Parece un matiz. Una palabra que, de manera casi imperceptible para el ojo de casi cualquier lector, marca la diferencia. Que es el fruto de un combate que se libra por cada coma y en el que nada es inocente.

Alemania ha conseguido retrasar la unión bancaria que España, aliada con Francia e Italia, reclamaba para principios del año que viene.

La unión bancaria significa, en la práctica, una gran cesión de soberanía a la Unión Europea a cambio de cierta solidaridad. Cuando entre en vigor, los Gobiernos y reguladores nacionales dejarán de tener la última palabra sobre el control de los bancos para que sea el Banco Central Europeo quien se convierta en máxima autoridad. Tendrá poder sobre 6.000 entidades de la eurozona (la práctica totalidad de los españoles incluida). A cambio, el fondo de rescate europeo podrá recapitalizar directamente a las entidades de la eurozona sin pasar por los Estados.

Para el Gobierno de Mariano Rajoy, la recapitalización directa es de una gran importancia, porque los 40.000 millones de euros que anunció que pedirá a la eurozona comenzarán a llegar a partir de noviembre. Con el sistema actual, el dinero europeo llegará a la banca de todos modos, pero lastrando enormemente la deuda y déficit del Estado, ya que la ayuda se canalizará a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Solidaridad, sí, pero también más deuda y déficit para España como país receptor. Como consecuencia de una deuda abultada, el Estado sería víctima de más desconfianza de los mercados y más especulación.

El nuevo acuerdo sólo modifica un par de palabras del texto de conclusiones que los líderes de los 27 llevaban bajo el brazo cuando entraron a la sala de reuniones de Bruselas. En vez de "completar" el "trabajo" sobre un "sistema financiero integrado" a "finales de año", lo que se hará es acordar el "marco legal".

Pero del dicho (el marco legal) al hecho (su aplicación), hay muchas cumbres.

NO TODOS GANAN

En palabras de Olivier Bailly, portavoz de la Comisión Europea, "los líderes de la UE confirman el compromiso de junio", pero "la puesta en marcha será gradual a lo largo de 2013". No especificar la fecha puede suponer un año de retraso, como quiere Alemania. El propio Mario Draghi, presidente del BCE, anunció que técnicamente el mecanismo no podría estar disponible hasta 2014. Pero Rajoy podrá decir que en diciembre se toma una decisión.

Angela Merkel, que dio su brazo a torcer frente a un órdago de Mario Monti y la complicidad de Mariano Rajoy y François Hollande, se sirve así su revancha. Berlín no quiere que la unión bancaria sirva para arreglar parte de esta crisis, sino que sirva como un elemento definitivo en la prevención de la siguiente. No quiere, en una palabra, pagar los platos rotos del sistema financiero de España, país al que de todos modos tendrá que ayudar con un nuevo rescate a través de la intervención en los mercados de deuda para rebajar la prima de riesgo.

Esta frase confirma el verdadero frenazo. España ha defendido hasta el último momento que el rescate de la banca que está en curso (los 40.000 millones del fondo de estabilidad comenzarán a llegar el mes que viene) se beneficiará de la entrada en vigor de la unión bancaria y la recapitalización directa de las entidades.

Es decir, que se aliviaría el peso sobre la deuda pública que supondrá (un endeudamiento de 4 puntos del PIB que se evitaría si la responsabilidad recayese en Europa).

Merkel lo ha dejado bastante claro.

"No va a haber ninguna recapitalización directa retroactiva, sino que solo habrá, una vez que sea posible la recapitalización, esa posibilidad en el futuro", dijo al término de la reunión, según el relato de EFE.

En su comparecencia ante la prensa, Rajoy restó importancia a esos 4 puntos del PIB extra asegurando que no son el mayor problema de España. Puede que no sean el mayor problema de España, pero evitarlos fue el gran triunfo exhibido en junio por el jefe del Ejecutivo.

Compártelo:

"Señoras y señores, yo ya me voy porque me tengo que ir". Así termina el presidente del Gobierno su comparecencia.

Compártelo:

Rajoy: "El documento que hemos debatido no lo ha presentado ningún país. El euro entró en vigor en 1999 y no pagamos en euros hasta tres años después- Son operaciones de gran alcance. La unión fiscal no se puede despachar en media hora. Alemania ha estado en la misma posición de todos está actuando de manera muy constructiva, ha tenido que ver muchísimo con la Unión. Europa no es una batalla de buenos y malos. No se puede construir nada serio así. No me verán nunca en esas batallas. Hay que actuar con grandeza".

Compártelo:

Rajoy: "Creo que en más Europa porque Europa ha avanzado muchísimo a pesar de las dificultades. Por eso, va a recibir el premio Nobel de la Paz. Es muy positivo y nos debe animar".

Compártelo:

Rajoy: "Aquí en Bruselas no me parece razonable que yo me dedique a comentar lo que dice un candidato (por Urkullu). Pero los españoles en 1977 hicieron una gran operación política. Era una situación difícil y se aprobaron normas que han regulado la convivencia desde entonces. Todo aprobado muy mayoritariamente. Y eso y la ley para mí sigue vigente. Creo en España, en la Constitución, y el mundo va hacia grandes procesos de unión. Yo prefiero ir con el mundo".

Compártelo:

Rajoy: "Lo que un presidente de España no puede hacer es actuar bajo presión y yo no lo voy a hacer. No me gustan las presiones. Si hago caso de la presión de un medio de comunicación o de otro, que me puede presionar en varias direcciones, diría poco de mí mismo. No ha habido presión, ha habido opiniones. Y ha habido gente con mucho conocimiento de causa dicen una cosa u otra. Una cosa es opinar y otra decidir".

Compártelo:

Rajoy, sobre la huelga: "Tomar estas decisiones es muy duro. Hemos tenido que subir impuestos, reducir gastos, pero lo hacemos porque hay que hacerlo. Lo que no podíamos hacer es seguir en la misma situación en la que estábamos. Al final, la Administración son como las familias o las empresas: si tiene un sueldo de 1000, no puede gastar 1200 o 1500. Puede hacerlos tres meses con un crédito, pero no siempre porque nadie más le va a prestar nunca y no podrá pagar sus deudas. Las reformas son duras. He hablado con dirigentes europeos y en Rumanía me decía que el IVA está al 24% y no hay IVA reducido. Creo que el grueso de las decisiones importantes en materia de déficit ya se han adoptado. Intentaremos reducir el gasto y aumentar los ingresos de la manera más equitativa posible. No comparto la huelga, no ayuda en nada a España ni a resolver los problemas económicos para nada. Tampoco a la imagen de España. Hay que ir todos juntos. Sería la segunda huelga que se le hace a un Gobierno que no lleva un año".

Compártelo:

Rajoy, sobre el rescate: "Es una decisión que no está tomada, pero si tengo que tomarla, la tomaré. Haré lo que convenga a los intereses de todos los españoles y lo explicaré. Es un instrumento que está ahí y es importante que ese mecanismo exista. Todo el mundo sabe que está ahí y se puede solicitar, pero la decisión no está tomada"

Compártelo:

Rajoy: "Este Consejo Europeo se ha desarrollado muy bien"

Compártelo:

Rajoy: "Se han concretado avances que siempre hemos defendido. Es un momento muy importante en la historia de la integración europea. Para superar la crisis se necesitan muchas cosas, muchas decisiones en España y Europa. Somos conscientes de que son difíciles, pero la situación obliga. Las decisiones de hoy crean confianza".

Compártelo:

Conclusión de Rajoy: "La UE se mueve y España ha impulsado las reformas y ha sido muy activa".

Compártelo:

Habla Rajoy: "Los compromisos del acuerdo del Consejo Europeo de junio han sido asumidos por los 27, lo que va a facilitar las cosas". Sobre la unión bancaria: "Se aprobará este año y su aplicación será en 2013. El BCE será el supervisor. Estamos muy contentos"

Compártelo:

La segunda jornada de la cumbre, centrada en los asuntos de política internacional, ha terminado pronto. Parece que los líderes no tenían muchas ganas de seguir tras la maratoniana jornada de anoche.

Los resultados de la madrugada de este viernes puedes consultarlos aquí:

Rajoy no consigue avances sobre el rescate y Merkel frena la unión bancaria

Compártelo:

El Gobierno español está esta mañana satisfecho con los acuerdos logrados en la noche del jueves.

Fuentes del Ejecutivo valoraron el resultado de la cumbre pese al retraso en la entrada en vigor de la unión bancaria, que Mariano Rajoy quería ver funcionando a principios de 2013. "Fue bastante bien", aseguran estas fuentes, pero "se necesita tiempo".

La unión bancaria consta de dos patas. Por una parte, la supervisión centralizada que hará el Banco Central Europeo de 6.000 entidades. Por otra, la puesta en marcha del mecanismo que recapitalizará directamente a la banca con problemas. Es esto último lo que Rajoy quiere ver funcionando sin demora, porque aligeraría la carga para el déficit y la deuda del rescate de las entidades (de 40.000 millones, según el Ejecutivo) que comenzará a llegar en noviembre. Ese mecanismo no estará plenamente operativo en enero, sino que tardará meses o un año, tal y como quería Angela Merkel, que en otoño se enfrenta a las urnas a las que quiere llegar exhibiendo firmeza frente a los países 'irresponsables'.

La duda, todavía no despejada, ya no es la de si habrá o no unión bancaria. Sí la habrá. La incógnita del calendario también ha quedado resuelta. Merkel ha conseguido frenarlo, en esta cumbre y el funcionamiento pleno podría no llegar hasta 2014, algo que Madrid o París consideran un detalle menor, ya que la unión bancaria llegará, antes o después.

La incertidumbre, no despejada todavía en esta cumbre, es si España se beneficiará de la recapitalización directa aún cuando el rescate de su banca se producirá antes. En otras palabras, si tendrá un efecto retroactivo y aligerará el peso sobre sus cuentas públicas.

Compártelo:

EUROPA PRESS.- Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han encargado hoy al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que explore la posibilidad de poner en marcha un presupuesto central para la eurozona, cuya función sería responder a crisis que afectan a un número reducido de países. A cambio, los líderes europeos se plantean exigir a todos los Estados miembros que firmen contratos con la UE sobre las reformas a que se comprometen, similares a los memorandos de entendimiento que ya deben rubricar los países rescatados.

La mayoría de líderes, encabezados por el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Mario Monti, han rechazado la propuesta de la canciller alemana, Angela Merkel, de crear un supercomisario de Asuntos Económicos que podría rechazar los presupuestos nacionales, incluso si ya han sido aprobados por el Parlamento, si no se ajustan a los criterios de estabilidad.

"Un supercomisario que supervise los presupuestos nacionales no parece necesario", ha dicho Monti.

Compártelo:

La apertura de los mercados es, a menudo, el termómetro del que más se fían los líderes europeos para medir la eficacia de sus acuerdos.

La de este viernes no trajo cambios. A las 10 de la mañana, la prima de riesgo (ese "marcapasos" del presidente del Gobierno, como la calificó Zapatero) bajaba algo más de dos puntos. El IBEX sí baja hasta un 0,90% con Bankia y Popular, los dos bancos más enfermos, registrando mayores caídas.

Compártelo:

Con esta pieza resumen de la primera y más intensa jornada de la cumbre se interrumpe esta retransmisión en directo para El HuffPost.

sala de prensa

Foto: Sala de prensa a las 5 de la mañana.

Compártelo:

Mariano Rajoy, sobre el rescate:

"Nadie ha hablado de esto, no iba en el orden del día. No me consta que nadie haya dicho nada. No hagan mucho caso a lo que vean escrito por ahí. Hasta que yo no se lo comunique no habrá ninguna noticia. De momento no hay nada de nada"

Compártelo:

En una breve declaración ante la prensa, el presidente del Gobierno ha asegurado estar "contento" y "satisfecho" por los avances en la unión bancaria, que según él confirman la voluntad expresada por los líderes en junio.

Sobre el rescate: "No hagan caso a lo que vean escrito", porque "nadie" habla sobre el rescate en el foro que importa, el de los líderes del euro. Mariano Rajoy insiste en que su hoja de ruta, con reformas y recortes del déficit, es la correcta. Y lo demás, lo anunciará él mismo.

Compártelo:

Hollande repite su postura sobre España y el rescate. "Corresponde a España, a ella sola" decidir si pide una intervención en los mercados de deuda. Algo que Rajoy no ha anunciado que hará. Tampoco esta noche.

Compártelo:

Hollande reconoce que la recapitalización directa de la banca española no llegará a tiempo para España, pero lo que se discute sobre España es el rescate de su economía. "En junio" España consiguió un rescate "por el procedimiento que existía" y sigue vigente. "No hubo en absoluto por parte de España" un intento por conseguir la capitalización directa de la banca.

Sin embargo, el presidente francés asegura que la cuestión no se ha abordado directamente. "No fue una tema [de debate] en modo alguno esta noche", dice.

Compártelo:

hollande

El presidente de Francia, en rueda de prensa.

"Hemos confirmado y precisado lo que habíamos decidido en junio", aseguró. La cumbre ha "confirmado la supervisión bancaria y precisado que se pondrá en marcha a partir del primero de enero de 2013".

Hollande confirma que será "a partir del uno de enero de 2013" cuando el BCE empezará a hacerse cargo de la supervisión bancaria. No es lo mismo que lo que pretendía Rajoy: que las asumiese plenamente a partir de ese día. "No es todavía el mecanismo mismo en su traducción efectiva. Hará falta varias semanas, varios meses" hasta que se ponga en marcha.

Según las fuentes consultadas, la entrada en vigor será gradual. Según Alemania, el uno de enero de 2013 no habrá casi nada, más allá del compromiso de llevarlo a cabo poco a poco.

Compártelo:

Compártelo:

La cumbre (sí, finalmente) parece que se acaba de verdad.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparecerá a la salida en breve para informar del desarrollo de la cumbre.

La cumbre ha publicado ya su declaración sobre Grecia. Alaba los "buenos progresos" del Gobierno y el "pueblo griego". Sin embargo, no hay ni rastro del "oxígeno" que reclama Antonis Samaras, su primer ministro, que quiere relajar el ritmo de la austeridad.

Al contrario, se le pide más madera y que avance en el programa de recortes draconianos que ha sumido a sus ciudadanos en la depresión económica...y social.

Ni rastro tampoco del nuevo tramo de ayuda, de 31.500 millones, que Grecia necesita para seguir en pie.

Compártelo:

Compártelo:

La foto creo que lo dice todo. Son las 2:41 y los líderes siguen echándole un último vistazo a las conclusiones sobre la unión bancaria, la integración futura, Grecia...

La foto, de una compañera:

laura gamaz

El tuit, del delegado de El País en Bruselas, Claudi Pérez

Compártelo:

Las ruedas de prensa, previstas para las 2. Rajoy no tiene previsto hablar, pero sí Hollande, Van Rompuy y Barroso.

Compártelo:

Según fuentes comunitarias, serán 6.000 las entidades cubiertas por la supervisión de la unión bancaria y la recapitalización directa de la banca, lo que comprende todas las entidades españolas.

El BCE no tendrá por qué controlar directamente a todas las entidades. Por ejemplo, las muy pequeñas, que no causen problemas al conjunto en caso de tener problemas (las no sistémicas) podrán ser vigiladas por el Banco de España. Pero el BCE podrá tomar las riendas de esa supervisión en cualquier momento.

Compártelo:

captura

Fuentes comunitarias aseguran estar preparadas para que la reunión siga hasta las 3 de la mañana.

En la foto, la sala de prensa del Consejo de la UE.

Compártelo:

La cumbre avanza en Bruselas, con novedades sobre la unión bancaria. Según fuentes comunitarias, y aún a falta de que acabe la reunión, Alemania podría haberse apuntado un gran tanto.

Angela Merkel no quiere que la supervisión bancaria y, por tanto, la recapitalización directa de la banca, entre en vigor a principios de 2013. España, apoyada por Francia o Italia, presiona para que sea así, tal y como se acordó en la cumbre de jefes de Gobierno de junio. A España le va mucho en ello, ya que una vez que entre en vigor, podría verse liberado del lastre que para sus cuentas públicas (y el déficit y la deuda) supone la recapitalización bancaria a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que comenzará a recibir a finales de noviembre hasta 40.000 millones.

El acuerdo, como ocurre a menudo en Bruselas, es una cuestión de matiz, de una palabra en vez de otra. Según estas fuentes, Alemania habría concedido que la fecha de final de año se mantenga, pero a cambio de modificar lo que se acordará. Ya no será la supervisión bancaria en sí, sino el marco legal, el reglamento, el texto normativo que tendrá que ser desarrollado más adelante.

Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo, asegura que eso tardará todavía un año más. El plazo se antoja, para España, demasiado largo.

Compártelo: