POLÍTICA

Toro de la Vega 2014: Unos 200 manifestantes tratan de impedir la muerte del animal

16/09/2014 11:31 CEST | Actualizado 16/09/2014 17:12 CEST

Unos 200 manifestantes, contrarios a la celebración del torneo del Toro de la Vega en la localidad vallisoletana de Tordesillas, ha formado una cadena humana para intentar impedir la salida del animal minutos antes de que se iniciara el festejo.

Agentes de la Guardia Civil, integrantes de la unidad antidisturbios, comenzaron a retirar uno a uno a los activistas contrarios al torneo para intentar disolver esta concentración, organizada a la salida del puente que atravesará el toro de nombre 'Elegido'.

Los detractores de este festejo, en su mayoría jóvenes provenientes de Madrid, Galicia y Cataluña, han lanzado proclamas como "la tortura no es cultura" y "aquí estamos, nosotros no matamos", a lo que los partidarios del Toro de la Vega han contestado con gritos contrarios a la manifestación.

LA PROTESTA NO IMPIDE LA MUERTE DE 'ELEGIDO'

Sin embargo, la protesta, que ha terminado con pedradas entre los partidarios y detractores del festejo dejando algunos heridos, no ha impedido que el toro fuera alanceado hasta la muerte.

Además, se ha declarado un conato de fuego junto a la ribera del Duero, suceso por el que ha sido detenida una persona.

Esta polémica fiesta taurina consiste en soltar al animal por las calles del pueblo para que, posteriormente, los aficionados lo conduzcan a campo abierto.

Allí es perseguido por lanceros a pie o a caballo y, si logra rebasar los límites del torneo o no pueden abatirlo con sus lanzas, es indultado. Pero, con los centenares de personas que participan en el festejo, el animal tiene muy pocas probabilidades de salir con vida.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

TE PUEDE INTERESAR

MÁS SERIES