POLÍTICA

Los catalanes menores de 35 años son más independentistas que sus mayores

¿Qué argumentan para apoyar la ruptura con España?

12/09/2017 10:59 CEST | Actualizado 12/09/2017 10:59 CEST
EFE

Los jóvenes en Cataluña, que viven desde hace años el auge del sentimiento independentista, están en primera línea del movimiento por la ruptura con España.

La aspirante a profesora Anna Comellas, de 20 años, recuerda que su abuelo era simpatizante de la dictadura de Francisco Franco (1939-1975). Sus padres no son nacionalistas, pero ella se volvió independentista en contacto con los otros alumnos en sus clases.

"Los tiempos avanzan y la gente se da cada vez más cuenta de que estar en España nos perjudica", sentencia, señalando que en la escuela entendió que los catalanes contribuyen más a las arcas españolas de lo que reciben a cambio, una queja recurrente entre los separatistas.

Su padre la acusa en broma de ser una "rojilla", pero esta votante de la CUP, partido independentista de extrema izquierda, tiene una explicación. Sus padres "ya tienen la vida hecha, han trabajado y no necesitan un cambio en su vida. Nosotros vemos lo que está por venir", dice, evocando los efectos de la crisis económica y la ausencia de perspectivas para los jóvenes.

"SER RESPETADOS COMO CULTURA"

"Me gusta ver la unidad, el respeto que nos tenemos unos a otros. Es lo único que queremos, que se nos respete", asegura Cristian Par, un barcelonés de 21 años. Su madre argentina aprendió el catalán al llegar, se integró sin dificultad y "es independentista".

"A los 16 años, leía las noticias y vi que lo más justo era constituirse en Estado para tener más recursos y ser respetados como cultura", señala el joven, que no se siente "relacionado con la cultura española".

Laura Alberch, una periodista de 25 años de Vic, un bastión del independentismo al norte de Barcelona, asegura que construyó su identidad política "en función de cómo nos tratan desde Madrid". "Mis antepasados murieron en la Guerra Civil asesinados por Franco y mis padres eran nacionalistas", explica.

"Estamos en el siglo XXI y esta Constitución que dice que (el referéndum) es ilegal es de hace 40 años, los tiempos cambian", opina Alberch.

LOS JÓVENES, MÁS INDEPENDENTISTAS Y POLARIZADOS

El último sondeo del centro de estudios de opinión que depende del gobierno catalán daba una ligera ventaja al 'sí' a la independencia entre los jóvenes de 18 a 34 años.

"Los jóvenes son un poquitito más independentistas que sus mayores", asegura a AFP el politólogo Pablo Simón. Muchos han experimentado desde corta edad el auge del separatismo, desde principios de 2010.

Las generaciones por debajo de los 35 años "van a tener una propensión a ser más independentistas, por lo menos más polarizados", agrega.

Pero también hay jóvenes para quienes salir de España no es importante, aun cuando, al igual que cerca del 70% de los catalanes, apoyan la idea de celebrar un referéndum legal y pactado con el Estado.

"No me gustan los patriotismos, tanto de un lado como de otro", declara Cristina Sánchez, de 21 años. La joven, cuyos padres proceden de la región de Extremadura, asegura que votará 'no' si la consulta tiene lugar. "Me siento catalana y española", subraya.