La Generalitat Valenciana decide aplazar las Fallas por el coronavirus

También las fiestas de la Magdalena de Castellón.
|
Heino Kalis / Reuters

La Generalitat Valenciana ha anunciado el aplazamiento, sin fecha aún, de las Fallas de Valencia (previstas entre el 15 y el 19 de marzo) por el coronavirus “siguiendo la instrucción del Ministerio de Sanidad”. Igualmente ha pospuesto las de La Magdalena de Castellón.

Lo ha hecho el presidente autonómico de la Generalitat, Ximo Puig, que ha apelado a la “comprensión de la ciudadanía, especialmente a los afectados por una decisión tan compleja”, y ha citado que este aplazamiento se produce de la misma manera que se hizo con el Carnaval de Venecia, la Feria de Turismo de Berlín y el World Congress Mobile de Barcelona.

Tras mantener una videoconferencia con el Ministerio de Sanidad, en la que se recomendaba no celebrar ambas fiestas y tras entrevistarse telefónicamente con el ministro y el presidente del Gobierno, Puig ha decidido junto a su ejecutivo aplazar la celebración de las Fallas en la ciudad de Valencia y en el resto de municipios de la Comunidad donde tienen lugar esta fiesta, así como la festividad de la Magdalena de Castellón.

Con esta decisión, “se trata de minimizar el elemento de riesgo para el contagio por aglomeraciones humanas y desplazamientos masivos de personas procedentes de zonas más afectadas”, ha dicho Puig.

Puig ha precisado que la decisión adoptada es “aplazar para más adelante, cuando la situación sanitaria lo permita. Esperamos que sea pronto”, ha subrayado.

Esta “acción de contención” que supone la suspensión de las fiestas de Valencia, Castellón y numerosos municipios de la Comunidad Valenciana “dará resultados”, según Puig, quien ha recalcado que la prioridad es “proteger a los valencianos, especialmente a los más vulnerables”.

Además, Puig ha dicho que la decisión se ha tomado siguiendo criterios científicos, aconsejados por los expertos, de forma coordinada con el Ministerio de Sanidad, porque la unidad de acción es “fundamental”.

El presidente autonómico ha asegurado que el sistema sanitario público está “preparado para hacer frente a las necesidades”, ha pedido “responsabilidad y prudencia” y que se evite “el alarmismo, el contagio del miedo”.

Las fallas más críticas

Tras insistir en que se ha actuado desde la responsabilidad, la prudencia y la proporcionalidad, ha pedido extremar las precauciones para que “vuelva más pronto que tarde la normalidad”.

Puig ha comparecido arropado por su vicepresidentes, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, y los consejeros de Sanidad, Educación, Justicia, Economía y Transportes tras una reunión en la que también ha estado presente el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia y presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana.

En un comunicado, el Gobierno autonómico justifica las decisiones “por responsabilidad, por indicación de los expertos y pensando en el bien general de la población”. Las Fallas iban a tener lugar del 15 al 19 de marzo y ya habían tenido lugar varios actos previos.