Huffpost Spain

Oferta de empleo: "Morenas, talla de pecho mínimo 95"

Publicado: Actualizado:
Print Article

Quienes trabajen en el mundo de la imagen puede que conozcan este tipo de anuncios. Pero una gran mayoría ignora que existen ofertas de empleo para azafatas que exigen requisitos tan concretos como ser morenas, medir más de 1.70 centímetros y poseer una talla de sujetador superior a la 95.

La agencia NSH ha colgado en el portal Yobalia una oferta de este tipo. Buscan azafatas para trabajar en el salón del cómic de Barcelona. "Requisitos: chicas morenas, altura superior 170, talla de pecho mínimo 95", especifica el anuncio. Ofrecen empleo durante tres días —12 horas en total—, y una retribución de 140 euros netos.

azafata

No es la primera vez que esta agencia publica ofertas similares. Ni es la única que lo hace. Una manager de NSH, que se identifica sólo como Paula, responde a preguntas de El Huffington Post que no le parece "discriminatorio" y que en este caso el cliente quiere un "prototipo manga". En otros casos buscan, por ejemplo, "rubias" o "japonesas".

Además, expone que es "simplemente una exigencia" y que "lo ético y lo moral es tratar bien a una persona" -algo que, asegura, hacen en la agencia-. Y añade: "Decir 'No las queremos feas' sí que me parece discriminatorio".

"Esto es una empresa de azafatas, y no vendemos cacahuetes, se vende imagen, esto es así", afirma esta manager. Este miércoles, la agencia en cuestión colgaba este anuncio en Twitter que, sin embargo, ha suscitado diversas críticas en la red social.


NSH STAFF & EVENTS
Buscamos promotoras sexis y descaradas para representar una multinacional de bebidas energéticas en bares y...

Fuentes del Instituto de la Mujer entienden que se pida "una presencia agradable", pero no creen que una talla de busto "incida" en la labor a realizar. Las mismas fuentes destacan, además, que estas demandas de empleo "incluso" pueden presionar a determinadas personas que no cumplan las características a querer alcanzarlas, por medio, por ejemplo, de una "operación quirúrgica".

El Instituto de la Mujer sostiene, por otra parte, que "hay que examinar cada caso", pero adelanta que este mismo jueves ha recibido "quejas por este tipo de anuncios".

A mediados de marzo, la agencia Alter Ego Azafatas también ofrecía un trabajo para una "feria alimentaria" cuyos requisitos eran "mínimo 1'70 de altura, talla 95 de sujetador mínimo, guapa y con buena presencia".

azafata

Anael Salmerón, gerente de la agencia, afirma que recibieron "más currículums y más inscripciones" que en otras ofertas. "También hemos buscado gente con talla 42", dice, aunque agrega que los anuncios con talla de pecho no son "frecuentes" en su agencia, excepto en el caso de modelos.

"De hecho, es el primer anuncio de este tipo, a no ser que fuese para promocionar un sujetador o como modelo", según Salmerón. Sobre características como la talla de pecho, el gerente asegura que con hombres no se dan, excepto en casos de "modelos de fotografía, o algo así", y asegura que "todas las ofertas son discriminatorias, unas por motivos físicos y otras de otro tipo".

"Entiendo que, socialmente, se considere más discriminatorio la talla de pecho que la altura, aunque esta también lo es", expresa, y expone una idea en la que coincide con la agencia NSH: "Nosotros nos debemos a nuestros clientes".

"¿Y SI EL CLIENTE PIDE BLANCOS O NEGROS?"

Sin embargo, para Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, este tipo de ofertas son "claramente discriminatorias". "¿Y si el cliente les dice que contraten a blancos o negros? ¿Lo ponen? ¿Ahí son capaces de identificar la discriminación?", cuestiona.

Besteiro afirma, indignada, que rechaza este tipo de ofertas "completamente sexistas", y concluye que no las considera justificadas, porque, a su juicio, estos requisitos no implican que alguien tenga "mejores aptitudes" para desempeñar un trabajo, pero sí "como reclamo sexual" y para tratar a las mujeres como "meros objetos".

ACTUALIZACIÓN: La empresa de azafatas NSH se ha visto obligada a retirar el anuncio sexista, según ha explicado a Europa Press el director del Salón Internacional del Cómic, Carles Santamaría. "Indignado", se ha puesto en contacto con la empresa de recursos humanos, que no tiene nada que ver con la organización del festival, para pedir la anulación del anuncio, que la empresa ha retirado. "Todo nuestro personal es contratado desde la organización del festival, y lo hacemos con criterios profesionales y no según la talla de pecho", ha comentado Santamaría. Además de que el anuncio usa el nombre del festival perjudicando su filosofía e imagen, su contenido es "denigrante para las mujeres", ha dicho. Por ello, el festival "se reserva desarrollar todas aquellas acciones legales que crea oportunas, dado el daño ocasionado al certamen".

TE PUEDE INTERESAR...

Las ofertas de trabajo más surrealista
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen
 

Información cedida por ver más