POLÍTICA

Prohibidos los cigarrillos electrónicos en escuelas, hospitales y transporte público

18/12/2013 15:16 CET | Actualizado 18/12/2013 19:40 CET
EFE

Veto al cigarrillo electrónico. No se podrá usar "con carácter nacional" en centros sanitarios, educativos e infantiles, en el transporte público y en el ámbito de las administraciones públicas, especialmente en las oficinas de atención al público. El objetivo es que dicha prohibición esté lista para enero.

Así lo han acordado el Gobierno y las comunidades autónomas en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que se ha celebrado este miércoles, donde la propia ministra del ramo, Ana Mato, ha reconocido que se ha producido un debate "intenso" sobre este tema.

Además, se ha acordado plantear a los grupos parlamentarios la ampliación de la prohibición a todos los lugares públicos cerrados, al igual que ocurre ahora con los productos del tabaco.

MEDIDA IRRENUNCIABLE

El fin de esta medida "prioritaria e irrenunciable", según ha defendido Mato, es proteger a los menores del vapor que desprenden estos productos, ya que todavía no hay evidencias científicas de los efectos que pueden provocar.

Para formalizar dicha prohibición, el objetivo del Ministerio es hablar con los grupos parlamentarios "lo antes posible", bien esta próxima semana o principios de enero, para pedirles que incluyan esta prohibición del consumo en alguno de los proyectos legislativos que hay actualmente en tramitación, para que "en el mes de enero pueda estar ya contemplado".

Asimismo, plantearán también a los grupos parlamentarios regular estos productos "en el resto de los ámbitos" de acuerdo a lo que establece la actual Ley antitabaco.

En este punto, en cambio, dejarán en manos del Congreso y Senado ver "si quieren avanzar más" en la prohibición de su consumo y extenderla a otros espacios o prefieren "darse un tiempo" y conocer las evidencias científicas relacionadas con su consumo.

"CRIMINALIZACIÓN DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO"

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) ha emitido un comunicado en respuesta a la decisión de Sanidad.

Según su presidente, Manuel Muñoz, "una restricción de uso en espacios sensibles como colegios u hospitales es entendible y precisamente en esa dirección venimos trabajando con las autoridades públicas. Lo que es inaceptable es la criminalización del cigarrillo electrónico y su equiparación arbitraria con el tabaco, porque simplemente no tienen nada que ver".

ANCE critica que la decisión de Sanidad coincide con el acuerdo para regular el producto a nivel Europeo.

Según Muñoz, "después de trabajar conjunta y satisfactoriamente con la Comisión, Parlamento y Consejo de la UE para desarrollar un ambicioso marco legal Europeo, vemos como se toma repentinamente una decisión de manera arbitraria a nivel nacional sin ni siquiera consultar al sector".