Huffpost Spain

Nueve (de los muchos) beneficios que aporta viajar

Publicado: Actualizado:
PASAPORTE
ISTOCK
Imprimir

Si en 1950 eran casi 25 millones los turistas que se lanzaban a viajar a otros países, hoy en día esa cifra ronda los 1.200 millones de personas. Viajar tiene cada vez más adeptos y la tendencia no tiene visos de frenarse: la Organización Mundial del Turismo (OMT) prevé que sólo este año el número de turistas en todo el mundo crezca entre un 3,5 y un 4%.

Con este buen pronóstico este 27 de septiembre se celebra el Día Mundial del Turismo, una fecha instaurada en 1980 por la Asamblea General de la OMT como conmemoración de la aprobación de sus estatutos.

Por este motivo hemos recopilado nueve beneficios que aporta viajar (entre los muchos que tiene) con los que te sentirás identificado si eres de los que aprovecha cualquier ocasión para hacer la maleta... o que te animarán a hacerla, incluso si eres de los que normalmente prefieren quedarse en casa.

Rompe con la monotonía

Un viaje siempre supone un punto de inflexión en la rutina habitual. No sólo implica un cambio de aires, horarios y comidas, sino un paréntesis en las obligaciones diarias. Permite oxigenar la mente y dejar paso a sensaciones agradables y motivadoras.


Estimula la curiosidad

Decidir qué rincón visitar, ya sea una pequeña comarca cercana o un exótico país en la otra punta del globo, despertará tu curiosidad por conocer más de ese lugar. Sin haber llegado a poner un pie allí ya te habrás empapado de qué merece la pena ver, qué costumbres tienen o cuál es el plato típico.


Ayuda a salir de la zona de confort

Viajar supone exponerse a escenarios desconocidos y a cierta incertidumbre, ya que se está lejos de lo conocido. Enfrentarse a esos miedos se traduce en superación y crecimiento personal.


Es bueno para el corazón

Los viajeros tienden a incorporar caminatas y actividades físicas en sus salidas. Algunos estudios han demostrado que viajar puede reducir el riesgo de sufrir ataques cardiacos.

Permite probar nuevos sabores

Vayas donde vayas siempre habrá un plato nuevo, un postre o una bebida típica de la zona que quizá no conozcas. Aquí la ventaja es doble: experimentar con nuevos sabores y, si te gustan, llevarte la receta en la maleta para poder evocar el viaje siempre que desees.


Enseña a ser resolutivo

En cualquier escapada surgirán imprevistos que pondrán a prueba tu capacidad de reacción. Resolver esos contratiempos te dotará de recursos para resolver otras situaciones de la vida y te enseñará a sentirte cómodo con la vulnerabilidad y a ser más flexible.


Fomenta la creatividad

Nuevos sonidos, olores, lenguas, sabores, sensaciones y vistas provocan diferentes sinapsis en el cerebro, según los científicos. Viajar fortalece el encéfalo y puede suponer un destacable incremento de la creatividad.


Da más confianza en uno mismo

Antes de visitar otro país suele asaltar el pensamiento de "No voy a saber pedir la comida en otro idioma o preguntar cómo llegar a un sitio". Lanzarte a ello te hará darte cuenta de que tienes más habilidades de las que piensas. Mejorará tu capacidad para charlar, hacer amigos y ser extrovertido.


Deja magníficos recuerdos

Las experiencias vividas se convierten en muchas anécdotas que contar a la vuelta y un álbum lleno de momentos para recordar (siempre y cuando tengas en cuenta estos consejos).


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

 
Booking.com