Huffpost Spain

La importancia de que los medios informen bien sobre la violencia de género

Publicado: Actualizado:
VIOLENCIA
ISTOCK
Imprimir

"Más de ochocientas mujeres han sido asesinadas a manos de más de ochocientos hombres en los últimos diez años en España. Sin embargo, es difícil encontrar un titular como este en los medios de comunicación". Así comienza el libro Cómo informar sobre la violencia machista del periodista y escritor Jose María Calleja. En él, critica que los asesinatos de mujeres a manos de hombres con los que tienen un vínculo, "no están tratados de forma proporcionada a su gravedad en los medios de comunicación".

Calleja, que fue amenazado por ETA en varias ocasiones y tuvo que "exiliarse" en Madrid, se interesó por el tema de la violencia machista cuando se dio cuenta de la cantidad de mujeres a las que estaban matando. "Es el problema más grave de violencia en España", señala. Opina que los medios de comunicación deberían tener una posición beligerante en cuanto a este tema, por eso nos da cinco claves que debemos tener en cuenta a la hora de informar sobre violencia de género.

1. Tratar el problema de forma proporcionada a la gravedad que tiene.

"No se está traduciendo el problema en un tratamiento proporcionado a la gravedad que tiene", señala Calleja, que incide en la importancia de informarse sobre la violencia machista. "No se trata de una cuestión numérica, es que la violencia machista es un problema estructural, de extraordinaria envergadura, sostenido en el tiempo, que deja centenares de niños huérfanos y que aún no ha encontrado en la mayoría de los medios de comunicación un abordaje exhaustivo y proporcionado a la gravedad de los hechos", critica en la introducción del libro. Y añade que esta desproporción entre las dimensiones de la violencia machista y el tratamiento que se le da en los medios, "es un reflejo de una percepción de las mujeres como seres que aún no son considerados como iguales a los hombres, que son aún tenidos por inferiores".

2. No se puede decir que una mujer "ha muerto" cuando ha sido asesinada.

Esto supone un dilema para la mayoría de los medios de comunicación. Muchas veces se pueden leer titulares como "Muere una mujer en Valencia acuchillada por su marido". En otras ocasiones, no se trata el tema como un asesinato hasta que no se demuestra en un juicio. "Con otras ocasiones se llama "asesinato" antes del juicio, como en el asesinato de Isabel Carrasco, por ejemplo. Para informar sobre violencia de género se toman unas prevenciones que no se toman para otros casos", recuerda el periodista. Para él, esto puede ser debido a que, de alguna manera, se sigue "culpabilizando a la víctima, pensando que la mujer algo habrá hecho". Lo compara con los primeros años de ETA, durante los cuales los medios trataron los ataques terroristas de forma parecida.

3. Los periodistas no podemos informar sólo cuando hay un asesinato.

Calleja destaca la importancia de informar más allá de los asesinatos. "¿Cuántas mujeres hay paralizadas por el pánico que no pueden hacer nada? Con ETA informábamos más que de los ataques. Por ejemplo, nadie cuenta cuántas mujeres, con la crisis, están aguantando un maltrato por la dependencia económica", recuerda.

4. Un ejercicio de empatía

"Muchas veces nos preguntamos por qué las mujeres no denuncian", lamenta el periodista. Denunciar, dice, es un tema complicado ya que hay muchos miedos. "Hay muchas mujeres que retiran las denuncias a las puertas del juicio. Las víctimas se sienten culpables, sucias, y piensan que ya se pasará", dice.

Por eso recuerda que hay que hacer un ejercicio de empatía con las víctimas y evitar culpabilizarlas. Las mujeres que son maltratadas pasan miedo y se paralizan a la hora de denunciar. No es fácil llevar a juicio a una persona a la que quieres o con la que convives y eso hay que tenerlo en cuenta.

5. No hay que tratar los asesinatos machistas como un suceso.

Calleja opina que "debe haber una parte de las redacciones especializada en violencia machista". "Hay más asesinadas por violencia machista que por ETA, así que debería haber periodistas especializados".

UN LARGO CAMINO

Aún queda un largo camino para que se haga una narración respetuosa de la violencia de género. "Desde el punto de vista informativo es clavado a lo que se dijo hace años de ETA", alerta Calleja, añadiendo que no es un problema privado sino de Estado, "de una envergadura enorme y con un gran número de maltratadas y asesinadas".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR