TENDENCIAS

Mayim Bialik defiende la lactancia hasta los cuatro años

28/04/2014 11:46 CEST | Actualizado 28/04/2014 11:46 CEST
GTRES

Mayim Bialik, que saltó a la fama con Blossom, se convirtió en neurocientífica y ahora forma parte del elenco de The Big Bang Theory, es firme defensora de la llamada "crianza con apego", que promueve un vínculo muy estrecho entre padres y bebé.

En su caso, optando por mantener la lactancia materna hasta que su hijo Fred llegó a los cuatro años y el propio niño dejó de requerirlo. “Hay gente que se burla y se ríe, pero no es algo que esté mal", dice la actriz en la revista In Touch. "Sólo porque tú no hagas una cosa no significa que puedas juzgar a la gente... No creo que yo sea una madre mejor ni mis hijos necesariamente mejores que los suyos", añade.

La actriz afirma, sin embargo, que ciertas críticas le han hecho daño. "La forma en la que ejerzo la maternidad es la misma en la que lo hacen miles de mujeres en todo el mundo, pero a mí se me critica por ello", señala. "La gente llega a decir cosas muy hirientes", dice Bialik, que amamantó a sus dos hijos, Miles (8 años) y Fred (5) hasta que eran niños pequeños y es defensora del colecho, otro de los conceptos de la crianza con apego, acuñado por el doctor William Sears. Ella también ha pasado años durmiendo con sus dos hijos, como cuenta en el libro Beyond the Sling.

El pasado febrero, la actriz escribió en un blog el proceso de "auto destete" de su hijo Fred y lanzó sus argumentos contra los que ponen en duda su postura a favor de extender el proceso de lactancia, dirigiendo unas palabras a los "detractores", a las "mamás sarcásticas que se quedaron mirando mientras daba de mamar a mi hijo de tres años y medio en el metro de Nueva York" y la parte de su familia y amigos que "se mordieron la lengua ante la lactancia de un pequeñín que camina, habla, piensa y ríe llamado Fred". A ellos, les dice en su texto:

"Lo hemos hecho. Fred no va a ser amamantado mientras camina hacia el altar el día de su boda o en su graduación. No tuve que romper ningún 'hábito' ni enseñarle 'quién' está al mando. No he tenido que establecer límites que vosotros pensabais que debía haber marcado cuando yo no quería establecerlos"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR