Huffpost Spain

Judíos y españoles: el rostro menos conocido del Holocausto

Publicado: Actualizado:
DONA SABAN
Página de testimonio de la toledana Dona Saban. | YAD VASHEM
Imprimir

Los nazis mataron a seis millones de judíos. Eso, según las estadísticas más conservadoras. Seis millones de personas que habían cometido, a sus ojos, el pecado de ser, de pertenecer. Se calcula que entre las víctimas de los campos de exterminio y concentración que los de Adolf Hitler usaron para masacrar a este pueblo -y a izquierdistas, gitanos, homosexuales...- hubo más de 9.300 españoles, de los que unos 5.550 murieron.

En su inmensa mayoría, eran republicanos escapados a Francia y enrolados en la resistencia antifascista. Pero entre ellos también había judíos. Judíos españoles. Miembros de una comunidad pequeña, de no más de 3.000 personas en todo el país, según explican en el Museo Yad Vashem o Museo del Holocausto de Jerusalén. No los detuvo el dictador Francisco Franco, pese a no tener el más mínimo aprecio a los judíos, sino que fueron apresados por los nazis allí donde llegó la ocupación, en lugares como Francia o Grecia, con importante comunidad hebrea, en gran parte de descendencia sefardí.

Su historia ahora late, viva, gracias a la Base de Datos de Víctimas de la Shoa, elaborada por más de 50 historiadores en el museo jerosolimitano. Ya tienen información de 4,5 millones de los seis millones de exterminados por los fascistas alemanes. Han logrado hojas de testimonio, listas de personas perseguidas, de deportaciones, hojas rellenas con los nombres de los encerrados en cada camión o tren. Y, en medio de todas ellas, 217 resultados llevan a la etiqueta "Spain", España.

En esta semana en la que se ha celebrado el Día de la Memoria del Holocausto -con el que la ONU recuerda el 27 de enero de 1945, cuando se liberó al fin el campo de Auschwitz-, rescatamos algunas de las historias de los judíos españoles que perecieron en ese holocausto que los historiadores coinciden en llamar el mal absoluto.

DONA SABAN

dona saban

Nacida en Toledo, Dona Saban murió en 1944, se calcula que a los 49 años. Era bodeguera, se dedicaba al cultivo de viñas y al procesado de vino posterior. Durante la Segunda Guerra Mundial residió en Bursa (Turquía), donde fue apresada y llevada a Auschwitz.

CARMEN SILVA

carmen silva

Carmen Silva era natural de Bilbao, donde nació en 1904. Era ama de casa. Se marchó a vivir a Bayona (Francia) con su esposo Robert. Fue víctima de la masacre de Oradour Sur Glane, en Normandía; los hombres fueron fusilados y las mujeres y los niños, quemados en el interior de una iglesia. En ella fueron asesinados hasta 24 españoles.

ISIDORO COHEN

isidoro cohen

Isidoro Cohen era un joven judío de Melilla nacido en 1916 que, desde el año 37, se fue a vivir a Montpellier (Francia), donde estudiaba Medicina. Era soltero. Fue deportado al campo de Drancy, donde los nazis lo asesinaron en 1944.

DAVID OHAYON

ohayon david

David Ohayon nació en Las Palmas en 1921 y murió siendo apenas un joven, fusilado en el Mont Valerien, una colina próxima a París. Uno de sus hermanos ha informado al Yad Vashem hasta de su dirección en 1942, cuando lo mataron: el número 8 de la Rue Sevestre. David era empleado de un restaurante cuando lo asesinaron.

ELIE HABIBI

elie habibi

Elie Habibi no era español de nacimiento, ya que vino al mundo en Esmirna (Turquía), pero residió en Barcelona antes de su deportación a Drancy y, de ahí, al campo de Auschwitz. Nació en 191 y murió en 1943, según relata en la ficha de testimonio su hijo pequeño, Moshe. Era vendedor de fruta. Tenía dos hijos con su esposa Roza.

PEDRO BENET

pedro benet

El de Pedro Benet es uno de esos casos desvelados no porque queden supervivientes que hayan podido aportar información, sino por el trabajo de los historiadores particulares, en este caso, el de Xavier Messalati, un historiador residente en Jerusalén que ha ayudado a documentar las vidas de numerosos españoles de la Shoa. De este hombre apenas se sabe que nació en Sidamut (Lleida) en 1919 y que fue asesinado en el campo de Dachau en 1944.

MENDEL LANGER

mendel langer

Mendel Langer era alemán de Szczecin, pero acabó siendo también español de Castellón, casado con Cecilia Molina, vecino de la calle Useras. Asesinado en 1943.

IRENE DE HORSCHITZ

irene horschitz

Irene de Horschitz nació en 1907 en Madrid y fue asesinada en Lublin (Polonia) en 1944. "Hija de Anita", dice su ficha. Se sabe de ella que estaba divorciada y que residía en París en el momento de su detención.

DAYLA COHEN

dayla cohen

Dayla Cohen era sevillana pero desde 1939 residió en Estrasburgo (Francia) con su esposo David. Se dedicaban al tallado y venta de diamantes. Fue deportada al campo de Auschwitz, donde fue finalmente asesinada.

"ESE DOLOR SIEMPRE HA ESTADO EN NUESTRAS VIDAS"

El Museo del Holocausto ha levantado una a una 4,5 millones de historias de víctimas del nazismo (de las 6 millones de víctimas que hubo) gracias, sobre todo, a la memoria. Como la de Nimrod Segal y, antes, la de su madre, Yael, hermana de Ana. Ambas mujeres eran de Madrid, nacidas en las dos primeras décadas de 1900, y trasladadas durante la Guerra Civil a Francia. Se fueron con familiares de las afueras de París, explica Nimrod, ahora un abogado asentado en Venezuela. "Pasaron años en paz allí pero con la ocupación cayeron en manos de los nazis. Tenían protección de un granjero llamado Sebastián, que las hizo pasar por hermanas suyas en varios registros, pero una vecina colaboracionista las delató. Mi madre logró esconderse, pero mi tía Ana no", relata vía correo electrónico.

El destino de Ana Cohen fue desconocido para su familia durante tres años. La mujer había sido asesinada en 1943 en Drancy, pero no fue hasta acabada la Segunda Guerra Mundial, en 1945, cuando los suyos supieron de su destino. "El campo fue liberado el 17 de agosto de 1944 por tropas aliadas. Tras más de 25.000 muertos, quedaron algunos vivos para contarlo. Hubo judíos que apuntaron los nombres de las víctimas, igual que los que consiguieron escapar por un túnel. Fue de esta forma que supimos de mi tía", añade.

El sobrino de Ana mantiene pleno contacto con investigadores de Israel, del Museo de la Diáspora de Tel Aviv, por si llegan informaciones nuevas sobre su caso. También, explica, sobre conocidos que se perdieron en París, que convivieron con su madre y su tía, españoles y no españoles, y de los que luego nunca han tenido noticia. Da nombres, "por si alguien incluso leyendo este artículo aclara algo": Josefina Vila, Oro Cohen, Max Eissen, Rosa Rodes...

En la familia Cohen "el dolor de la Shoa siempre ha estado presente". "Primero sentimos en nuestra vida la ausencia de Sefarad -España- y luego la de la vida misma de los nuestros. Mi madre sólo pudo rehacer su vida con otro sobreviviente del Holocausto que entendió su escapada y su miedo. Los que seguimos vivos arrastramos una losa de ausencia que nada repara", concluye Nimrod.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

También en El Huffington Post

Close
Auschwitz en 2015
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección