NOTICIAS
20/11/2014 08:13 CET | Actualizado 20/11/2014 08:13 CET

Estos zapatos de ballet de alta tecnología muestran lo explosivo que es el baile

Tratar de fijar la vista en el zapato de un bailarín de ballet no es muy distinto de tratar de seguir los movimientos de un palo de hockey por la pista. Una bailarina da patadas y realiza giros, piruetas y arasbescos, sometiendo a su cuerpo a un frenesí de movimientos guiados por los pasos precisos de pies entrenados durante años. Esos pies pasan del suelo al aire de formas tan gráciles como caóticas, atravesando el escenario de un extremo al otro en patrones hipnóticos que arrastran al ojo tras de sí.

A la diseñadora y bailarina amateur Lesia Trubat le gusta con pasión el movimiento frenético de los bailarines. Sus antiguos proyectos iban enfocados a iluminar los pasos del ballet, transformando la fugaz imagen de un bailarín físico en una nueva forma de lenguaje visual (relieves de dos dimensiones que convierten el arrastre de un pie en obras de arte que recuerdan a las letras del alfabeto). Más recientemente, Trubat ha llevado esta fascinación al terreno digital con E-Traces:

Sigue leyendo después de la imagen.

E-Traces es un pequeño mecanismo digital pegado a la suela y los laterales del zapato de los bailarines, un invento desarrollado por el maestro de los "aparatos eléctricos cosidos", Lilypad Arduino. Este mecanismo graba el contacto del pie con el suelo y permite al bailarín "dibujar" sus movimientos en multitud de pinceladas de datos que se envían a una app. El resultado es un mapa deslumbrante de la coreografía, como puede verse en este vídeo:

Sigue leyendo después del vídeo.

Trubat menciona que su inspiración para el proyecto han sido bailarines como Meghann Snow, Tiit Helimets, Anne Teresa de Keersmaeker y Luis Casanova Sorolla. Muchos artistas han explorado la intersección entre danza y tecnología y hay otras apps que rastrean el movimiento y las constantes vitales de forma similar, ha señalado a nuestros compañeros de The Huffington Post. E-Traces combina lo mejor de ambos mundos con una aplicación funcional que permite a los fans interactuar con el ballet de otra manera.

Sigue leyendo después de la imagen.

"Este proyecto podría extrapolarse a más bailes e incluso disciplinas que no tengan nada que ver, como otros deportes", ha explicado a The Huffington Post. "Las aplicaciones son variadas. Podría servir desde para el autoaprendizaje o para mostrar los pasos en una clase de baile, hasta para la representación gráfica de una actuación en directo", sostiene. Los bailarines podrían ver sus propios movimientos en vídeo, extraer capturas y analizarlas. Puede servir para corregir coreografías y documentarlas de nuevas maneras, incluso con el móvil.

Sigue leyendo después de la imagen.

Aquí puedes ver más imágenes del proyecto de fin de grado de Trubat, que le ha llevado tres meses. ¿Cómo ves ahora el futuro de la danza?

Este post/artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés por María de Sancha.