POLÍTICA
25/05/2018 12:35 CEST | Actualizado 20/06/2018 11:17 CEST

Piden 26 años de cárcel a unos jóvenes por devolver la vida al pueblo de Fraguas

Así es la historia de los repobladores de Fraguas, que han reconstruido un pueblo abandonado y podrían ir a prisión.

Cuando uno sube por el pequeño camino que llega al pueblo de Fraguas (Guadalajara) y observa a su alrededor, es difícil imaginar que todo lo que está viendo —las casas, la fuente, el guardaleña, los almacenes...— está construido por un grupo de chavales que llegaron allí huyendo de la precariedad de la ciudad. Se trata de jóvenes de distintos ámbitos —activistas, sociólogos, arquitectos, profesores...— que empezaron a repoblar aquel lugar de Guadalajara que hasta los 60 fue el hogar de un centenar de personas. ¿El problema? El pueblo fue finalmente abandonado y posteriormente destruido por los militares. Hoy está declarado "monte público no urbanizable". Por eso, este viernes los repobladores están llamados a juicio denunciados por la Junta de Castilla - La Mancha y se enfrentan a 26 años de prisión en total.

Paneles solares, albercas de agua potable, casas reconstruidas sobre los cimientos de las que estaban derruidas, biblioteca, cocina, calefacción, una huerta, gallinas, un taller... El colectivo de repobladores tiene claro que una de sus prioridades es el respeto al medio ambiente, por eso han retirado los escombros y el plomo que dejaron allí los militares y han reconstruido sobre los cimientos que ya había de las casas originales para respetar la arquitectura original. Casa Cándida es la residencia principal, así llamada en honor a la mujer que la ocupaba allá por los 60.

Recuperando la memoria de lo que fue Fraguas

Lo único que quedaba intacto en Fraguas cuando llegaron los jóvenes era el cementerio. Gracias a eso conocieron a los antiguos habitantes del pueblo como Isidro, Rafael o Vicente, que superan ya los 70 años y se fueron de Fraguas a trabajar a la ciudad recién cumplidos los 18. Los tres hombres subían regularmente a dejar flores a sus madres y abuelas y, un día, se encontraron con los repobladores. "Cuando vinimos y los vimos, nos dio mucha alegría. Volvía a haber vida en el pueblo", cuenta Isidro, que sueña con volver a llevar a sus hijos y contarles las historias del que había sido su hogar sin tener que imaginárselo sobre los escombros.

"Este siempre será vuestro pueblo", le dicen los nuevos habitantes de Fraguas, que quieren poner a las casas el mismo nombre que tenían, han recuperado los días en los que se celebraban las fiestas y planean poner una placa en honor a las personas que tuvieron que irse de allí en los 60.

CARLOTA E. RAMÍREZ
Isidro posa con los antiguos habitantes y el cuadro que les ha regalado.

Isidro les ha dedicado también un libro que ha escrito él mismo sobre la vida en Fraguas. En él cuenta anécdotas sobre lo que vivió en el pueblo para que no se queden en el olvido. "Quiero recordaros que tratéis con el cariño y el respeto que se merecen esas piedras que hoy están muertas y caídas entre las zarzas y la maleza, que en otros tiempos tuvieron vida y formaron parte de la historia de estas gentes que tanto lucharon por la vida y tantas calamidades pasaron", escribió en la dedicatoria.

Y así lo han hecho. "No hemos hecho ninguna construcción de nueva planta, sino que hemos respetado los cimientos que había", cuenta Jaime Merino, uno de los repobladores. Les acusan de un delito de ordenación del territorio, entre otras cosas. "Es el mismo del que acusan a los de Marbella", critican. Además, insisten en que a los políticos se les llena la boca con los problemas de despoblación rural y señalan su incoherencia. Una de las comunidades autónomas más despoblada de España es Castilla La-Mancha, que desde 2013 forma parte del Foro de Regiones Españolas con Desafíos Demográficos, encargado, entre otras cosas, de tratar de dar solución a esta despoblación.

Colectivo Fraguas
Así encontraron Fraguas cuando llegaron en 2013.

Un juicio 'in extremis' y sin los testigos requeridos

Un año después de recibir la denuncia de la Junta de Castilla-La Mancha, llega el juicio. Este martes recibieron la noticia de la primera vista, pero no todos los acusados han recibido la notificación para personarse en él. Tampoco los testigos que iban a declarar a favor de los repobladores. Por eso denuncian que se trata de un proceso "in extremis" y que les limitan el derecho a la defensa.

