Aragonès cesa al vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, de Junts, por "pérdida de confianza"

Tras reunirse con el Govern y con el número 2 de Junts durante toda la tarde y la noche por la petición de una moción de confianza lanzada por su socio de coalición.
|
Aragonès, en un momento de su mensaje para anunciar el cese de su vicepresidente
Aragonès, en un momento de su mensaje para anunciar el cese de su vicepresidente
Europa Press News via Getty Images

El día más largo de Pere Aragonès —y no han sido pocos sus días largos— en mucho tiempo ha acabado del modo más abrupto. El presidente de la Generalitat ha anunciado que cesa a su vicepresidente, Jordi Puigneró, de Junts, por “pérdida de confianza política” tras el terremoto político abierto en la coalición en las últimas horas. El Govern se rompe y ahora la pelota pasa al tejado de Junts, si decide romper del todo la unión o aguanta con la pérdida de su figura más influyente en el ejecutivo.

El planteamiento de Junts de lanzar una cuestión de confianza contra Aragonès en el Parlament ha llevado al líder catalán a actuar de urgencia y se ha dado la vuelta contra la propia formación, después de que el president convocase de emergencia a su Govern, un encuentro de dos horas en el que ha preguntado, uno a uno a todos los miembros postconvergentes, si se mantenían en la petición de la moción y si querían o no seguir en el Ejecutivo.

A la larga cita, le ha seguido otra aún más larga, de más de tres, entre Aragonès y el secretario general de Junts, Jordi Turull. Un encuentro duro, tenso, en el que ambos han hablado del cese de Puigneró pero del que no ha querido dar más detalles el president en su comparecencia al filo de la medianoche para anunciar “un paso doloroso pero necesario”.

“La situación vivida en las últimas horas ha implicado una notable pérdida de confianza”, ha apuntado, personalizándolo en la figura del hasta ahora vicepresidente y también consejero de Políticas Digitales y Territorio, a quien ha culpado por no informarle de las intenciones de su grupo parlamentario.

“Deseo que Junts continúe formando parte del Gobierno, porque el trabajo ha sido bueno”

- Pere Aragonès, presidente de la comunidad autónoma de Cataluña

Con todo, ha intentado apaciguar algo las aguas absolutamente revueltas en el seno de la coalición ERC-Junts, al asegurar que “deseo que Junts continúe formando parte del Gobierno, porque el trabajo ha sido bueno”.

Así, deja en manos de este partido el relevo de Puigneró tanto en la vicepresidencia como en la consejería, si bien ha puesto condiciones. Para Aragonès la figura que proponga su socio (aún) de coalición debe ser una persona que “contribuya a rehacer la confianza y que tenga una clara voluntad de sumar para que el Govern logre sus objetivos”.

Antes de estas palabras, el cabeza del Govern y de ERC había denunciado la “irresponsabilidad” de Junts con su petición de moción. “El país necesita unas instituciones al 100% con la ciudadanía y un gobierno cohesionado, cuya máxima prioridad sea el bienestar de la ciudadanía y eso no es compatible con una cuestión de confianza que puede abocar al país a una interinidad en un otoño y un invierno muy difíciles”, ha apuntado en tono serio desde el Palau de la Generalitat.

“Error histórico”

El exvicepresidente de la Generalitat Jordi Puigneró ha afirmado en Twitter, después de conocerse su cese, que su compromiso por la independencia sigue intacto: “Me pueden cesar de vicepresidente. Lo que no cesará nunca es mi compromiso por trabajar por la independencia de Catalunya”, ha asegurado en un tuit en el que también ha agradecido otro tuit del expresidente Carles Puigdemont criticando su cese.

Por su parte, Junts ha tachado de “error histórico” el cese de Jordi Puigneró y ha acusado a Pere Aragonès de vulnerar el acuerdo del Govern: “La decisión de Pere Aragonès vulnera el acuerdo de gobierno firmado entre los dos partidos y defrauda el mandato electoral del 14-F”, ha criticado el paritdo en un comunicado después de conocerse el cese.

Junts ha explicado que este jueves reunirá a su Ejecutiva “para abordar el escenario político y tomar las decisiones que corresponden, siempre pensando en el progreso y el bienestar de los catalanes y en el alcance de la independencia como objetivo”.

En el comunicado, Junts ha expresado su apoyo a Puigneró por su tarea en el Govern, “que ha sido en todo momento impecable, leal y solvente”. “La decisión del presidente de la Generalitat de cesarlo es un error histórico que pone en peligro la continuidad del proyecto independentista”, y asegura que así se lo ha trasladado el secretario general de Junts, Jordi Turull, en la reunión que ha mantenido con Aragonès en el Palau de la Generalitat durante tres horas.