Huffpost Spain

Qué es el 'impuesto al sol' y cómo van a cobrar por el autoconsumo energético

Publicado: Actualizado:
SORIA
JUAN CARLOS HIDALGO/EFE
Imprimir

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Real Decreto que impone lo que denomina "peaje de respaldo" al autoconsumo energético. Es lo que se conoce como "impuesto al sol", sobre el que las organizaciones de consumidores, grupos ecologistas, asociaciones empresariales y la oposición llevan advirtiendo desde que hace más de dos años el Ministerio de Industria diese a conocer sus intenciones. Después de algunos retoques basándose en el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) y el visto bueno del Consejo de Estado, el Gobierno ha aprobado la normativa que para organizaciones como Greenpeace supone una "clara política de penalización de las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética".

¿CÓMO VAN A COBRAR POR GENERAR TU PROPIA ENERGÍA?

El consumidor que tiene instaladas placas y genera su propia electricidad está habitualmente conectado a la red, de la que recibe energía extra para cubrir sus necesidades -no siempre hace sol y casi nunca lo que se produce es suficiente-, y a la que a su vez vierte la energía que no consume.

Para el ministro de Industria, José Manuel Soria, "de lo que se trata es de decir al consumidor que está muy bien el autoconsumo, pero cuando va a utilizar la red que pagamos entre todos también tiene que contribuir porque, si no, los demás estaríamos pagando una parte del autoconsumo". Su departamento considera que eximir del pago de un peaje de respaldo supondría una subvención a costa del resto de consumidores. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Soria ha insistido en que los autoconsumidores deben pagar los peajes de transporte y distribución "en la medida en que usa" el sistema y contribuir "como cualquier otro consumidor" a otros costes.

Así puesto parece incontestable, y nadie se lo niega, pero cuando se entra en el detalle, la cosa cambia, como señala Mario Sánchez-Herrero, coordinador de la empresa de economía social Ecooo: "Lo lógico es que estos consumidores paguen por ese respaldo cuando y solo en aquellos momentos en que necesitan recurrir a la red, y no, según se establece en la regulación recién aprobada, en los momentos en los que no están consumiendo de la red, es decir en aquellos momentos en los que los paneles fotovoltaicos están funcionando".

¿CÚANTO VA A COSTAR?

En el caso de los consumidores residenciales, se va a cobrar aproximadamente unos 9 euros más IVA al año por kW de potencia de cada panel que tengan en casa. El inconveniente para este tipo de consumidores, subraya Sánchez-Herrero, no es tanto el peaje, sino que no tienen ningún tipo de retorno por la energía que ellos producen y vuelcan en la red. "Regalas a lo mejor el 70% de toda la energía que produce tu instalación a la compañía eléctrica, que por cierto, se la va a vender a tu vecino a 12 céntimos el kilovatio-hora (kWh)".

En las instalaciones más grandes, las industriales, los consumidores pagarán dos peajes. Esos 9 euros más IVA por cada kW de potencia de los paneles más uno variable asociado al coste de la energía. "Es el que de verdad impacta" según el experto de Ecooo, y serán unos 5 céntimos por cada kWh que produzcan y autoconsuman.

Estarán exentos del peaje los autoconsumidores de las islas Canarias y Baleares.

¿A QUIÉN FAVORECE ESTA MEDIDA?

Industria defiende que el Real Decreto pretende garantizar la estabilidad económica y financiera del sistema y evitar que todos los consumidores "subvencionen" el autoconsumo -lo llama, de hecho, "peaje solidario"-. Cuando el Gobierno habla de "el sistema", las organizaciones como Ecooo escuchan “la cuenta de resultados de la grandes compañías eléctricas”.

Facua, la organización de defensa de los derechos de los consumidores, también denuncia que el Ejecutivo impone "los intereses de las grandes compañías eléctricas sobre los de los consumidores, a quienes perjudica económicamente". Recuerda, además, que "el sistema que perpetúa ha provocado subidas de la luz para los hogares del 74,93% en los últimos diez años".

Greenpeace afirma que con esta medida y otras que ha aprobado "el Gobierno rinde vasallaje al oligopolio eléctrico".

¿POR QUÉ DICE EL GOBIERNO QUE EL AUTOCONSUMO ES INSOLIDARIO?

Según el Ejecutivo, al reducir su consumo quien autoproduce su energía obliga a quienes no tienen estas instalaciones a asumir un pedazo mayor de los costes del sistema. Señala, además, que poner paneles puede costar unos 5.000-6.000 euros, y por lo tanto es una cosa de ricos que acentúa la desigualdad.

En Ecooo desmontan estos dos argumentos. Primero, defienden los beneficios del autoconsumo para el bien común, "incompatibles con la idea de insolidaridad", como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de importaciones de combustibles fósiles, de mejora de la balanza de pagos, de empleo. Segundo, afirman que con una regulación del autoconsumo similar a la que se está aprobando en el resto del mundo que fomenta ayudas para la adquisición e instalación de equipos, la electricidad procedente de los paneles resulta significativamente más barata que la que pagamos actualmente en nuestras facturas. El autoconsumo sería de hecho una herramienta contra la pobreza energética y la desigualdad, según esta perspectiva.

¿POR QUÉ QUERRÍA EL GOBIERNO FAVORECER A LAS EMPRESAS ENERGÉTICAS?

Sánchez-Herrero recuerda -"aunque pueda sonar demagógico y fácil"- que las puertas giratorias, cuando un político pasa de lo público a lo privado, no se limitan a los casos más conocidos de los más altos cargos, como la relación del expresidente del Gobierno Felipe González con Gas Natural Fenosa, o de José María Aznar con Endesa, sino que hay toda una ristra de cargos intermedios directivos que cuentan con que esas puertas sigan girando.

Pero además, señala, el Gobierno defiende que "de las cosas importantes, como puede ser el suministro energético, se tienen que ocupar las empresas grandes, y necesitamos que haya grandes campeones españolas para tener peso en el mundo y que nuestra economía sea viable. Eso pasa por garantizar que en un mercado cautivo, tengan unos ingresos suficientes para que no pierdan pie en la competencia feroz que mantienen con las empresas similares del resto de países del mundo. Defenderlas como sea a costa de lo que sea".

¿CUÁNTO PUEDEN SACAR LAS ELÉCTRICAS DEL PEAJE?

"El problema con el que se encuentran las eléctricas es que hicieron sobreinversiones de centrales de ciclo combinado, plantas de producción que utilizan el gas para producir electricidad. Esas plantas, por la crisis, están trabajando 800-1.000 horas al año, cuando tendrían que estar 5.000-6.000 horas. Si se permitiese el autoconsumo con una normativa razonable, no ya que lo favorezca sino que no lo perjudique, en vez de trabajar 800 horas trabajarían 100, y por lo tanto les resultaría aun más complicado recuperarse de las enormes inversiones que hicieron", explica el coordinador de Ecooo.

¿CÓMO SE HACE EN OTROS PAÍSES?

Como recuerda la Unión Española Fotovoltaica (Unef), que agrupa a unas 300 empresas del sector, España, donde precisamente la presencia del sol invita a fomentar este tipo de energía, es el único país en el que se está preparando una normativa "para que no se desarrolle" el autoconsumo.

En Portugal, por ejemplo, "se permite el desarrollo del autoconsumo de hasta 1MW sin ningún tipo de peaje y el balance neto se hace pagando el precio de la energía excedentaria a un 90% de su precio de mercado", como recoge El País.

Desde fuera no se entiende este paso del Gobierno. O sí. La revista Forbes titulaba hace dos años, cuando el Gobierno desveló sus planes: Sin ideas y endeudada, España contempla gravar el sol.

VER ADEMÁS

 

Información cedida por ver más