NOTICIAS

Una vacuna contra la meningitis B también protege contra la gonorrea

Un equipo de investigadores neozelondés ha descubierto que el medicamento contra la meningitis protege hasta un 31% frente a la ETS.

12/07/2017 18:21 CEST | Actualizado 12/07/2017 18:45 CEST
GETTY

La gonorrea campa a sus anchas por el mundo. Esta dolorosa enfermedad de transmisión sexual (ETS) contagia a unos 78 millones de personas cada año y le planta cara, casi sin esfuerzo, a los antibióticos con los que se ha venido combatiendo. Las bacterias de la gonorrea son "particularmente inteligentes", como han señalado desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), y evolucionan para resistir cada nuevo antibiótico que se emplea contra ellas.

Esa resistencia antibiótica, sumada a las prácticas sexuales de riesgo en todo el mundo, dibujaba un panorama poco alentador. Pero a la gonorrea le ha surgido un enemigo inesperado: una vacuna creada contra la meningitis B ha resutado ser útil también para proteger contra esta ETS.

Ha sido un equipo de investigación de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) quien ha descubierto que el medicamento, llamado MeNZB, reduce hasta un 31% la incidencia de la gonorrea. Su estudio ha sido publicado en la revista The Lancet.

ENSAYOS CLÍNICOS

Para alcanzar esta conclusión, los expertos utilizaron datos de once clínicas de salud sexual de personas de entre 15 y 30 años que habían sido diagnosticadas con gonorrea o clamidia, o ambas, y que, además, habían sido elegidas para inmunizarse contra la meningitis durante la campaña 2004-2006.

De esta forma, observaron que los que habían sido vacunados tenían menos riesgo de contraer la gonorrea y, de hecho, cuando analizaron factores como el género, área geográfica o etnia, descubrieron que la vacuna contra la meningitis B reducía hasta en un 31% la incidencia de gonorrea.

"Estos hallazgos proporcionan pruebas experimentales de que las vacunas contra la meningitis podrían ofrecer una protección cruzada moderada contra la gonorrea", ha comentado la codirectora del estudio, Helen Petousis-Harris.

LA HISTORIA DE LA GONORREA

La bacteria que causa la enfermedad fue descubierta en 1879 por el médico alemán Albert Neisser, y por eso lleva su nombre: Neisseria gonorrhoeae. Pero venía causando estragos desde mucho antes: Hipócrates describió sus efectos y Galeno, en el año 130, le dio su nombre, que procede del griego y viene a significar "liquido seminal".

Se refería el célebre médico clásico a uno de los síntomas de la enfermedad: una secreción purulenta que confundió con el flujo de los órganos sexuales. Además, como síntomas, está la inflamación de esos órganos y el dolor a la hora de orinar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-El sexo oral está creando un tipo de gonorrea superpoderosa

-La gonorrea le está ganando la lucha a los antibióticos

-Los humanos nos hicimos monógamos para evitar las enfermedades de transmisión sexual y ser más competitivos