BLOGS

Tú sigues decidiendo

12/11/2013 07:32 CET | Actualizado 11/01/2014 11:12 CET

Hace unos meses hablaba en este blog de una iniciativa novedosa en la que estaba participando: Ahora Tú Decides (ATD). Esta plataforma de participación política online quería invitar a la ciudadanía española a comenzar a construir un proceso de cambio desde abajo. Y para ello proponía una herramienta revolucionaria: votar de forma directa a través de internet los puntos básicos de un programa de cambio político, económico y social. La convocatoria fue un éxito, y en unas pocas semanas más de 50.000 personas participaron en esta votación configurando los rasgos básicos de un programa basado en la apuesta por la democracia participativa, la transparencia, la justicia económica y la defensa de lo público.

Pero más allá del sano ejercicio democrático de hallar los puntos en común que ponen de acuerdo a aquellos ciudadanos ansiosos por ver cambios en nuestro país, muchos de los que participasteis entonces os habréis preguntado: ¿y ahora qué? Pues bien, desde hace un par de semanas ya está en marcha la segunda votación de ATD, en la que se quiere pasar de decidir el qué a determinar el cómo. Esta nueva macroconsulta ciudadana pregunta a todo aquel interesado en cambiar las cosas cómo querría organizarse dentro y fuera de las instituciones para comenzar este proceso de cambio. Es decir: esta consulta servirá para ver qué acciones en la calle tienen más apoyo popular ahora mismo, y si hay espacio para configurar una nueva opción política que pueda conquistar las instituciones en nombre de los ciudadanos. La ciudadanía está ávida de una nueva forma de participación política, y eso es lo que pretende ofrecer Ahora Tú Decides: una herramienta para que los ciudadanos configuren una plataforma de participación a su medida, decidiendo no solo un programa, sino pudiendo presentarse si así lo desean como candidatos a las siguientes citas electorales para defender ese programa consensuado entre todos, o pudiendo elegir entre todos los que presenten sus candidaturas quiénes entrarán en una lista electoral.

¿Un partido más, diréis? Esa no es la idea. Son los ciudadanos participantes en la votación, no los impulsores de ATD, los que decidirán si se acude o no a las siguientes elecciones, si se hace a través de un partido o agrupación de electores, si se realizan unas primarias con la presentación de candidatos y el voto totalmente abiertos a cualquier ciudadano, o si es necesario buscar alianzas con otras fuerzas. De hecho, los impulsores de ATD ni tan siquiera presentarían personalmente candidaturas a esas primarias: solo se limitarían a gestionar esta herramienta para que cualquier ciudadano pueda, por fin, participar en política directamente. ¿El resultado? Una herramienta a disposición de todos y plenamente configurable de forma colectiva.

Los resultados de esta segunda votación comenzarán a hacerse públicos en las próximas semanas, aunque seguirá abierta para que participen todos los que no hayan podido hacerlo en este tiempo, y los resultados irán actualizándose posteriormente. Junto a la primera publicación de resultados, se lanzará una wiki en la que cada ciudadano podrá proponer ideas, debatir y desarrollar las propuestas programáticas consensuadas en la primera votación. El resultado será la elaboración colectiva de propuestas de calidad a partir de los puntos básicos elegidos en las votaciones.

A pesar de que este proyecto pueda ser muy ilusionante, sin duda cualquier proceso de cambio en condiciones no se puede iniciar hoy en día sin contar con la necesidad de converger con otros grupos y movimientos que están trabajando para cambiar las cosas. Por eso, varios impulsores de ATD han estado en diversas reuniones impulsadas por agrupaciones y partidos políticos que ya han planteado alternativas de unión en un frente común, proponiendo los resultados de la primera votación como puntos de un consenso de mínimos desde el que partir aunando fuerzas. Por mi parte, espero sinceramente que los ciudadanos que están participando en esta segunda votación refrenden esta necesidad de apostar por la confluencia con otros grupos y movimientos sociales, para que por fin pueda empezar a moverse en este país un nuevo frente social que apueste de verdad por la participación ciudadana, la transparencia y la justicia económica.

ELECTRIFY THE WORLD