POLÍTICA

Un fiscal de la Audiencia alerta de una posible vuelta a las armas de ETA

27/05/2013 14:14 CEST | Actualizado 27/07/2013 11:12 CEST

Interior podría tener en su poder informes que apuntan a la vuelta de ETA. Así lo lo ha afirmado el fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista durante su intervención en el juicio contra el exasesor de Bildu Juan Jose Ibazeta.

Batista ha pedido dos años y diez meses de cárcel para Ibazeta por un delito de amenazas terroristas a hinchas de la selección española de fútbol cuando festejaban en San Sebastián, el pasado 1 de julio, la vitoria en la Eurocopa.

El fiscal ha justificado la protección de tres testigos en esta causa por la posible amenaza de ETA y ha aprovechado para explicar que el Ministerio del Interior maneja algunos informes que advierten de esa posible vuelta a las armas y de la escisión de la banda.

Precisamente, un reciente informe de Europol también advertía de esa eventual escisión, una posibilidad que miembros de la lucha antiterrorista han deducido también de alguno de los últimos comunicados de la banda.

Bautista ha recordado que tras el cese de la violencia se está llevando a cabo un proceso bilateral "orientado a cesiones mutuas" y ha dejado claro que Interior cuenta con informes policiales que hablan de ruptura o escisión de ETA y de que parece evidente la vuelta de la banda a la actividad.

Para el fiscal, la situación general ahora no es la misma, ya que en el último comunicado de ETA del pasado 26 de marzo se recoge "que aquí todos han estado manejando unas bases falsas", porque lo que lo que la banda resalta en esa misiva es que es que "estamos ante un proceso bilateral que está orientado a cesiones mutuas".

Y que en caso de que no las haya, ha continuado, "se producirá una fase de bloqueo, que es en la que estamos ahora, y así lo ha reconocido la organización terrorista".

Los informes actuales que maneja el Ministerio del Interior indican, ha subrayado el fiscal, que esa fase de bloqueo "va a llevar a una ruptura, a una escisión y a una vuelta a la actividad armada".

De este modo, las "bases generales" que recogía la Comisaría General de Información hace un año, "han cambiado", según el fiscal.

Por todo ello, el representante del Ministerio público no ha aceptado la petición de la defensa de Ibazeta de levantar la protección de tres testigos, a los que supuestamente amenazó el exasesor de Bildu en los hechos que se juzgan.

A juicio del fiscal, la protección está fundamentada en la existencia de riesgo para ellos y para el agente de la Ertzaintza que ha declarado en la vista.