INTERNACIONAL

Grecia se compromete a respetar las privatizaciones y cumplir sus compromisos presupuestarios

24/02/2015 12:00 CET | Actualizado 24/02/2015 12:00 CET
Petros Giannakouris/AP

El Eurogrupo y Grecia acordaron el viernes pasado extender el rescate a Atenas cuatro meses. Quedaba pendiente un último paso: que el Gobierno de Tsipras enviase a Bruselas una lista de medidas que después las instituciones y los ministros de Economía y Finanzas del euro deberán revisar, y si les convence, seguirán adelante con la prórroga de la financiación. El listado llegó en la noche del lunes, y contiene compromisos como respetar las privatizaciones en curso o finalizadas y garantizar que los esfuerzos para lidiar con la "crisis humanitaria" no impacten negativamente en sus compromisos presupuestarios.

Atenas envió la lista a la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha dicho que el Gobierno griego ha sido "muy serio" con las reformas que propone para prorrogar el rescate cuatro meses, si bien se ha mostrado cauto a la hora de valorar si serán suficientes, porque, ha advertido, la evaluación está en curso.

"Creo que el Gobierno es muy serio (en sus propuestas), pero es un nuevo Gobierno con una visión política bastante diferente al anterior y por eso quieren algunos cambios en el acuerdo", ha avanzado Dijsselbloem en una comparecencia ante eurodiputados en Bruselas. "La flexibilidad en el programa siempre ha estado ahí", ha añadido, para explicar que es posible modificar algunas de las condiciones, aunque no, ha advertido, de manera "unilateral" por un Gobierno.

PROMESAS DE ATENTAS

Incluye las promesas de reformar la política fiscal, junto con revisar y controlar el gasto público en "todos los ámbitos". Asimismo, Atenas también se compromete a consolidar los fondos de pensiones para generar ahorros, así como a eliminar los incentivos a la jubilación anticipada.

Esto es visto como un esfuerzo por encontrar un compromiso entre el objetivo declarado del Gobierno de no implementar ningún recorte adicional de las pensiones frente a las pretensiones de la UE y del FMI de exigir nuevos ajustes en esta materia.

El Gobierno griego también dijo que la reforma de los salarios del sector público no reduciría adicionalmente los sueldos, mientras aseguraría que la factura total de los salarios públicos no suba.

Por otro lado, Atenas ha reconocido que su objetivo a mediano plazo continúa siendo elevar el salario mínimo, aunque ha admitido que lo haría en consulta con los socios europeos.

El jefe del Eurogrupo ha querido dejar claro que se trata solo de "un primer paso" y que queda mucho trabajo por cumplir para concretar y pactar estas medidas, un proceso que se alargará hasta finales de abril "como muy tarde".

Dijsselbloem ha reconocido que en las semanas que rodearon el cambio de Gobierno en Grecia la confianza de algunos socios europeos hacia Atenas se vio dañada, pero ha asegurado que se está recuperando. "El acuerdo del viernes es un primera paso en la vuelta hacia la confianza, trabajamos juntos", ha dicho.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los memes de Yanis Varoufakis