POLÍTICA

El arquitecto del PP tenía una "cajita azul" con 50.000 euros para "galletas", según su socia

09/07/2014 17:19 CEST | Actualizado 09/07/2014 22:04 CEST
Getty

La socia del director gerente de Unifica Servicios Integrales, Gonzalo Urquijo, que reformó la sede del PP entre 2005 y 2011, Belén García, ha declarado este miércoles en la Audiencia Nacional sobre el pago con dinero negro de la reforma.

García ha negado que la empresa tuviera caja B y ha agregado que cuando ella y otros trabajadores se referían a ésta en distintos correos electrónicos en realidad hablaban de "una cajita azul" en la que guardaban dinero en efectivo para distintos gastos diarios, entre ellos "galletas".

Según informa la Cadena Ser, la declaración de la socia de Urquijo ha provocado risas en la sala.

García, que ha declarado como imputada ante el juez Pablo Ruz, ha precisado que en la "caja azul" llegaron a guardar un máximo de 50.000 euros "en monedas y billetes" ya que, además de emplearla para pagar aperitivos, disponían de ella para otros pagos de urgencia como viajes o material de obra.

En otro momento del interrogatorio, la socia de Urquijo, que ha respondido únicamente a las preguntas del fiscal Antonio Romeral y del juez, ha justificado un email que incluía un listado con los epígrafes 'A' y 'B' indicando que en él se refería a "dos hipótesis, dos escenarios diferentes".

LOS EMPLEADOS NIEGAN LA EXISTENCIA DE UNA CONTABILIDAD PARALELA

Su versión ha sido respaldada por los otros tres empleados de Unifica Laura Montero, que fue directora de Proyectos; María Rey, jefa de la obra; y Claudio Montero, jefe de Proyectos en 2008, que también han negado que existiera una contabilidad paralela.

El magistrado les citó después de que un informe de la Agencia Tributaria y otro de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) apuntaran que el PP pagó una parte de las obras con dinero negro que podrían corresponderse con los apuntes de 888.000 euros que Bárcenas anotó en su contabilidad B como salidas para Urquijo.

García ha admitido que ella y su socio, Gonzalo Urquijo, disponían de dos cajas de seguridad en la Banca March y La Caixa y ha precisado que las utilizaban para guardar sus "cacharros". "Copias de seguridad de discos duros, proyectos, certificados de obra y otras cosas", ha precisado.

TE PUEDE INTERESAR...