POLÍTICA

Cataluña planea una Hacienda propia similar a Suecia y Australia

28/07/2015 07:22 CEST | Actualizado 28/07/2015 07:28 CEST
EFE

El sueño independentista no se puede cumplir sin unos impuestos propios. Por eso, Cataluña se propone construir un modelo de administración tributaria inspirado en el que hay implantado en Australia y Suecia, que primaría la cooperación con el contribuyente por encima del control, según los expertos que asesoran al gobierno autonómico en su proyecto de Hacienda propia.

El responsable del programa para la definición de un nuevo modelo de administración tributaria de Cataluña, Joan Iglesias, indicó este lunes que ese es el modelo que los expertos aconsejan al gobierno catalán que implante en caso de una eventual independencia de España.

En un acto en el Palau de la Generalitat, representantes de consultoras como KPMG, PwC, Deloitte, Everis y de escuelas de negocio como Esade expusieron los resultados de diez informes encargados por el Govern en los dos últimos años para avanzar en el objetivo de construir un nuevo modelo de administración tributaria para Cataluña.

Los expertos recomiendan al gobierno catalán que cree un Servicio Catalán de Gestión de Ingresos formado a su vez por cuatro organismos: la Agencia Tributaria de Catalunya (ATC), la Agencia Catalana de Recaudación de Ingresos (ACRI), la Agencia Catalana de Comercio Exterior y Aduanas (Acced) y la Agencia Catalana de la Propiedad Inmobiliaria (ACPI).

Toda esta administración ejecutiva dependería del conseller de Hacienda, pero a su vez todo el sistema estaría tutelado por un denominado Consejo Fiscal dependiente del Parlamento catalán.

Cataluña se propone implantar un sistema similar al australiano o en al sueco porque, a pesar de las diferentes tradiciones políticas de estos dos países, se trata de un sistema innovador que prima la cooperación con el contribuyente sobre el control.

"ESTAMOS A PUNTO"

Cataluña "está a punto y preparada" para construir una hacienda propia en mayúsculas, ya que cuenta con las ideas, el talento, el conocimiento y las personas necesarias. Esta es la declaración de principios que ha lanzado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en referencia del plan tributario.

"No se ha perdido el tiempo, se ha hecho mucho trabajo y ahora tenemos no sólo una gran oportunidad por delante, sino también una gran necesidad por parte de los 7,5 millones de ciudadanos de Catalunya", ha dicho Mas en la clausura de la presentación del nuevo modelo de Administración Tributaria de Cataluña, que la Generalitat encargó a un grupo de expertos.

"Sin el control de tu propia Hacienda, aunque sea en un marco cooperativo europeo como queremos, no hay autogobierno, y sin autogobierno no hay proyecto propio de país", ha aseverado Mas, que ha añadido que ahora sólo faltan que se den las condiciones sociales y políticas para darle cuerpo a este modelo que, según ha dicho, es el intento más serio que ha hecho Cataluña para tener una hacienda propia en los últimos tres siglos.

¿CÓMO VA A RESPONDER MONLCOA?

El Gobierno garantiza que si la Generalitat de Cataluña superara las competencias que tiene atribuidas en materia tributaria, el Ejecutivo respondería a esa decisión, pero subraya que, por ahora, no hay ninguna medida que haga necesaria una inmediata respuesta.

Es lo que ha asegurado en una reunión con periodistas en el Palacio de la Moncloa el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón.

Según el Gobierno, contra un acto como el de este lunes, de mera explicación de lo que se pretende, no se puede actuar, pero ha recordado que todas las comunidades tienen unas competencias en materia tributaria y que si alguien las superara, el Gobierno respondería.

Se trata de la misma forma de actuar que ha tenido hasta ahora el Gobierno, ya que ha planteado recursos a las medidas concretas aprobadas por la Generalitat y no a simples declaraciones, según el secretario de Estado.

GESTHA VE INNECESARIO "TROCEAR" LA ADMINISTRACIÓN

Sobre este asunto, los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) consideran innecesario "trocear" la administración tributaria en varios entes para aumentar su independencia y eficacia, ya que, desde su punto de vista, la mejora del sistema fiscal pasa por ampliar las competencias entre los distintos empleados públicos y evitar la acumulación de funciones en unos pocos cargos de confianza.

Gestha realiza estas consideraciones en una nota de prensa en la que sale al paso del nuevo modelo de sistema fiscal para Cataluña encargado por la Generalitat a un grupo de expertos.

En este sentido, el colectivo de técnicos reconoce la importancia de que exista una "clara separación" entre la administración tributaria y el poder político, aunque sea el Ejecutivo quien la dirija, rindiendo cuentas de su actividad y eficacia en el Parlamento.

No obstante, Gestha sí comparte con el grupo de expertos algunas de las propuestas que caracterizan el modelo catalán y que de aplicarse, mejorarían el funcionamiento y la eficacia de la Agencia Tributaria Estatal (AEAT).

En concreto, coincide en que para medir la eficacia de la administración tributaria no sirven indicadores tradicionales como el importe total del fraude descubierto o el número de inspecciones, sino que habría que conocer el 'Tax Gap' o grieta fiscal, es decir, la diferencia entre la recaudación real y la potencial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR