ECONOMÍA
15/08/2013 19:44 CEST | Actualizado 15/08/2013 19:49 CEST

Soria afirma que el Gobierno no intervendrá para frenar posibles subidas bruscas de la luz

EFE

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo no intervendrá en el futuro para frenar posibles subidas bruscas de los precios de la electricidad y dejará las futuras revisiones a merced de los mecanismos establecidos, según ha indicado en una entrevista con Europa Press el ministro, José Manuel Soria. La última subida fue del 3,2%, a principio de este mes, y un 8% en lo que lleva el 2013.

"Hasta ahora, cuando se producía una diferencia entre ingresos y costes, el Gobierno tenía la discrecionalidad de compensarlo o no subiendo o bajando los precios", ha explicado Soria, antes de recordar que esta situación contribuyó a originar el déficit de tarifa, que en términos acumulados asciende a 26.000 millones de euros.

La forma de lidiar con el déficit tarifario del Gobierno ha sido sistemáticamente criticada por asociaciones de consumidores, que aseguran que corregirlo recaerá principalmente en el bolsillo de los ciudadanos.

Con la reforma energética se aplicará un mecanismo automático de revisión de peajes en cuanto haya una desviación superior al 2,5% de los ingresos, con lo que esta circunstancia "se reflejará en los precios" sin que haya "discrecionalidad".

"Esto es muy bueno, porque los precios nos estarán dando señales exactas de cuál es el funcionamiento del mercado y cuáles son los costes del sistema", ha manifestado el ministro. Ese 'dejar hacer' al mercado ha sido fuertemente criticado por organizaciones que defienden los derechos de los consumidores, pues conlleva dejar los precios al criterio de un oligopolio, en su opinión.

OBJETIVO DE LA REFORMA ENERGÉTICA

Pese a renunciar a cualquier intervención para evitar subidas, Soria ha asegurado que uno de los objetivos de la reforma energética es precisamente evitar incrementos en el recibo. "Todo el espíritu de la reforma es evitar que el precio de la electricidad hubiera subido en España desde enero de 2012 un 42%, después de haberlo hecho un 63% entre 2003 y 2011".

Organizaciones de consumidores como FACUA cifran la subida en un 86% en los últimos 10 años, todo ello en beneficio de las millonarias eléctricas y en detrimento de los usuarios. Es la tercera electricidad más cara de Europa, y está creando situaciones alarmantes en los hogares más pobres, que ya no pueden calentarse, según Cruz Roja.

"Pero si el mercado marca una nueva subida, lógicamente eso lo va a reflejar el sistema, porque si no lo hace estaremos reiniciando nuevamente el problema de generación del déficit y, si esto no se soluciona, tendrá que haber soluciones más drásticas de las que se han adoptado" ha advertido Soria.

Este año, la electricidad ha subido numerosas veces, hasta el punto de inspirar campañas solamente dedicadas a protestar por el "desproporcionado" aumento en los recibos.

EMPRESAS DISGUSTADAS

Soria ha asegurado que entinde que las nuevas medidas "no gusten" a las eléctricas, a pesar de que "se ha intentado minimizar el perjuicio colateral" de la reforma. "Me habría preocupado más que las eléctricas estuviesen encantadas, porque eso significaría que no estamos resolviendo como teníamos que resolver el problema".

"Lo peor que le podría ocurrir a las eléctricas sería que no se resolviese el problema", ha opinado Soria, ya que en 2013 el Estado dejará de avalar las titulizaciones de deuda eléctricas y serán las eléctricas las que tengan que volver a financiarla, por lo que no les conviene que siga aumentando el déficit de tarifa, según ha explicado.

CIERRE DE RENOVABLES

El ministro también se ha pronunciado acerca de los nuevos incentivos para el cierre de instalaciones de energías renovables. "No tenemos articulado un sistema, como puede ser el de la Sareb en el sector bancario, pero sí abrimos la posibilidad de que, a quienes no puedan afrontar este tipo de proyectos, podamos buscarles una solución" ha indicado.

"Hay miles y miles de inversores en tecnologías como la fotovoltaica, y no es lo mismo un inversor que aportó una autofinanciación del 10% con un crédito del 90% y una inversión de 100.000 euros a otro de inversiones de dos o cinco millones", ha señalado.

Los consumidores han criticado duramente el ataque a las renovables, un campo en el que España, por sus únicas condiciones geográficas, era puntera.

LA TARIFA EN LOS PRESUPUESTOS DEL ESTADO

Soria se ha mostrado convencido de que el Ministerio de Hacienda cumplirá el compromiso de vehicular este año un crédito de 2.200 millones para el sistema eléctrico y de asumir en los Presupuestos Generales del Estado un coste de 900 millones anuales relacionado con la actividad extrapeninsular.

"Es un compromiso del Gobierno y lo vamos a cumplir" ha asegurado Soria, que ha calificado de "no fundados" los comentarios acerca de discrepancias entre su departamento y el dirigido por Montoro. "Cuando una decisión se toma por todo el Gobierno, no solo vincula a todo el Gobierno, sino que todo el Gobierno la defiende", ha aseverado.

Las organizaciones de consumidores opinan que la reforma energética y las subidas en la factura sólo desvían el problema al bolsillo de los usuarios, que tienen que aportan por partida doble, vía impuestos y a través de la factura, y creen que las eléctricas cargarán en ellos también la parte que deben pagar para la corrección del déficit.

AUTOCONSUMO, GAROÑA Y COGENERACIÓN

Sobre el nuevo real decreto de autoconsumo, Soria ha dicho que "el Gobierno piensa que esta actividad es buena".

"De lo que se trata es de decir al consumidor que está muy bien el autoconsumo, pero cuando va a utilizar la red que pagamos entre todos también tiene que contribuir porque, si no, los demás estaríamos pagando una parte del autoconsumo". Y ha sostenido que el importe del nuevo peaje de respaldo no supone una penalización, sino que se corresponde al "nivel que remunera el uso" de las infraestructuras.

Soria también ha aludido a la actividad de cogeneración y a la central de Garoña. Sobre la primera, ha dicho que, "en algunos casos", la producción de electricidad en los complejos industriales llegaba a ser "más importante que la propia actividad industrial", y que por ese motivo se han reducido los incentivos.

En cuanto a Garoña, ha asegurado que el Gobierno "va a tener siempre la máxima disposición a tender la mano a cualquier sector y resolver sus problemas", al tiempo que respeta la decisión de Nuclenor de mantener un año cerrada la planta por motivos económicos.

Industria velará por que la planta "cumpla con las condiciones de seguridad", que es lo que "irá a misa". "Si no hay garantías de seguridad nuclear, la decisión del Gobierno será otra", ha advertido.

NOTICIA PATROCINADA