NOTICIAS

El violín en el que nadie creía

10/03/2015 18:11 CET | Actualizado 10/03/2015 18:25 CET

De los creadores de 'Se busca Robin Hood' y 'Céntimos para un milagro', iniciativas para ayudar a las familias sin recursos de Tenerife, llega la Orquesta Infantil de Violines La Vera, un proyecto para educar a través de la música a los niños del colegio público de uno de los barrios más castigados por la crisis en la isla.

A su coordinador, Manuel Castañeda, la música le ha cambiado la vida. A sus 64 años, este decorador prejubilado habla de violines con la ilusión de un niño. Al tiempo que presume de haber conseguido que los pequeños se interesen por un instrumento tan poco popular, nos presenta a la heroína y artífice de todo esto hace poco más de dos años. "Nos enteramos de que había una señora que quería apoyar la evolución de los niños en el arte. Quería dar clases de violín y lo hacía gratis", relata.

Ella es Laura Vié Dohmen, una violinista que acudió un día al colegio a tocar con un amigo pianista y no se pudo ir. No la dejaron. Estuvo tocando cerca de ocho horas, no en una clase como estaba previsto, sino en todas. Al día siguiente, los niños, de 1º hasta 6º, le pedían que les enseñase a tocar. Ni supo ni quiso decir que no. "Me parecía tan bonito que quisieran hacerlo que me puse manos a la obra para conseguir fondos, porque los violines son caros", comenta.

La orquesta arrancó con 51 niños y cuatro violines comprados gracias a las redes sociales. Pero luego vinieron otros 18 por una subvención del Ayuntamiento y después otros siete donados por orquestas. Los donativos llegaron hasta de Dinamarca. Así hasta tener uno por alumno. "Fue como una cadena de favores, algo precioso", cuenta la profesora.

Desde entonces, Laura acude entre dos y cinco días por semana a dar clases gratuitas. Es madre de tres niños del colegio y, aunque uno de ellos tiene una lesión cerebral, todos tocan en la orquesta. Trabaja con dos métodos, uno convencional y otro para niños con discapacidad. "A ellos les enseño una disciplina por la cual no tocan por notas, sino por colores. Ato lanas de colores a sus dedos y marco con tiritas las cuerdas del violín. Mi única premisa es que aquí todo el mundo toca. No hay barreras", explica.

(Sigue leyendo después de la galería...)

ORQUESTA DE VIOLINES DE LA VERA

LA VICTORIA DE LA DETERMINACIÓN

La iniciativa tuvo que remar contracorriente desde el principio. Pocos creían que pudiese dar resultado. "¿El violín? Se preguntaba la gente con la que hablábamos con pesimismo. Pero tuvimos fe y mira", añade Manuel. Los niños no solo no se borraron, sino que hoy hay lista de espera.

El de Manuel y su orquesta es un claro ejemplo de éxito por determinación. Una de esas victorias de la fe. "Nosotros no teníamos dudas por un motivo muy simple. Sencillamente, concluimos que si en un barrio marginal como este lográbamos sacar adelante a un solo niño, ya habría valido la pena".

Superado con creces el problema del interés, era el momento de lograr los fondos necesarios para mantener la orquesta y hacerla crecer. El año pasado fue una recogida de libros y este será el turno para los vinilos. El próximo Festival de Mueca en el Puerto de la Cruz será el escenario para recaudar lo suficiente para cumplir el próximo reto, el sueño de grabar un disco.

"Ya han dado pequeños conciertos y este año tenemos que lograrlo. Ahora que hemos llegado al corazón de la gente, hay que dar un paso más. Queremos grabar un disco y tenemos colaboraciones de más 100 músicos y cantantes", concluye Manuel con ilusión. Laura, por su parte, reconoce que se han puesto unos objetivos muy altos, pero ve a los niños tan entregados, "tocando incluso en la calle o quedando los fines de semana", que cree que lo conseguirán.

Hoy es fácil ver por el barrio a una tropa de críos con los violines a su espalda. Algunos de ellos han cambiado la calle por el auditorio. Otros han encontrado un modo expresión y la mayoría aún siente algo de vergüenza o miedo escénico cuando tocan en público. Pero Laura, como buen entrenador, tiene su arenga, el lema que les saca el estrés y dibuja una sonrisa en sus caras: "La vergüenza no existe. Ustedes toquen. La gente no entiende de música. Aquí los expertos son ustedes".

¿CONOCES ALGUNA HISTORIA POSITIVA A TU ALREDEDOR?

  • Sólo tienes que enviarnos un mail a participa@huffingtonpost.es y escribir "Así sí" en el asunto.
  • Si no quieres escribirnos, puedes dejar tu historia en los comentarios de esta noticia o por mensaje privado en Facebook.
    • Si no conoces a nadie, puedes ayudarnos compartiendo esta noticia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN