POLÍTICA

Caso Bárcenas: El PP niega sobresueldos en negro, Rajoy calla y la calle grita frente a la sede del partido

18/01/2013 22:00 CET | Actualizado 19/01/2013 11:51 CET
EFE

El Partido Popular vivió un viernes negro y convulso desde primera hora de la mañana, cuando el diario El Mundo publicaba que el extesorero del partido, Luis Bárcenas, habría pagado sobresueldos en dinero negro a parte de la cúpula del PP durante años. De inmediato, los miembros más destacados de la formación cerraron filas en torno a una consigna clara: "No nos consta".

La primera en pronunciar una de las frases más repetidas del día fue la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. "No me consta de ninguna manera que eso se haya producido en mi etapa como secretaria general" ni "con anterioridad", eso "se lo puedo decir tajantemente", señaló en una entrevista en la Cadena Cope. Posteriormente, Cospedal fue un poco más allá al asegurar en la Intermunicipal que se celebra en Almería: "En el PP, el que la hace la paga y cada uno aguanta su vela".

La misma línea siguió poco después Javier Arenas, vicesecretario de Política Autonómica y Local, quien subrayó que no le "consta en absoluto" que durante su etapa en la dirección nacional del partido se hayan producido "pagos de sobresueldo a través de ese dinero conocido como B". También la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, negó tener conocimiento alguno del asunto: "Ni vi, ni se me ofreció ni se me dio ningún sobre con dinero".

UNA SALA EN GÉNOVA

Por su parte, Mariano Rajoy sigue guardando silencio y fuentes del partido aseguran que está "extraordinariamente tranquilo", aunque se prevé que este sábado intervenga en la Intermunicipal y se refiera a un asunto que, muy probablemente, no terminará este viernes y traerá larga cola. Pese a ello, el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha descartado que su partido vaya a realizar otra investigación interna porque, según ha recordado, "ya se hizo en su día", cuando estalló el caso Gürtel.

Pero a pesar de los argumentos de los 'populares', este viernes también se conocía que Bárcenas sigue disponiendo de una sala de trabajo en la sede del PP a pesar de que formalmente rompió con el partido en abril de 2010, cuando entregó su acta como senador. Con todo, y según asegura el diario El País, el extesorero ha seguido entrando y saliendo de la que fue su casa con absoluta normalidad.

Los problemas para el círculo de Bárcenas no terminaron ahí, dado que este mismo viernes el presidente de JB Capital Markets y consejero del grupo Santander, Javier Botín, suspendió de empleo y sueldo a su directivo Iván Yáñez, que actuó como apoderado del ex tesorero del PP Luis Bárcenas en Suiza

EL PSOE, FRÍO

Por su lado, el PSOE ha sorprendido con una fría y moderada reacción en lo que se refiere a los sobresueldos. El secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, se centró en pedir la dimisión del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. "Si se demuestra que Bárcenas utilizó la amnistía para blanquear, Montoro tiene que marcharse ya" indicó. También el presidente del PSOE, José Antonio Griñán, se limitó a pedir explicaciones, lo mismo que la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, quien reclamó una explicación "larga y urgente" por parte de Rajoy.

Menos tibia ha estado la calle. A través de las redes sociales se convocó una protesta a las puertas de la sede del PP, en la calle Génova de Madrid, a la que asistieron cientos de personas que pedían la dimisión de Mariano Rajoy. No pudieron, sin embargo, acercarse demasiado a la sede del partido, completamente blindada por la Policía.

Cuando Bárcenas era honrado

El "sobresueldo" de Bárcenas, en Twitter

Protestas en Génova

OFRECIDO POR NISSAN