ECONOMÍA

Si quieres ser funcionario, este es tu momento

¿Cómo optar a una de las plazas de empleo público de 2017?

07/07/2017 16:04 CEST | Actualizado 07/07/2017 16:08 CEST

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una oferta pública de empleo de 20.280 plazas para 2017: 15.998 ordinarias y 4.282 extraordinarias para lucha contra el fraude y la mejora de los servicios públicos.

De esta cifra, 14.155 plazas son de libre ingreso y 6.125 serán para promoción interna. A estas plazas se suman las 7.969 aprobadas en marzo, lo que da un total de 28.249 plazas.

Se trata la mayor oferta de empleo público de la última década. De las aprobadas hoy, de las 14.155 plazas de libre ingreso, 10.323 son de carácter ordinario (reposición de bajas por jubilación) y otras 3.832, extraordinarias (nuevo empleo). El resto de plazas, 6.125 serán para promoción interna de funcionarios de la Administración General del Estados (AGE). De estas, 5.675 son ordinarias y 450, extraordinarias.

Todas estas plazas se enmarcan en la macroconvocatoria prevista para los próximos tres años, que firmaron sindicatos y el Ministerio de Hacienda para convocar 250.000 plazas en todas las Administraciones durante los próximos tres años.

La convocatoria es la más ambiciosa de los últimos años y cubre casi el total de las reposiciones, a excepción de 800 plazas que no se verán beneficiadas.

MÁS PERSONAL CONTRA EL FRAUDE

Era un clamor que viene de lejos: no hay suficiente personal en la lucha contra el fraude. Más de la mitad de estas 4.282 nuevas plazas se incorporarán a los servicios de inspección de fraude fiscal y laboral y la intervención de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (la mitad para 2017 y la otra mitad para 2018). En concreto, 2.150. Los siguientes ámbitos que se cubrirán serán la Seguridad Social (la mitad para este año y la otra mitad para 2018) y el Servicio Público de Empleo Estatal (215 en 2017 y 200 en 2018), con 564 y 415 plazas respectivamente. Otras 320 plazas aumentarán la plantilla de la Inspección de Trabajo (160 plazas este año y 160 el próximo), 178 a la Intervención General del Estado (89 este año y 89 en 2018), 150 al DNI y 505 al DGT.

El paquete se completa con la convocatoria de 5.000 plazas en la modalidad de promoción interna, a las que se sumarían otras 500 asociadas a la Oferta de Empleo Público extraordinaria.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha precisado que si a estas 20.280 plazas se les añaden las 7.969 plazas aprobadas hace unas semanas para docentes y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el total de plazas de la oferta de empleo público para 2017 alcanza las 28.249 (20.451 de turno libre y 7.798 de promoción interna).

Con estas 4.282 nuevas plazas de este año, se crea empleo público en España por primera vez desde 2010.

SI QUIERES SER FUNCIONARIO, ESTE ES TU MOMENTO

¿Quiénes pueden optar?

Aunque las convocatorias están abiertas a todos los ciudadanos, la Administración priorizará a los interinos con el objetivo de reducir la tasa de temporalidad en el sector público del 23% al 8%.

¿Cómo?

Para acceder a una de estas plazas es necesario superar las pruebas selectivas u oposiciones. El Estado exige rellenar y presentar una solicitud de inscripción y presentarla en el Registro Telemático del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas o en el Registro del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) o en los registros de delegaciones y subdelegaciones del Gobierno.

El modelo de solicitud es el 790, descargable desde la web del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y en el INAP. Para presentarlo, hay un plazo de 20 días desde la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial del Estado. El BOE, sí, el BOE es tu mejor amigo si preparas oposiciones. Presentar la solicitud tiene coste (tasas), pero hay quien está exento por su situación económica o de salud.

¿Qué tipo de empleo ofrece la Administración?

Desde funcionario de carrera, pasando por personal laboral, funcionario interino y personal directivo hasta personal eventual, cada Administración tiene una variedad de puestos. Los funcionarios de carrera son los únicos que tienen un puesto asegurado para toda la vida, y existen distintas categorías en función de la responsabilidad (A, B, C, D y E). Los interinos también han superado unas oposiciones o pruebas pero su empleo es transitorio, no fijo. Luego está el personal laboral y eventual, los contratados. Los primeros, con una presencia más prolongada que los segundos.

¿Dónde?

El portal de Empleo Público de la Administración General del Estado informa de toda las posibilidades existentes. Atentos al BOE. Recuerda, es tu mejor amigo, y el canal que publica cada convocatoria.

Y si soy interino...

El Gobierno prepara unas oposiciones específicas para convertir en fijos a 200.000 funcionarios temporales, los conocidos como interinos. Las pruebas se realizarán en cada ministerio y se valorará sobre todo la antigüedad. Comenzarán en Educación, Sanidad y Justicia.

En Educación, por ejemplo, la interinidad alcanza casi el 20% y hay territorios en el que se llega al 30%, como en Cataluña, o incluso al 40%, como en Ceuta y Melilla.

