POLÍTICA

Rosa Díez, reelegida al frente de UPyD con más apoyos que hace cuatro años

02/11/2013 21:27 CET | Actualizado 02/11/2013 21:46 CET
EFE

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha sido reelegida con el 92,8 % del respaldo de la militancia, un apoyo más holgado -casi quince puntos más- que el que consiguió hace cuatro años, en el primer congreso de UPyD.

Al frente de la candidatura a la que se ha presentado en solitario, Rosa Díez ha conseguido 1.210 votos a favor, mientras que ha habido 86 votos en blanco y siete nulos.

Hace cuatro años, en el congreso fundacional, Rosa Díez logró el 78,24 por ciento del respaldo de los afiliados, pero en aquella ocasión sí tuvo una candidatura rival con la que medir sus fuerzas, la que encabezaba Valia Merino al frente de una lista crítica que cosechó casi el 20 por ciento de la militancia.

NI REGALOS NI INVITACIONES

Por otro lado, los nuevos estatutos que UPyD recogen una serie de medidas de prevención y persecución de la corrupción entre las que destacan, por ejemplo, la "absoluta prohibición" de cobrar o pagar sobresueldo y de recibir regalos, o la obligación de dimitir cuando un cargo público sea imputado.

Tal y como ha explicado en rueda de prensa el abogado de la formación Andrés Herzog, estas son algunas de las medidas que se incluirán en el Código de Buenas Prácticas y el programa de prevención de riesgos penales de los nuevos estatutos, que UPyD ha elaborado desde la convicción de que "es imposible regenerar la democracia si no se empieza por regenerar el funcionamiento interno de los partidos".

"No queremos implementar estos programas porque la ley lo exija sino por convicción", ha defendido, para añadir que las normas que regirán desde ahora a los miembros de UPyD pretender ir más allá de las "obligaciones legales" ya que "dentro de la ley siempre hay zonas grises". "Hay un margen ahí que hace que al final se utilicen para defraudar. Estas medias buscan eliminar desde el origen cualquier tentación", ha apostillado.

Según los nuevos estatutos, cualquier cargo público de UPyD que resulte imputado por un delito de corrupción o de especial gravedad deberá dimitir en cuanto se acuerde la apertura de juicio oral. "No supone que no pueda defenderse, pero desde fuera de las instituciones. Son medidas que proponemos para proteger las propias instituciones de la corrupción política", ha explicado.

Los miembros de UPyD que se encuentren en la citada situación procesal tampoco podrán desde ahora integrar una lista electoral. Asimismo, todos los cabezas de lista deberán presentar una declaración de bienes y actividades así como otra al finalizar su cargo.

El Código de Buenas Prácticas, que deberá terminar de ser elaborado por el nuevo Consejo de Dirección surgido del Congreso, incluirá, por ejemplo, la prohibición de pagar o recibir ningún tipo de sobresueldo o cantidad en dinero negro o de procedencia ilícita.

Tampoco estará permitido aceptar, tanto directa como indirectamente, cualquier tipo de obsequio, dádiva, compensación o invitación, "exceptuándose sólo aquellas invitaciones que por su naturaleza tengan carácter institucional y estén justificadas en razón del desempeño del cargo", no como, según Herzog, "ocurre habitualmente respecto a infinidad de eventos deportivos a los cuales van los políticos gratis".

CONTRA EL "AMIGUISMO"

"En UPyD tenemos cajones llenos de invitaciones para clubs de campo, para palcos del Bernabeu, que no aceptamos, pero tratamos ahora de dar una normativa para todos los cargos públicos en España", ha señalado, para añadir que con el nuevo Código también se perseguirá "el amiguismo". "Vamos a regular muy detalladamente los conflictos de intereses. Vamos a ser muy estrictos para nombramietos de cargos públicos", ha agregado.

Los nuevos estatutos también establecen la creación de un buzón de denuncias en el que cualquier ciudadano podrá denunciar posibles casos de corrupción. En los casos más graves, las denuncias podrán realizarse incluso de forma anónima para garantizar su plena efectividad.