Huffpost Spain
Laura Riestra Headshot

Trump, la rana Pepe y la ‘Derecha Alternativa' de EEUU

Publicado: Actualizado:
RANA
AFP
Imprimir

Son jóvenes, muy creativos y adictos a las redes sociales. Se les conoce por sus ‘memes’ y por el logo con el que abanderan sus ideas: la rana Pepe. Son parte del movimiento estadounidense Alt-Right (The alt Right Movement, la Derecha Alternativa), que ha visto en Donald Trump la plataforma perfecta para que sus ideas arraiguen en la sociedad. Sus seguidores no quieren que se les vincule con el Ku Klux Klan o los neonazis, pese a que son herederos del supremacismo blanco. De ahí que carguen contra el Partido Republicano, pero no contra Trump, un candidato atípico a todos los niveles.

La Alt-Right surge durante la presidencia de George W. Bush y la entrada de EEUU en Irak, tal y como explica a El Huffington Post Julio Cañero, director del Instituto Franklin. “Se trata de un movimiento muy conservador, alejado del ‘establishment’ de Washington y, en política exterior, aislacionista. Se consideran herederos de las viejas políticas conservadoras clasistas”. En su manifiesto, sin embargo, ellos insisten en que su aparición en la vida política “es en el 2015”, añade Cañero.

Sus ideas son claras: se oponen a la inmigración, a la igualdad de derechos, y, en resumen, a lo políticamente correcto. Son las bases de un movimiento que es profundamente anti musulmán y anti-semita. “Se autodefinen como ‘conservadores naturales,’ mayoritariamente blancos, de clase media que da prioridad a los intereses de los que son como ellos. Se ven a sí mismos como un movimiento transnacional que persigue materializar el instinto conservador”, explica el director del Instituto Franklin.

Si su nacimiento está vinculado al presidente Bush, su desarrollo se da con la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama, a quien no consideran "un verdadero estadounidense". "Una de las razones de ser del movimiento es la homogeneidad, la pertenencia a la ‘tribu’, como ellos dicen. Y el presidente Obama no es el ejemplo de lo que ellos consideran un auténtico americano", expone Cañero.

A partir de ahí, y con la irrupción de Trump en la campaña presidencial, han comenzado a ser más fuertes. Prueba de ello es el que es considerado su brazo mediático, Breitbart News, una de las 1000 webs más populares de internet y está en el puesto 180 de las más visitadas en EEUU, según el medidor de audiencias Alexa.

alexa

Nada más entrar en esta página de noticias, las cosas quedan claras: salta un anuncio de Donald Trump instando a que la gente se sume a su campaña. “Mucha de su información es en contra de las políticas de Obama y últimamente aparecen muchas noticias relacionadas con la campaña electoral. Son anti-Hillary Clinton”, afirma Cañero. No sólo eso, el director de la web, Steve Bannon, es el actual jefe de campaña de Trump.

captura

Esta web, descrita por Bannon como “la plataforma de la derecha alternativa”, ha respaldado exabruptos del magnate durante esta campaña, como sus dudas sobre los orígenes de Obama, cuando dudó sobre la imparcialidad de un juez “por ser mexicano”, y sus alegaciones de que tras los ataques del 11-S se pudo ver a musulmanes celebrando el atentado en Nueva Jersey. De ahí que Trump acostumbre a compartir esa clase de noticias desde su cuenta de Twitter.

El movimiento no tiene un líder claro, pero figuras como Bannon han asumido el rol de centralizar a sus seguidores. Junto a él, Milo Yiannopoulos, editor asociado de Breitbart, es otra de las personas destacadas de esta "derecha alternativa de EEUU". A Yiannopoulos se le considera uno de los "consentidos" del llamado movimiento, aunque se desiligue de él. Este polémico periodista -fue expulsado de Twitter por sus comentarios y acosar a una de las actrices de Cazafantasma- explicó en el canal CNBC que no se considera Alt Right, pero que sí le han dado "voz" a este grupo. En esa misma entrevista aseguró que los seguidores de este movimiento no son racistas, sino que es gente que "simplemente celebra la civilización occidental".

Lejos de esa imagen inofensiva, los que simpatizan con Alt-right no sólo se sirven de Breitbart, sino que también se congregan en sitios como 4Chan, el foro Trump, y se mueven por las redes sociales como pez en el agua. Las usan para difundir sus memes y sus discursos basados en la provocación y ofensa. El propio Trump se sirvió de uno de sus mensajes para atacar a Clinton en Twitter: publicó una imagen de la candidata demócrata junto a una estrella de seis puntas y un mensaje que decía: "¡La candidata más corrupta!". Las críticas no tardaron en llegar, acusando al republicano de utilizar palabras con doble sentido, además de jugar con viejos estereotipos sobre los judíos y la corrupción. Él negó las acusaciones, eliminó el tuit -eso sí, como suele pasar en internet, quedó registrado-... Pero volvió a publicarlo con un círculo en lugar de la estrella.

clinton

También está el caso del meme de la Rana Pepe, que acaba de ser declarado “símbolo de odio” en Estados Unidos por la Anti-Defamation League (ADL por sus siglas en inglés), una organización cuya misión es combatir la propaganda antisemita y la divulgación de otros mensajes de odio. Desde que se creó este meme, en 2005, ha tenido múltiples connotaciones, pero la ADL ha explicado a través de un comunicado que ahora se usa para “promover ideas antisemitas y ofensivas.” Y ese tipo de imágenes han circulado “por Twitter, Facebook y otras redes sociales”. El propio Trump retuiteó este meme con su cara, cosa que también hizo su hijo.

Trump Jr publicó en su cuenta de Instagram una foto editada que mostraba a varios aliados políticos de su padre en formación de combate. Una de las figuras era la Rana Pepe con el cabello del magnate:

Son pruebas de cómo el magnate ha dado un nuevo empujón a este movimiento, cuyo número de seguidores es muy complicado de determinar. "Diría que hay miles de estadounidenses que simpatizan con él, está claro que cada vez son más, pero no se puede determinar cuántos son porque la gran mayoría no lo admiten públicamente", declaró a ABC News Jared Taylor, editor de la American Renaissance, publicación que promueve la supremacía blanca.

Gane o no Trump el 8 de noviembre, las alarmas sobre el auge de este movimiento ya han saltado: está claro que esta ideología radical no desaparecerá tras estas elecciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Desmontando a Donald Trump: el magnate antes de la estrella
Créetelo: Donald Trump ha dicho todo esto sobre las mujeres
Así sería un gobierno de Trump

También en El Huffington Post

Close
10 caras de Donald Trump
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección