POLÍTICA

Irene Lozano: "UPyD ha sido un partido cerrado e intransigente"

09/07/2015 10:22 CEST | Actualizado 09/07/2015 15:21 CEST
EFE

Irene Lozano se cansó un día de criticar a los políticos. Escuchó una oferta de Rosa Díez y decidió dar un salto que cambió por completo su vida. En 2011 entraba como diputada por UPyD en el Congreso y ha vivido desde entonces una legislatura sin precedentes. El discurso contra el bipartidismo ha calado en la sociedad, pero paradójicamente no con su partido como protagonista.

Lozano (Madrid, 1971) aspira este sábado en el congreso extraordinario a suceder al frente de UPyD a Rosa Díez, que decidió dejar la Portavocía tras los malos resultados de las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo. Pero en esta carrera, la diputada no tiene a su lado a la que fuera su mentora, sino que encabeza la candidatura crítica -'Renovadores'-. Frente a ella, se sitúa como principal rival Andrés Herzog, el número uno de la lista oficialista, respaldada por la actual dirección.

De la mano de Toni Cantó, David Ortega y Luis Velasco, Lozano aspira a un partido más abierto, más dialogante, dispuesto a hablar con Ciudadanos de cara a las elecciones generales. Eso sí, defiende que hay que preservar las siglas de UPyD. Es consciente de que han llegado nuevos tiempos a la política y de que no se puede perder tiempo de cara a las generales.

Si le preguntan por sus referentes políticos, no tiene problema en citar a Díez y se acuerda del expresidente Leopoldo Calvo-Sotelo. Lleva meses dedicando casi sus 24 horas del día a la política. En los escasos ratos libres que tiene estas semanas relee ¿Quién gobierna Europa?, de José Ignacio Torreblanca, y mientras espera el tren durante esta campaña se sumerge en la Harvard Business Review. Le ha fascinado un artículo sobre cómo evitar ser un esclavo de las nuevas tecnologías y se lo ha mandado a algunos amigos enganchados a las redes y a Whatsapp. Esto piensa en los días más decisivos de su trayectoria política.

¿Por qué ha decidido dar este paso?

Creo en el proyecto de UPyD, somos el partido que más servicios ha prestado a la democracia española en los últimos cinco años y el que realmente tiene un proyecto de regeneración. Para hacerlo bien necesitas gente que ha dado muestras de ser honesta y rigurosa, algo que no tienen ningún otro de los nuevos partidos y tampoco los tradicionales. Somos más necesarios que nunca.

¿Qué le ha sucedido a UPyD en el último año para pasar de una buena posición en las encuestas a verse casi barrida en las últimas citas electorales?

Creo que nosotros empezamos a abrir la brecha contra el bipartidismo y la corrupción. Luego han entrado muchos otros por ese camino, de lo que me alegro. Lo paradójico es que en el año 2007 se supo hacer el diagnóstico del país que permitía prever lo que iba a pasar en 2014, pero en 2014 se hizo mal sobre lo que estaba pasando y lo que iba a ocurrir en 2015. Se cometieron errores estratégicos clave y la gente pasó de vernos como un partido nuevo a una fuerza que boicoteaba el cambio. No supimos tomar las decisiones que había que adoptar y nos dejaron de mirar.

"DÍEZ HA COMETIDO ERRORES POLÍTICOS"

¿Se tendría que haber ido Rosa Díez antes?

No evaluó bien todo lo que estaba pasando y hubiera sido necesario llevar a cabo cambios significativos. No sé si se tenía que haber ido o quizá haber hecho algo que visualizara que somos un partido nuevo, renovado. Eso no se hizo.

¿Ha pecado de personalismo Díez?

Creo que ha hecho un papel fundamental. Sin ella el partido no habría llegado donde ha llegado. Ella es la historia de UPyD, y a mí la historia del partido me parece brillante y tiene que ser reivindicada. No voy a entrar en calificativos. Lo que sí creo es que ha cometido errores políticos, pero para mí ya es una cuestión irrelevante. No tiene sentido llorar por la leche derramada, lo que importa es mirar al futuro.

¿Qué le parece su gran rival, Andrés Herzog?

Muy digno, ha hecho un papel muy importante en la querella de Bankia. Es un valor muy importante en UPyD y, si gano el sábado, le voy a tender la mano a toda la gente que pueda aportar.

Desde la candidatura de Herzog se le acusa de que con usted puede peligrar la autonomía del partido.

