Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Jonathan Gómez Cantero Headshot

Yo soy geógrafo

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Si, así es: soy geógrafo y a mucha honra. Y no, no es lo que seguro está pensando. No me dedico a saberme de memoria ni los ríos ni los pueblos, ni tampoco las capitales o el nombre de la montaña más alta de Madagascar. Hago mucho más. La Geografía es 'esa ciencia, gran desconocida, que estudia y describe la superficie de la Tierra en su aspecto físico, actual y natural y habitado o no por la humanidad, sin olvidar su evolución histórica y las relaciones que en ese espacio haya'. También puede ser descrita como 'la ciencia que estudia el paisaje o incluso esa bella rama del saber que sólo los que se adentran en ella saben exactamente lo que es'.

Un geógrafo puede dedicarse a diversos campos: la ordenación territorial, el urbanismo, el desarrollo local, los planes de impacto ambiental, la demografía, el medio ambiente, la agricultura, la política, la climatología, la biogeografía, la cartografía, el turismo, el peritaje judicial... y además con una gran ventaja: la transversalidad que esta disciplina tiene con respecto a otras.

Ya que, mientras algunos sólo estudian "la atmósfera", el geógrafo sabe comprenderla, analizarla, ver los efectos que tiene en el territorio, las ventajas y riesgos para los ciudadanos... una serie de circunstancias que quedan infravaloradas cuando los recién licenciados salen al mundo exterior, ya que la pregunta generalizada que les hacen es "¿te sabes las capitales de todo el mundo?".

Quizá sorprenda saber que algunos geógrafos han sido históricos: Herodoto, Eratóstenes, Estrabón, Ptolomeo, el gran Alexander Von Humboldt, o el naturalista Alfred Russel Wallace sin el que Darwin no hubiera publicado su Teoría de la Evolución.

También hay geógrafos famosos como el baloncestista Michael Jordan, la cantante Amy MacDonald, el dictador Pinochet (no sabía si era buena idea citarle), Fran Hervías, Secretario de organización de Ciudadanos y varios presentadores del tiempo en televisión: Jacob Petrus (TVE), Lluís Obiols (La Sexta), Joanna Ivars (Cuatro)...

Pese a todo ello, el debate interno en la Geografía ha saltado con el nuevo año. El Instituto Nacional de Estadística publicaba que esta disciplina es la decimotercera peor para encontrar empleo, y no se equivoca. Desde el año 2012 en que yo mismo acabé la carrera se ha visto como pasa desapercibida esta titulación y el problema que tiene para los jóvenes, autónomos: conseguir proyectos o puestos a los que optar. Esto pasa por el desconocimiento de la sociedad en general.

Lo triste es que se siga viendo cómo son los propios geógrafos los que están perdiendo la esperanza y cada vez opinen peor de algo que verdaderamente gusta. Yo mismo llevo siendo Vocal Estatal del Colegio de Geógrafos de España casi tres años y he tenido que decir a compañeros de profesión que el geógrafo no hace sólo mapas, hace lo que quiera hacer si se ve capacitado para ello.

He visto cómo grandes catedráticos de Geografía en universidades públicas han preferido contratar y apostar por un Licenciado en Ambientales o en Biología para hacer mapas o explicar una asignatura de Geografía Industrial (¿ni nosotros mismos nos defendemos?), también me han dicho que los geógrafos no tienen por qué dedicarse a estudios de impacto por petroleras, que eso es de otros (cuando decenas de empresas de geógrafos lo hacen día a día). Por no hablar del problema de la desunión profesional que ni las distintas asociaciones ni el propio Colegio ha sido capaz de solventar.

La Geografía se está perdiendo y los siglos de antigüedad de esta disciplina están quedando en el olvido. Sólo pido a los que sean geógrafos que lo digan sin miedo y a los que lo sean y sigan creyendo desde sus acomodadas sillas que todo va bien, que revisen si los planes de estudio, la lucha profesional o la imagen pública de esta ciencia están bien establecidas.

Yo lo digo sin miedo: soy geógrafo.