Calixto Ayesa, miembro del Partido Popular Navarro ha afirmado que recibió pagos que aparecen en los papeles de Bárcenas publicados por El País.

Ayesa ha puntualizado que fue él "el perceptor", y no el exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo, de las cantidades que en la supuesta contabilidad 'B' del Partido Popular figuran a su nombre en los años 1991 y 1992.

Entre las anotaciones del extesorero del PP, Luis Bárcenas, Ayesa ha explicado que "aparecen durante los años 1991 y 1992 diversas cantidades, que totalizan 3.900.000 pesetas -23,439,7 euros- y que figuran a nombre de Jaime Ignacio del Burgo", pero ha asegurado que él fue "el receptor".

En un comunicado, Ayesa ha señalado que en el año 1991, tras el pacto UPN-PP, la dirección nacional del Partido Popular le instó a formar parte del Gobierno de Navarra, dentro de uno de los tres consejeros cuyo nombramiento había de hacerse a propuesta del PP.

La aceptación del cargo de consejero de Salud, ha añadido, "me exigía cerrar mi consulta profesional como dermatólogo, lo que significaba un grave quebranto para mi economía familiar, máxime cuando hasta 1990 tuve que hacer frente a un crédito electoral de la UCD por importe de 21.000.000 pesetas".

Por esta razón, según Ayesa, la dirección nacional decidió darle "una compensación transitoria" hasta que pudiera adaptarse a la nueva situación.

"La percepción de dicha compensación no suponía la menor infracción de la legislación de incompatibilidades de los miembros del Gobierno de Navarra vigente en ese momento", ha destacado.

"Fui yo el perceptor y no Jaime Ignacio del Burgo de las cantidades que en la supuesta contabilidad del Partido Popular figuran a su nombre y que él recogía, dada su presencia en Madrid, por encargo mío", ha concluido.

Aunque el PP insiste en no otorgar "veracidad" a los papeles de Bárcenas, son varios los miembros del PP que han reconocido que algunas cantidades que figuran en la lista coinciden con pagos realizados en el partido.

Entre ellos, Pio García Escudero, el presidente del Senado, que ha admitido que pidió un préstamo al partido que luego devolvió, pagos que aparecen reflejados en los apuntes del extesorero del PP.

El PP reconocía este sábado que alguna anotación puede coincidir con los datos reales de la contabilidad del partido, aunque insiste en que son muchos más los "datos manipulados".