POLÍTICA

Mahoma llora por Charlie

13/01/2015 12:04 CET | Actualizado 13/01/2015 12:56 CET

Abandonaron una redacción ensangrentada, rota para siempre. Buscaron una nueva sala y afilaron sus lápices. Buscaron un sucedáneo de rutina como antídoto contra el horror. Y se pusieron a dibujar.

"Es un cierre clásico y habitual, pero hay muchas más cosas de las que nos tenemos que ocupar. La revista estará lista, pero si hubiéramos tenido dos días más, ¡hubiera estado bien", ironiza con una carcajada Gèrard Biard, redactor jefe de Charlie Hebdo, en un vídeo publicado por Libération, el histórico diario fundado por Jean-Paul Sartre y sede provisional del semanario satírico.

"Hemos intentado hacer un número sin hacernos las víctimas. Nos reimos de nosotros mismos", dice Luz, uno de los dibujantes, autor de la portada (que puedes ver más abajo).

Pero la revista que saldrá este miércoles a la venta sólo tiene de normal una cifra: 1178, que marca inexorablemente el orden de publicación tras 22 años de viñetas. Todas las demás respiran un aire nuevo, insuflado por la solidaridad de millones de franceses y ciudadanos de todo el mundo.

En vez de 60.000 ejemplares, la tirada habitual, se imprimirán tres millones. Se venderá en 25 países. Se traducirá a 16 idiomas. Muy probablemente, empapelará carpetas y pancartas en favor de la libertad de expresión en todo el mundo como las que este fin de semana congregaron a cerca de cuatro millones de personas en las calles de Francia.

Mahoma est Charlie.

El profeta derrama una lágrima por las 12 víctimas del brutal ataque cometido en su nombre. Los dibujantes que siguen vivos, igual que una gran parte de la sociedad francesa, despegan del Islam el acto terrorista. "Todo está perdonado", reza la portada, ya que la revista quiere "hacer comprender" a los lectores que estén interesados "por qué pueden comprar Charlie y por qué otros no lo comprarán nunca", explica Luz.

(Sigue leyendo tras la portada)

charlie hebdo

Mientras el nuevo número llega a sus lugares de venta, en Francia siguen las muestras de condolencia y homenajes. Fueron dibujantes, pero en la ola de sucesos violentos también policías (uno de ellos se llamaba Ahmet Merabet) o ciudadanos judíos que compraban en un supermercado.

Una cincuentena de líderes mundiales entrelazó sus brazos el domingo y François Hollande se puso a la cabeza de una manifestación que aglutinó a todos salvo a los dirigentes del Frente Nacional, donde su presidente fundador, Jean-Marie le Pen, aprovechó para arremeter contra la publicación.

El propio François Hollande ha huido del partidismo y ha servido como catalizador de la unidad pese al terrible concepto que los franceses tienen de su gestión.

"El domingo, Francia demostró su fuerza, demostró su unidad ante aquellos que pretenden dividir y demostró solidaridad con todas las víctimas del terrorismo", ha dicho en la mañana de este martes Hollande en un homenaje a policías muertos.

El presidente aprovechó para advertir de que el riesgo de nuevos atentados es una realidad cotidiana. Igual de cotidiana que debe ser la libertad de expresión para repudiarlos.

TE PUEDE INTERESAR...

'CHARLIE HEBDO'



Los dibujantes homenajean a 'Charlie Hebdo'

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN