ECONOMÍA

A tortas por la huelga del Prat: El Gobierno culpa a los trabajadores y Colau, al Ejecutivo

Fomento reforzará la presencia de la Guardia Civil en el aeropuerto y estudia emitir un laudo para resolver el conflicto.

11/08/2017 10:06 CEST | Actualizado 11/08/2017 16:06 CEST

Pim, pam, pum por la huelga de los trabajadores de Eulen, la empresa de seguridad del aeropuerto del Prat de Barcelona, que ayer volvieron a rechazar la oferta de la compañía y aprobaron mantener los paros de manera indefinida.

Mientras el Gobierno, de boca del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, señala la responsabilidad de los trabajadores; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, culpa al Ejecutivo de Rajoy de la actual situación.

De la Serna, en declaraciones a la Cadena SER, ha asegurado, además, que el Gobierno no descarta "ninguna de las opciones" para garantizar la seguridad del aeropuerto, entre las que se encontraría que sean la Guardia Civil y la Policía Nacional quienes asuman los controles de acceso a la zona de embarque.

"En ningún caso decimos que esa sea la solución pero vamos a considerar todas las opciones (...) No tenemos ninguna decisión tomada", ha subrayado el ministro. En su opinión, el escenario de huelga es "mucho peor" al de paros parciales y habrá que analizar cuál será la afectación a los viajeros.

"No conozco ninguna negociación en la que haya una oferta de incremento salarial del 18%", ha dicho el ministro de Fomento

Además, el ministro cree que "no hay mucha voluntad" de negociación por parte de los empleados y ha pedido que se cumplan los servicios mínimos. De la Serna cree que la actitud de los trabajadores "ha sorprendido a todo el mundo" y ha subrayado que la Generalitat, que actúa de mediadora en el conflicto entre Eulen y sus trabajadores, ya no considera al actual comité de huelga un interlocutor acreditado.

Eulen se encarga de la seguridad en 21 aeropuertos españoles, Prosegur en 17 e ICTS en otros siete. Los tres aeropuertos restantes son para Segurisa (Santander y Jerez de la Frontera) y Tablisa (Palma de Mallorca).

Según De la Serna, los trabajadores, "en una auténtica falta de respeto" al proceso, han decidido no poner fin al conflicto en una asamblea "abracadabrante", en la que se sometieron a votación opciones que no habían sido debatidas y que, "con mucho esfuerzo", habían sido asumidas por una de las partes.

El ministro ha recordado que Eulen ha pasado de una propuesta inicial de subida de 30 euros al mes a aceptar los 200 euros planteados por la Generalitat. Por el contrario, los trabajadores han pasado de la petición inicial de 350 euros al mes a los 312 euros (en 12 pagas).

"No conozco ninguna negociación entre patronal y sindicatos en la que haya una oferta de incremento salarial del 18%", ha subrayado De la Serna.

COLAU SEÑALA AL GOBIERNO

"Lo que hay en el fondo es un problema de gestión de Aena y de pésima gestión de externalizaciones", ha respondido Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, también en declaraciones a la SER.

Colau ha asegurado que el conflicto que se vive en El Prat tiene que "ser un toque de atención" y ha lamentado que "quien paga el pato siempre son los trabajadores, que ven precarizadas sus condiciones, y los viajeros".

"Hacemos responsables al Estado, al Gobierno y exigimos que arreglen esta situación que han generado ellos", ha dicho Colau.

La regidora barcelonesa ha criticado que se realicen "licitaciones con bajas temerarias para ahorrar dinero" en servicios públicos y que se diga que es un asunto de "recursos económicos" cuando "Aena ha tenido un 40% más de beneficios".

"De esto hacemos directamente responsables al Estado, al Gobierno y exigimos que arreglen esta situación que han generado ellos", ha añadido.

COLAS INTERMITENTES

En medio de la polémica, el Aeropuerto de Barcelona ha vivido este viernes una mañana de colas intermitentes de duración variable. De 5 a 6 horas ha habido paros de 75 minutos en la Terminal 1, el mismo tiempo que otros pasajeros han esperado ante los mostradores de facturación, situación provocada por la antelación de algunos viajeros con miedo a perder el avión.

En la Terminal 2 también se han visto colas de hasta una hora; en este caso, a las 10 de la mañana, cuando se ha masificado, aunque sin llegar al extremo de otras jornadas.

Las colas han desaparecido de las terminales poco antes de acabar el segundo parón de una hora de esta jornada, y el tiempo de espera ha sido menos de 20 minutos.

Así, se ha recuperado la normalidad a la espera de los dos paros de este viernes por la tarde, que serán a las 16.30 y a las 18.30, con unos servicios mínimos del 90%.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR