INTERNACIONAL

Condenado a cadena perpetua un exministro chino por corrupción

08/07/2013 19:22 CEST | Actualizado 08/07/2013 19:22 CEST
REUTERS

El exministro de Ferrocarriles de China Liu Zhijun ha sido condenado por corrupción... a pena de muerte. Eso sí, una pena con dos años de suspensión, que en el sistema jurídico chino suele conmutarse por una cadena perpetua.

Un tribunal chino ha emitido este lunes la sentencia contra Liu por abuso de poder, mala praxis y corrupción, una conducta que provocó "grandes pérdidas" al erario público.

Según la Fiscalía, Liu, como procuró beneficios para terceros aprovechando la ventaja de su posición y aceptó una enorme suma de incentivos financieros. Como ministro, abusó de su poder en provecho personal, causando grandes pérdidas a la propiedad pública y a los intereses del Estado y el pueblo.

Los cargos contra Liu se producen dos años después de que éste fuera destituido de su puesto por graves violaciones disciplinarias. También fue expulsado de su cargo como jefe del Partido Comunista de China (PCCh) en el ministerio.

Liu aceptó una enorme cantidad de sobornos y fue el principal responsable de la corrupción desenfrenada en la industria ferroviaria, de acuerdo con un comunicado preliminar de la Comisión Central de Control Disciplinario del PCCh. Liu, de 60 años de edad, se convirtió en ministro de Ferrocarril y jefe del partido del ministerio en marzo de 2003.