POLÍTICA

Rajoy presume de la gestión del Gobierno tras los atentados de Cataluña

El presidente del Gobierno no descarta reformar el Código Penal para reforzar la lucha contra el yihadismo

25/08/2017 13:51 CEST | Actualizado 25/08/2017 16:19 CEST

Desaparecido desde la misa del pasado domingo por las víctimas de los atentados en Cataluña, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reaparecido cinco días después para presumir de la gestión del Gobierno tras la matanza, advertir de que "si es necesario" reformará por tercera vez el código penal para incrementar la lucha contra el yihadismo, citar a García Lorca y descartar que se vaya a realizar un registro de imanes porque "en ninguna faceta de la vida se deben tomar decisiones en caliente".

Sentado a la mesa habitualmente ocupada por el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, Rajoy ha asegurado que la investigación de los ataques "sigue abierta y durará tiempo" y ha presumido de que, desde el primer momento, hubo una "coordinación fluida y constante tanto a nivel de decisión política como a nivel técnico de responsabilidades policiales".

Tal y como hizo en la misma madrugada del jueves y el viernes por la mañana, ha reclamado a los partidos políticos "unidad" y ha hecho un llamamiento a que se sumen al pacto antiterrorista. "La unidad tiene que ser algo más que una foto de dolor compartida, debe ofrecer resultados en forma de reformas y mejoras que doten a nuestros jueces de mejores herramientas en la lucha contra esta lacra", ha apuntado.

La unidad —la fragil unidad de estos días—como elemento de combate al terrorismo: "Es lo que merecen las víctimas, lo que quieren los ciudadanos y lo que evita que las sociedades democráticas se desestabilicen cuando hay este tipo de ataques". Por eso, ha hecho un llamamiento a que en la manifestación de este sábado en Barcelona acuda el mayor número de personas posible: "Allí, con toda la sociedad catalana, y con toda España, representada por el rey don Felipe y por infinidad de representantes políticos y sociales, volveremos a dar una imagen clara de unidad, de repulsa al terrorismo y de amor a la ciudad de Barcelona".

REGISTRO DE IMANES

En relación a la propuesta de crear un registro de imanes, ha apuntado que es una decisión que "no se debe tomar en caliente" y ha insistido en que lo importante es conocer las conclusiones de las investigaciones. Sólo a a partir de ahí, se podrá "ver cuáles son las decisiones que hay que tomar en el futuro para evitar que estos acontecimientos no se vuelvan a repetir".

En el turno de preguntas, Rajoy ha evitado contestar a quienes critican su ausencia de mensajes y apariciones públicas desde el domingo asegurando que "no tiene sentido entrar en detalle" sobre este asunto, y ha recordado que el mismo día de los ataques, se trasladó a Barcelona junto con la vicepresidenta primera, el ministro del Interior y la titular de Sanidad.

"Hoy lo que toca es que todos mantengamos la unidad en la lucha contra el terrorismo. No olviden que los culpables son los terroristas", ha agregado.

Rajoy no ha descartado una nueva reforma del código penal —sería la tercera— aduciendo que si los yihadistas "modifican sus comportamientos" a la hora de actuar, el Gobierno debe hacer lo propio para combatir sus amenazas: "Ya hemos modificado las leyes dos veces y si es necesario, se hará otra vez", ha avanzado.

En su comparecencia, el presidente del Gobierno ha recurrido a Federico García Lorca para alabar La Rambla de Barcelona, calle en la que se produjo el atropello masivo el 17 de agosto: "La calle más alegre del mundo, donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca, rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros y antigua".

Este ha sido el momento:

Esta mención al poeta granadino, no ha sentado muy bien en las redes sociales, que no han tardado ni un segundo en recordarle al jefe del Ejecutivo lo obvio:

TE PUEDE INTERESAR

El imán de Ripoll levantó sospechas en Bélgica por sus sermones radicales

Driss Oukabir tuvo un juicio rápido por violencia machista tres días antes de los atentados