BLOGS

¿Sobrevivirá el cometa ISON al sol?

27/11/2013 07:28 CET | Actualizado 26/01/2014 11:12 CET

Llega el 28 de noviembre. Unos celebrarán San Esteban, otros el aniversario del lanzamiento de la Mariner 4, y muchos celebrarán su cumpleaños. Pero astrónomos tanto aficionados como profesionales llevan esperando ese día desde hace meses. ¿Por qué? El cometa C/2012 S1 ISON tendrá su máximo acercamiento al Sol (perihelio). ¿Sobrevivirá?

Pocos días antes de ese perihelio, el cometa ha dejado de ser visible para los astrofotógrafos porque está demasiado cerca de nuestra estrella enmascarando así el brillo de la bola de nieve sucia que es el ISON.

Este cometa ha sido uno de los cometas más fotografiados. Los astrónomos aficionados han sido testigos de excepción de su paso, lo han fotografiado y nos lo han mostrado en cientos de miles de imágenes compartidas en las redes sociales. Ahora, debido a su cercanía al Sol los únicos datos de los que disponemos son los proporcionados por los observatorios solares situados en el espacio, como son el SOHO y las STEREO.

2013-11-26-imagenISON.jpg
Imagen del cometa ISON tomada por Esteban García Navarro, socio de AstroCuenca.

Antes de que el sol enmascarase al ISON, su brillo era todavía algo inferior al de la estrella Polar, con lo que era un objeto que podía pasar desapercibido en estos fríos amaneceres otoñales. Ahora la pregunta es: ¿sobrevivirá el ISON a su perihelio?

No se sabe a ciencia cierta qué sucederá. Lo que sí es seguro es que su brillo aumentará considerablemente debido al calentamiento que sufrirá su superficie con la consiguiente producción de gases y aumento de sus colas. Pero cuidado... Este sobrecalentamiento también puede provocar su fragmentación.

Pero... ¿qué sucederá si el cometa sobrevive al perihelio? Si el cometa sobrevive, nos sorprenderá con un gran brillo debido a la gran cantidad de gases que se habrán desprendido de la parte sólida. La magnitud del brillo que tendrá es algo que trae de cabeza a los científicos porque las simulaciones ofrecen resultados muy dispares. En lo que sí que están de acuerdo es que su brillo no dejará indiferente a nadie ya que será perfectamente visible a simple vista, al menos durante la noche.

Otra cosa que no debemos olvidar: el ISON no es el único cometa que puede sorprendernos. El cometa C/2013 R1 Lovejoy viene pisando fuerte. Descubierto en septiembre de este año, el 22 de diciembre estará en el perihelio y los modelos de simulación también le otorgan un gran brillo, incluso antes del perihelio. A ver si nos toca "el premio gordo" y estas navidades podemos disfrutar de su presencia en el cielo.

2013-11-26-imagenLovejoy.jpg
Imagen del cometa Lovejoy tomada por Esteban García Navarro, socio de AstroCuenca.