POLÍTICA

Una multitud exige en Madrid la prohibición del Toro de la Vega

13/09/2014 19:29 CEST | Actualizado 13/09/2014 19:46 CEST
AFP

Miles de personas se han manifestado este sábado por las calles de Madrid para pedir la prohibición del Toro de la Vega, que se celebrará el próximo martes en Tordesillas (Valladolid). La protesta había sido convocada por el Partido Animalista (Pacma), que ha cifrado en 45.000 los asistentes a la marcha. La Policía rebaja esa cifra hasta los mil.

La convocatoria contaba con el apoyo de las organizaciones internacionales Humane Society International y el Comité Anti Stierenvechten (CAS) International, según Pacma.

La manifestación dio comienzo con la acción simbólica de 'Rompe Una Lanza', que se celebró a las 17.30 horas en el cruce de la calle Génova y el Paseo de la Castellana de la capital, cerca de la Plaza de Colón.

Durante el recorrido, que ha finalizado con un acto de clausura en la Plaza de España, se pasó por las sedes tanto del PP como del PSOE. Allí se leyeron manifiestos críticos con ambos partidos por haber contribuido a "perpetuar" la celebración del Toro de la Vega al apoyar la gestión del alcalde socialista de esta localidad vallisoletana y de la Junta de Castilla y León, en manos de los populares.

Los actores Guillermo Ortega, Emma Ozores, Marta Valverde, Beatriz Rico y la escritora Rosa Montero habían asegurado que estarían en la marcha.

Esta popular y muy polémica fiesta taurina de origen medieval se celebra cada año el segundo martes de septiembre en la localidad de Tordesillas (Valladolid) y consiste en soltar un toro de lidia de hasta 600 kg por las calles del pueblo.

Tras ser conducido a campo abierto por los aficionados, es perseguido por lanceros a pie o a caballo y, si logra rebasar los límites del torneo o los lanceros no pueden abatirlo, es indultado aunque, con los centenares de personas que participan en el festejo, el animal tiene muy pocas probabilidades de salir con vida.

El Torneo del Toro de la Vega fue declarado fiesta de interés turístico en España en 1980 y espectáculo taurino tradicional en 1999, pero en los últimos años ha suscitado numerosas críticas nacionales e internacionales.

A pesar de que la fiesta es defendida de manera mayoritaria por los vecinos de la propia Tordesillas, la presidenta del PACMA asegura que "sólo está apoyada por una minoría que da la espalda a la opinión pública" y cuyos representantes políticos "no tienen la valentía suficiente como para enfrentarse a los que mantienen un festejo tan terrible y lamentable".

NOTICIA PATROCINADA