El abogado Erlantz Ibarrondo, que está llevando la defensa de los denunciados, explica que en la primera vista de este viernes solicitarán la participación de los testigos en el juicio; "si no nos dejan, tendremos que recurrir". Para él, es un "sinsentido" lo que está pasando en Fraguas: "Hay otros pueblos en la zona construidos sobre monte público y la Junta, en 2013, les dijo a estos chicos que igual se podría hacer una concesión, por lo tanto, si la hiciesen, sí que sería autorizable construir allí". Explica que el delito contra la ordenación del territorio se creó cuando se dio el boom inmobiliario. La petición que han abierto en la plataforma Change.org para parar la demolición cuenta ya con más de 70.000 firmas.

CARLOTA E. RAMÍREZ
Invitan a comer a los antiguos habitantes en la casa principal.

Les piden 26 años de cárcel en total: dos por delitos contra la ordenación del territorio, dos años y cuatro meses por el delito de daños y 600 euros a cada uno por la pena de usurpación de monte público. A todo ello se suma 26.779 euros para sufragar la demolición. Ibarrondo resalta lo absurdo que es: "Les acusan de daños a un monte que estaba destruido por los militares. Los chicos retiraron los escombros y el plomo y arreglaron el lugar, y ahora les acusan de delito de daños y les mandan demolerlo para que vuelva a quedar destruido. Eso es lo más sangrante".

El letrado explica además que, aunque la Junta asegure a los medios que no quiere cárcel para nadie, ha llevado desde un principio este caso por la vía penal, "el último ordenamiento jurídico en usar, ya que hay muchas leyes administrativas para estos casos y se han ido directamente a lo penal".

COLECTIVO FRAGUAS

¿Doble vara de medir?

Un día antes del juicio y tras la aparición del caso en varios medios de comunicación, la Junta de Castilla-La Mancha ha querido abrir una vía de negociación bilateral utilizando de intermediarios a Ecologistas en Acción, aunque de momento no ha querido retirar la denuncia. El delegado del gobierno manchego Guadalajara, Alberto Rojo, insiste en que están a favor de este tipo de proyectos repobladores pero "el problema de Fraguas no es un núcleo urbano y la ley no permite construir allí. Lleva despoblado desde los años 60". A pesar de ello, admite que aún no ha ido a conocer el proyecto.

Los que sí se han acercado son algunos diputados de Podemos que apoyan el proyecto y se han ofrecido a ayudarles con el empadronamiento y el permiso, aunque los repobladores se sienten engañados por ellos. "Nos han ofrecido instalarnos en otro pueblo, pero nosotros ya tenemos mucho trabajo aquí", dice Merino.

COLECTIVO FRAGUAS

Los chicos señalan que existe una doble vara de medir, ya que hay municipios en Guadalajara que sí cohexisten dentro del parque natural, como Muriel o Santotis. Además, existen casos en los que se ha construido ilegalmente sobre montes reforestados con dinero público también en Guadalajara y de los que la Junta es consciente y, a pesar de estar investigado, no se ha llevado a juicio. Un ejemplo son las construcciones de nueva planta en Almoguera, donde se hicieron 200 chalés y una plaza de toros.

Colectivo Fraguas
Reforestando el monte

Los chicos de Fraguas han movido cielo y tierra para que se conozca su caso. Se han puesto en contacto con organizaciones internacionales y han conseguido que vengan personas de distintos países a apoyarlos como Israel, Austria, Gran Bretaña... Su caso ha saltado a la prensa internacional en diarios como The Guardian y se habla de ellos en más de una cadena de televisión.

Colectivo Fraguas

"Nos vemos viviendo aquí con nuestras familias", cuentan los jóvenes. "Para tener un trabajo precario por 600 euros al mes siempre hay tiempo", añaden cuando hablan de la ciudad. Quieren un "modelo de sociedad comunitario, autosuficiente y autogestionado". "No se trata de nuestro pueblo", añaden, "sino de un proyecto social".

COLECTIVO FRAGUAS

¿CÓMO PUEDO CONTACTAR O COLABORAR CON LOS REPOBLADORES DE FRAGUAS?

A través de donaciones a su cuenta bancaria:

IBAN: ES15 1491 0001 2430 0008 1648

BIC/SWIFT: TRIOESMMXXX

Dirección: Triodos Bank, C/ José Echegaray 5, cp: 28232, Las Rozas, Madrid

Nombre: Teresa Sánchez-Fayos

Email: fraguaspobladores@gmail.com

Pincha para firmar la petición en change.org