El interino tendrá que pasar por una oposición-concurso, que implica una o más pruebas para determinar la capacidad y la aptitud de los aspirantes, para después comprobar y calificar los méritos aportados, así como la formación o títulos académicos de quienes previamente han aprobado los exámenes. La antigüedad será una de las variables que más se tendrá en cuenta ahora, de modo que los interinos irán progresivamente perdiendo su condición y convirtiéndose en funcionarios.

En el sector público hay casi tres millones de asalariados; 668.600 son temporales (el 22,3 % del total) y, de éstos, 276.800 se encuentran en régimen de interinidad (el 9,2 %). Es decir, el contrato por interinidad en el sector público abarca a casi la mitad de los empleados temporales.

Este tipo de contrato de interinidad se utiliza para sustituir a los trabajadores que tienen derecho a una reserva de su puesto de trabajo. También se suele recurrir a este régimen para cubrir temporalmente una vacante mientras dura el proceso de selección que la otorga de manera definitiva.

¿Qué administraciones son las más interesantes?

Agencia Tributaria y Seguridad Social son las áreas con más oferta. Entre 2017 y 2018 se convocarán 2.150 plazas en Hacienda. En términos netos, se recuperarán unas 1.500 de los 3.000 efectivos que perdieron en la anterior legislatura en esta administración.

Además, la Seguridad Social registrará 560 nuevas plazas, el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) 420, la Inspección de Trabajo 320 más, y Tráfico cerca de 40.

A todas estas cifras hay que sumar 150 para las colapsadas oficinas de expedición del Documento Nacional de Identidad (DNI), que si se añaden a las ya previstas en el plan de estabilización suman cerca de 300. Y a todas ellas se pueden añadir algunos cientos más de nuevos empleados en las negociaciones que hoy se completan, lo que elevaría la cifra total hasta los 4.000 nuevos puestos.

¿Alguna plaza para mí?

La oferta contempla 1.923 plazas de personal laboral y 4.282 nuevas plazas de funcionario. En función de tu formación, puedes optar entre otras a una plaza de:


¿Cuánto voy a ganar?

Los salarios de los funcionarios son públicos y las tablas salariales de fácil acceso. El sueldo de un funcionario dependerá de la categoría a la que pertenece y el número de años desde que ocupó su puesto.

El Grupo A (pertenecen a este grupo aquellos cuerpos o escalas que requieran la posesión de un título universitario, concretamente doctores, licenciados, ingenieros superiores y arquitectos. Los funcionarios de este grupo realizan tareas principalmente de dirección y alta gestión) cobra 1.120,15 euros al mes, a lo que se ha de sumar 43,08 euros por cada trienio que acumule sirviendo a la administración; mientras que un funcionario de nivel A2 ingresa 968,57 como sueldo base, más 35,12 euros por trienio.

Un funcionario de nivel B recibe 846,66, más 30,83 por trienio. Estos son técnicos superiores (Ingenieros Técnicos o Arquitectos Técnicos) y quien tiene una diplomatura universitaria. Realizan tareas de ejecución y gestión.

Las escalas más básicas, C1 y C2, reciben 727,23 euros los primeros (más 26, 58 por trienio) y 605,25 (18,08 extra por cada tres años trabajados) los segundos. Estos son los que cuentan con un título de Bachiller Superior, BUP o han cursado un ciclo formativo de Grado Superior. Son trabajos de carácter administrativo, secretaría y oficina, de mantenimiento de archivos...

Para ser funcionarios del grupo D es necesario tener el Graduado en ESO. En este caso las tareas a realizar son administrativas de apoyo. Cobran 8.462,46 euros brutos anuales.

En el grupo E entran los que tienen certificado de escolaridad. Desempeñan tareas manuales y auxiliares y cobran 7.755,44 euros brutos anuales.

Junto al sueldo por grupos, y las pagas extraordinarias, tenemos que sumar los conocidos como complementos, que serán al menos tres y que tienen que ver con el destino, el puesto y la productividad.

El complemento de destino se se establece a través de un baremo que abarca 30 niveles y cuya cuantía oscila entre los 968,75 euros mensuales que van desde el funcionario del nivel más alto, hasta los 91,75 que ingresa el de nivel 1.

Por otro lado está el complemento específico, que puede variar dependiendo del puesto que se desempeñe, y cuya cuantía anual no se ha incrementado este año,

Por último está el complemento de productividad, que prima el rendimiento, el interés y la iniciativa.

Ponte a estudiar

Para muchas de estas convocatorias, todavía estás a tiempo. Para otras, no llegas ni aunque te infles a Katovit, por el volumen y dificultad de los temarios.

En torno al negocio de los opositores, ha surgido un número cuasi infinito de escuelas en las que prepararse las pruebas. En unos casos son necesarias, para otras convocatorias no tanto. Lo que finalmente importa es hincar codos y practicar, practicar e hincar codos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR