"No te pongas a las nueve que no te vale el santolio... Como te dé una miaja de apechusque, la roscas". Con estas palabras una vecina de Honrubia, Cuenca, resume la situación que viven los vecinos de esta localidad tras el cierre del servicio de urgencias.

Ante las cámaras de La Sexta, la señora explica de este modo, con localismos castellanomanchegos, que si a partir de las 9 de la noche un vecino enferma en esta localidad de nada valdrá ungirle con el 'santo óleo' (santolio). Al menor (miaja) problema de salud (apechusque), morirá (la roscas).

Honrubia ha sido una de las localidades que se han visto afectada por el cierre de las urgencias nocturnas en Castilla-La Mancha. Sus vecinos tendrán que recorrer kilómetros para acudir al centro de salud más cercano.

Tras las numerosas protestas en los municipios, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha ordenado la suspensión cautelar del cierre de las urgencias nocturnas que entró en vigor el lunes.

La decisión se ha comunicado esta misma tarde a los coordinadores de los centros de salud afectados. El lunes entró en vigor, en medio de una gran polémica, la reordenación de horarios de los centros, de los que ocho pasaron a cerrar a las tres de la tarde y otros trece a las ocho de la tarde.

Se trata de un auto provisional con medidas 'cautelarísimas' ante el recurso contencioso-administrativo presentado por el Ayuntamiento de Tembleque (Toledo) contra la orden.

El TSJ da tres días de plazo a la Junta para que presente alegaciones y, tras examinarlas, la Sala decidirá si levanta, mantiene o modifica la medida adoptada.

Están afectados por la medida los puntos de urgencias de Alpera y Molinicos (Albacete); Castellar de Santiago, Alamillo, Villahermosa y Villanueva de la Fuente (Ciudad Real); Villanueva de la Jara, Mira, Montalvo, Honrubia, Torrejoncillo del Rey, Villalba de Rey y Sisante (Cuenca), Almonacid de Zorita, El Pobo de Dueñas, Tamajón, Budía, Hiendelaencina y Chiloeches (Guadalajara) y Tembleque y La Pueblanueva (Toledo).