POLÍTICA
06/11/2015 14:12 CET | Actualizado 06/11/2015 14:45 CET

El plan que el Gobierno aplicará el lunes para frenar la independencia

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha detallado este viernes parte del plan que el Ejecutivo llevará a cabo para reaccionar al pleno del Parlament de este lunes, en el que se debatirá la declaración independentista redactada y aprobada por Junts pel Sí y la CUP.

Sáenz de Santamaría ha subrayado que el Gobierno pondrá en marcha el lunes, y "con urgencia", "toda la maquinaria" para que la declaración independentista sea declarada inconstitucional la próxima semana. Para ello, el Ejecutivo pedirá "de urgencia" ese mismo lunes el necesario informe previo del Consejo de Estado, órgano consultivo del Ejecutivo.

"En cuanto" lo tengan, ha dicho, "se convocará de manera urgente el Consejo de Ministros" extraordinario para aprobar la presentación del recurso ante el Tribunal Constitucional en el que se pedirá "la suspensión de la declaración".

El mismo miércoles el Tribunal podría celebrar una reunión extraordinaria. Si acepta el recurso del Gobierno, la declaración del Parlament quedaría suspendida de forma inmediata. "Una vez esa declaración se anula, es como si no hubiera existido. Es como la famosa declaración que ya recurrimos, es como si nunca se hubiera dictado. Si alguien intentara llevar a cabo sus efectos, hay mecanismos sancionadores variados", ha afirmado.

"La inmediatez del Gobierno será total", ha advertido la vicepresidenta, quien ha avisado de que el Gobierno "usará cuantos instrumentos sean necesarios para que se vele por el cumplimiento ley y la igualdad de todos los españoles". Ha asegurado, además, que el Ejecutivo "se siente arropado" por un conjunto de fuerzas políticas e instituciones sociales que apoyan "la estrategia de cumplimiento de la ley y el respeto a la legalidad, la unidad y la igualdad".

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha propuesto este mismo viernes formalmente a Artur Mas como candidato a la Presidencia de la Generalitat tras haber culminado este viernes su ronda de contactos con los partidos para saber sus propuestas de cara al pleno de investidura.

En un breve discurso desde su despacho en la Cámara, ha anunciado que el pleno independentista será a las 17 horas del lunes 9 de noviembre, primer aniversario del proceso participativo sobre la independencia de Cataluña.

LA ADVERTENCIA DE LA VICEPRESIDENTA

En este sentido, Sáenz de Santamaría, ha considerado que "sin ningún género de dudas" la primera persona que debe sentirse aludida por el aviso del Tribunal Constitucional de que el Parlament debe velar por el cumplimiento de la Constitución es Forcadell.

Sáenz de Santamaría ha señalado que el TC ha realizado algo insólito en su auto, que es "una advertencia", al hacer notar que el Parlament catalán tiene la obligación de velar por el respeto a la Constitución en el debate de la propuesta soberanista. Y que, si no lo hace, entonces ese tribunal podrá tomar las decisiones que estime oportunas, como ya hizo en 2013 con la declaración independentista.

Al ser preguntada sobre si la primera persona que debería sentirse aludida por ese aviso sería la presidenta de la Cámara catalana, Carme Foscadell, Sáenz de Santamaría ha recalcado: "Sin ningún género de dudas", tanto jurídicamente como políticamente.

"Forcadell debe velar como presidenta del Parlament para que no se vulneren los derechos de los diputados", ha apuntado, y ha invitado a los periodistas a imaginarse que el presidente del Congreso o el del Senado dejaran de amparar los derechos de la mitad de la cámara.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA