o Puigdemont en La Moncloa.

Si alguien ha pretendido generar desconcierto, conmigo lo ha conseguido

¿Seguiría usted el ejemplo de Rodríguez Ibarra, que ha dicho que se iría del partido inmediatamente en ese caso?

No. Es más, no creo que el PSOE pueda prescindir de gente como Ibarra. Yo sería de los que le llamaría para intentar convencerle de que no haga eso. Es mejor intentar cambiar las cosas desde dentro del partido que irse fuera. No.

Si los independentistas estuvieran dispuestos a aparcar esa hoja de ruta secesionista como ha sugerido Homs, ¿qué problema habría en pactar con ellos?

No he oído a ningún independentista que aceptase una reforma constitucional. Dicen que están dispuestos a meternos en la sartén, encender el fuego y hablar del tema del referéndum luego, cuando necesitemos presupuestos y estabilidad. Vamos a ver, el PSOE no tiene que dar la sensación de estar desesperado de llegar el Gobierno a cualquier precio y de cualquier manera, menos traicionado sus principios sentido. Los ciudadanos españoles han hablado con claridad, ha habido un segundo intento y ha subido el PP. Lo que más me preocuparía de haber terceras elecciones es que el Partido Popular siguiera creciendo y que formase gobierno con Ciudadanos sin necesidad de hablar con nadie más.

¿Qué sería entonces del PSOE?

Que tendría tres tipos de problemas: que seríamos irrelevantes y el PP promocionaría a Podemos; que estaríamos limpiando todas las vergüenzas al PP y que el PSOE sacrificaría su pátina de partido moderado e institucional. El PSOE tiene que quitarle todos los votos que pueda a Podemos, pero no a base de podemizarse.

Creo que entre PP y PNV hay más avances de lo que puede parecer

¿Susana Díaz sigue siendo un activo del PSOE o se ha convertido en parte del problema?

Es la presidenta de la Comunidad Autónoma más grande de España. Tiene cualidades políticas evidentes y, por tanto, me parece que sigue siendo un activo importante. En realidad ha aparecido en la escena nacional anteayer, se puede decir que es una persona nueva aunque lleve toda la vida en política. Algunos llevan más tiempo en el candelero. Creo que sigue siendo una referencia en el PSOE. Otra cosa es si tiene planes concretos. Eso no lo sé.

¿Tampoco habla con Susana Díaz?

Sí, Susana Díaz llama más.

¿Y no le cuenta sus planes?

No, sinceramente. Y tenemos amistad como para hablarlo. Pero alguien que tiene que presidir una Comunidad y tiene mil problemas todos los días, de verdad créame, tiene que poner por delante los intereses de su región y del país.

¿Comparte con Felipe González lo que dijo en diciembre que, si fuera ella, él no optaría al liderazgo del PSOE?

Desconozco en qué clave lo dijo Felipe González. Ella no sé si quiere o no quiere. Capacidad desde luego tiene, y gente como ella es indispensable en la política española.

El bloqueo no es responsabilidad ni de PP de PSOE, sino del independentismo

¿Y no cree que se ha dejado jirones de credibilidad por tanto amagar y no dar en el último año?

Bueno, en esta dinámica que tiene el PSOE los jirones son multidireccionales. Todos tenemos arañazos, seguramente.

Nuevo intento. ¿Ha llegado el momento de que Díaz dispute el liderazgo o calle para siempre?

El momento no ha llegado porque estamos en pleno paréntesis institucional. Fiel a mi argumento de separar el plano orgánico del institucional, creo que vamos a intentar entre todos resolver la papeleta que tiene el país. Es lo prioritario. Al paso al que vamos, la prórroga va a durar más que el partido. Vamos a intentar arreglar esto, y no creo que haya alguien que para evitar un congreso quiera estar permanentemente en elecciones. En el mismo momento en que se forme Gobierno tiene que convocarse el congreso del partido. Yo tengo mi opinión, pero hoy no la puedo expresar.

page cámara

Esa es la que trato de averiguar.

No puedo darla, no sería bien interpretada en estos momentos.

Llevo mucho tiempo sin hablar con mi secretario general, por tanto no sé cuáles son las claves que maneja

¿Cree en una tercera vía?

No creo en las terceras vías. Hay quien planteó, por ejemplo, que Pedro Sánchez era la tercera vía entre Madina y Susana.

Por ejemplo, la propia Susana Díaz.

No creo que se reproduzca el modelo. En España las terceras vías son medianas y por las medianas no se circula.

¿La elección, pues, será entre Sánchez y Díaz?

No lo sé, sinceramente no lo sé. No es descartable ese escenario.

¿Sabe que vuelve a sonar el nombre de Madina como competidor de Pedro Sánchez en un hipotético congreso?

Yo creo que va a haber mucha gente que anime a Madina. Le respeto mucho y me considero suficientemente amigo de él como para que si tiene esa opción, o se lo piensa, me conceda el honor de hablarlo primero. Le daré mi opinión sincera. Creo que Madina está infrautilizado.

Tradúzcame eso

Valioso, sinceramente valioso.

Sin el PSOE no hay solución al colapso institucional que hoy tiene a España bajo la lupa de la comunidad internacional

¿Valioso como para plantearse de nuevo el liderazgo del PSOE?

Bueno, yo no descartaría a nadie y seguramente la solución del PSOE no pasa por una persona. Estamos en partidos políticos muy complejos y sociedades muy complejas y no tendría mucho sentido que si España ya ha decidido evitar el bipartidismo durante una época, los partidos vayan hacia el monopolio. Es decir, doy por hecho que lo que pasa en España, que es un congreso muy dividido, va a terminar ocurriendo en los partidos.

¿Una bicefalia?

No creo en las bicéfalas. Pero dicho esto, haya o no una persona con capacidad de incluirnos a todos con liderazgo estamos en tiempos en los que son muy importantes los equipos, aunque siempre tiene que haber una cabeza.

¿Un interpuesto como el que buscó Susana Díaz con Sánchez en 2014?

El PSOE no está como para experimentos. Tiene que responder sus disputas internas en un congreso sincero, franco, donde seguramente haya que hablar de ideas, aunque las tenemos más claras de lo que parece. Estamos muy reafirmados en nuestra doctrina socialdemócrata. Es más, es lo que estamos aplicando los presidente autonómicos. No hay que inventar la pólvora, no vamos a cambiar las siglas y tampoco soy partidario de quemar Ferraz. Me parece que es una buena sede independientemente de que perturba mucho a sus habitantes de vez en cuando. Me criticaron una vez porque dije que había que hablar de personas y luego de ideas. Que yo sepa las ideas las tienen las personas. No tiene mucho sentido que los ciudadanos estén pensando en el cartel electoral de cada partido y en el PSOE no lo hagamos.

¿Entonces no desfilaran los tanques el domingo por la calle Ferraz, como esperan algunos?

Yo no tengo tanques. Por tanto, sí, estoy seguro de que no desfilarán

¿Y exigirán los barones responsabilidades a Sánchez por las elecciones vascas y gallegas?

No puedo hablar por todos. Pero cuando pasen las elecciones, en función de los resultados, habrá que ajustar el dial para entendernos. Tendremos que reflexionar a fondo. De todas las elecciones hay que sacar lecciones y yo confío en que los resultados van a ser buenos.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

- ¿Cuál es el plan de Susana Díaz para el comité federal del PSOE?

- Sánchez propondrá al Comité del PSOE intentar formar gobierno e Iglesias se deja querer