ECONOMÍA

La CNMV prohíbe las operaciones a corto para evitar más desplomes de la Bolsa

23/07/2012 14:41 CEST | Actualizado 22/09/2012 11:12 CEST
Getty Images

La "extrema volatilidad de los mercados de valores europeos" ha llevado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a prohibir un tipo de operaciones que ya ha vetado en otras ocasiones en los últimos años.

Se trata de las llamadas operaciones cortas (también ventas en corto o apuestas a la baja), un instrumento que, en manos de expertos especuladores en Bolsa, puede servir para ganar dinero a base del siguiente mecanismo: tomar prestadas acciones, venderlas en el mercado con la esperanza de que su precio baje y cuando lo haga recomprar los títulos (a ese nuevo precio, más barato) y devolverlas al propietario inicial. La ganancia está en la diferencia entre el precio al que se tomaron prestadas y el precio al que se devuelven.

Este tipo de estrategia, que hasta el pasado febrero llevaba vetada varios meses, es realizada principalmente por los fondos de alto riesgo o hedge funds. Mientras los detractores de esta operativa advierten que dispara la volatilidad, sus defensores argumentan que contribuyen a proporcionar liquidez al mercado.

Esta vez, la CNMV ha acordado prohibir estas operaciones "de forma cautelar con efectos inmediatos" por un periodo de tres meses, hasta el 23 de octubre, aunque la medida podría prolongarse o ser levantada si el organismo lo considera necesario. Es un veto a operaciones sobre valores o instrumentos financieros que supongan la constitución o incremento de posiciones cortas netas sobre acciones admitidas a negociación en el mercado secundario oficial español.

"Resulta preciso revisar la operativa de los mercados de valores con el fin de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera", explica el comunicado.

La última vez que España tomó esta decisión fue en agosto de 2011, cuando se prohibieron las operaciones a corto durante medio año. El 15 de febrero de 2012, la CNMV decidió recuperarlas "al haber desaparecido la volatilidad".

Esta vez, el comunicado de la CNMV que la decisión ha sido adoptada ahora al mismo tiempo que Italia, donde la Comisión Nacional para las Sociedades de Bolsa (Consob) ha decidido prohibir de nuevo "de forma inmediata" las posiciones cortas sobre todas las acciones de bancos y aseguradoras, una medida que estará en vigor durante toda la semana.

Por su parte, la prima de riesgo de España, que mide el sobrecoste que exigen los inversores por la compra de deuda española frente a la alemana, alcanzó esta mañana 642 puntos básicos, con lo que la rentabilidad del bono a diez años se mantenía en niveles récord en torno al 7,5 %.