Lo que ellos llaman autonomía es aislamiento. Ahí están los datos: en las elecciones andaluzas tuvimos cero parlamentarios, en las autonómicas, cero parlamentarios, y en las locales, ciento y pico concejales. Si eso es ser independiente… Para mí, lo que salvaguarda la independencia de UPyD es salvarlo y que siga existiendo como partido, con su personalidad y sus siglas, además de estar en las instituciones. Estar aislados de la sociedad, de los medios, de los afiliados y de los votantes me parece que tiene mala venta, aunque se le llame autonomía.

lozano

"ABIERTOS AL DIÁLOGO Y PACTO CON OTROS PARTIDOS"

El espacio que parecía tener reservado UPyD se lo ha comido Ciudadanos. ¿Qué le parece el ascenso de este partido?

Lo que caracteriza a este tiempo es que ningún espacio está reservado para nadie, todo es volátil, fluido. Los ciudadanos están pensándose su voto mucho más que antes y el automatismo de votar al PP y al PSOE ya no existe. La personalidad de UPyD está suficiente definida para que cuando enmendemos los errores políticos cometidos el año pasado esté en condiciones de ofrecer un proyecto para solucionar las necesidades de los ciudadanos.

¿Qué plantea en la relación de UPyD con Ciudadanos?

Rozaría incluso la indignidad como partido en un congreso referirnos respecto a otro. Lo que plantea el programa de Renovadores es definirnos respecto a nosotros mismos, queremos ser un partido abierto, dialogante, flexible, porque lo pide este tiempo político. Si uno se imagina cómo será el Congreso el año que viene, todo el mundo va a tener que hablar con todo el mundo. Van a dar un poco igual los partidos, lo que importarán serán las personas capaces de dialogar. Por eso, los intransigentes son expulsados. Lo que planteo es que nuestro partido se defina así, abierto al diálogo y pacto con otros partidos. Después se concretará en la forma que sea. Hemos sido un partido cerrado e intransigente, tenemos que ser lo contrario.

Pero, ¿estaría dispuesta a ir en una lista con Ciudadanos?

Es que eso son cinco pasos. No hemos pensado en listas, hemos pensado en la posibilidad de hacer coaliciones electorales que preserven las siglas, el ideario y la personalidad de UPyD, siempre sometiéndolo a las bases. Es algo que no se ha hecho, nunca han votado decisiones transcendentes. De momento tenemos ese programa y aspiramos a ganar. A partir de ahí tenemos que entrar en un terreno completamente diferente.

"NO TENGO EL NÚMERO DE TELÉFONO DE RIVERA"

Compañeros suyos han revelado que han tenido ofertas directas de Ciudadanos. ¿A usted se la han hecho personalmente?

No.

¿Tiene relación con Albert Rivera? ¿Cuándo fue la última vez que hablaron?

No, nunca hemos hablado, no nos conocemos. Hemos coincidido una vez en un plató de televisión y en la reunión inicial de las negociaciones, pero fue en la foto. Ni tengo su número de teléfono ni hemos hablado nunca.

¿Por qué no llegaron a un acuerdo en aquellas reuniones?

Posiblemente se enfocaron mal las cosas y no sé hasta qué punto había voluntad real de pactar por todas las partes. No lo sé. Lo que está claro es que la ciudadanía lo penalizó.

lozano

"LA REGENERACIÓN EMPIEZA EN CASA"

Uno de los casos más oscuros que se ha vivido en UPyD fue el supuesto espionaje de la dirección a sus correos electrónicos. ¿Cómo lo llevó? ¿Cómo ha quedado el asunto? ¿Ha dictaminado la Comisión de Garantías del partido?

Lo mandamos a la comisión porque consideramos que los afiliados de un partido no deben ser espiados por la dirección. Es algo que va más allá de las cuatro personas afectadas, sino que tiene consecuencias constitucionales, para las libertades, el derecho a la privacidad, la imagen propia. Quisimos llevarlo a la comisión para resolverlo internamente y evitar que fuera un proceso judicial. Por desgracia, ha demostrado no ser lo suficientemente independiente y le ha parecido que no había nada mal. Esa batalla no está terminada.

Después de las europeas, se enfrentó con su compañero Francisco Sosa Wagner y defendió la posición de Díez por el proceso de confluencia con Ciudadanos. Un año después ha dado un viraje, ¿por qué este cambio de 180 grados? ¿Cómo podemos interpretar esa evolución?

Si se lee el artículo que escribí, decía que había mucha gente en UPyD que pensaba como él y no entraba en el fondo del asunto de pacto. Lo que criticaba eran sus formas, había que plantear el debate dentro y él nunca lo había propuesto en el Consejo Político. Es verdad que me equivoqué en las formas y pedí disculpas tres días después. Los políticos debemos ser ejemplares y no lo fue mi manera de calificarlo. Pero, sobre el fondo del asunto, yo también empiezo a verlo después de las europeas. Ya se estaba moviendo todo antes, pero el retrato estaba en los resultados.

Se presentó al Congreso en 2011 en la lista de UPyD después de que la tentara Díez, la apoyó en el enfrentamiento contra Sosa Wagner y ahora, en cambio, parece que hay un espacio abismal entre las dos. ¿Es como ‘matar al padre’?

Bueno, digo que la regeneración empieza en casa. Me metí en política y en UPyD porque creía que era necesario que cambiaran los partidos, lo dice el manifiesto fundacional. Acabar con los aparatos de los partidos es una batalla que he dado durante toda la legislatura contra el PP y el PSOE. Nunca pensé que la tuviera que dar en UPyD, pero la vida y las circunstancias son así.

lozano díez

¿Cuál será su primera medida si es elegida portavoz?

Lo primero que tenemos que hacer es ponernos a ampliar la base de afiliados, ya que hemos perdido casi un tercio en los últimos meses. Nuestra primera idea es reducir la cuota a quien lo solicite porque ha sido una barrera de entrada. Lo segundo es cerrar heridas. Los procesos internos en UPyD se han planteado -estimulado desde arriba- como enfrentamientos muy cainitas, y eso hay que acabarlo. Hay que tomarse la competencia interna con más naturalidad y acabar con los insultos de los afiliados en Twitter, que es un espectáculo lamentable. Y lo tercero es ponerse a trabajar como locos en las elecciones generales diseñando una estrategia y una campaña.

Después del congreso se tienen que celebrar primarias para el candidato a La Moncloa. ¿Se presentará?

Tampoco lo he pensado. Vamos paso a paso.

El partido está sumido en un ERE. ¿Cómo están los ánimos internamente?

Lo que hemos encontrado ahora durante la campaña es que la gente empieza a recuperar la ilusión y vuelve a sentir lo mismo que cuando se afilió a UPyD, que realmente hay posibilidad de cambiar las cosas y que eso empieza dentro del partido. Es como cuando tiras una piedra en un estanque y van abriéndose círculos concéntricos. Hemos tocado fondo, pero hemos empezado a resurgir.

¿Cuánto cuesta la campaña?

No sé cuánto va a costar al final porque no la hemos cerrado. En la web están las cuentas, hemos hecho una plataforma de donaciones y ese dinero va fundamentalmente para gastos de papelería y desplazamientos. Está todo actualizado al día.

Ha recuperado para su candidatura a Toni Cantó, que meses antes había renunciado a ser el candidato de UPyD a la Generalitat valenciana y abandonaba su escaño en el Congreso. ¿Cómo ha conseguido que vuelva?

Es muy consciente de que hace falta esta renovación en el partido. Dijo que iba a permanecer como afiliado para ver qué pasaba con el congreso. Lo que hemos conseguido es que se integre en la candidatura y está haciendo campaña. Es una alegría tenerle porque es un valor muy importante del partido.

"ESTOY CONVENCIDA DE QUE UPYD SOBREVIVIRÁ"

Entró en el Congreso en 2011 y ya está acabando la legislatura. ¿Qué la ha sorprendido para bien y para mal de la política desde dentro?

Me ha sorprendido para mal lo poderosa que es la inercia, el inmovilismo absoluto de no querer cambiar nada, de que esto aguante, una voluntad de autorpreservación de quienes mandan. Eso es más poderoso que cualquier ideología. Para bien, la política también saca lo mejor de la gente.

¿Su gran momento político ha sido sacar a la luz el caso de Zaida Cantera?

Sin duda, por el trabajo que hemos hecho juntas y por la brecha que hemos conseguido abrir. Ahora están saliendo nuevos casos de acoso, era un tema desconocido para la sociedad. La opacidad permitía que estuvieran ocurriendo cosas inaceptables en un Ejército democrático del siglo XXI.

Por último, ¿va a sobrevivir UPyD?

Estoy convencida de que sí. La política es una carrera de largo plazo y en el maratón de 42 kilómetros te da un bajón o una pájara a los veinte, pero te repones y sigues. Estoy convencida porque es lo que la gente necesita para que se solucionen sus problemas.

Defina a…

Rosa Díez: Valiente.

Andrés Herzog: Trabajador.

Toni Cantó: Especial.

Francisco Sosa Wagner: Buen catedrático.

Albert Rivera: Listo.

Mariano Rajoy: Fuera.

Pedro Sánchez: Arrojado.

Pablo Iglesias: Demasiado ideológico.

Irene Lozano: Me cuesta mucho hablar de mí.

Irene Lozano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...