TENDENCIAS

Día Mundial de la Educación Ambiental: "Estamos en una crisis ambiental global"

26/01/2017 13:04 CET | Actualizado 10/03/2017 15:57 CET

Que la salud de nuestro planeta corre un grave peligro no es nada sorprendente. Año tras año, las cifras siguen dejando constancia del impacto de la actividad humana en la Tierra. Precisamente por eso cada 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, que pretende llamar la atención sobre esta problemática a la que nos enfrentamos, abordándola desde criterios y principios comunes para todos los países. Desde que en 1972 las Naciones Unidas introdujesen el concepto de educación ambiental se ha intentado estudiar y minimizar el impacto del hombre en el medioambiente.

educacionambiental2

Potenciar la educación ambiental es una necesidad para que las futuras generaciones cuiden el planeta y se preocupen por su salud. Así lo creen muchas instituciones como Project Learning Tree, que ha lanzado un programa educativo que busca concienciar a niños desde infantil hasta primaria. Según ellos, después de cuarenta años de trabajo —el proyecto se fundó en 1976—, introducir a los más jóvenes en la importancia de cuestiones ambientales tiene múltiples beneficios.

Entre ellos potenciar la imaginación y el entusiasmo de los más jóvenes así como invitarlos a que desarrollen un pensamiento crítico. Desde Project Learning Tree insisten en que el aprendizaje y los beneficios van más allá de las cuatro paredes de las aulas. Los niños a los que se les inculca la educación ambiental crecen siendo más tolerantes, tomando parte en acciones responsables con el medioambiente y con un estilo de vida saludable.

En España también son muchos los programas e instituciones que buscan dar la importancia necesaria a la educación ambiental y existen varias universidades que ofrecen a sus alumnos grados en Ciencias Ambientales. Una de ellas es la Universidad de Alcalá, donde da clase de Ecología José Vicente de Lucio, decano de la Facultad de Biología, Ciencias Ambientales y Químicas. "Estamos en una crisis ambiental global", explica de Lucio a El Huffington Post e insiste en que "cualquier actividad en el medioambiente implica el comportamiento de las personas". Es por eso que la educación ambiental es fundamental y, según este profesor, debe utilizarse como una "herramienta" para que tomemos conciencia como sociedad y para "relacionarnos de otra forma con la naturaleza".

educacionambiental3

Día tras día llegan noticias y datos que nos indican que a pesar de que hay un grupo de la sociedad que parece estar más concienciado sobre la cuestión ambiental, "el problema se acrecienta cada vez más y los daños en el planeta se multiplican", comenta el profesor. "La gran lacra contemporánea es el consumismo", explica de Lucio, que aboga por educar a los más jóvenes en un estilo de vida "que no implique el despilfarro" para intentar minimizar el impacto que causa la actividad del ser humano en la naturaleza.

"Nos han vendido la crisis del 2008 como una crisis económica cuando en realidad es una crisis ambiental y de recursos", explica José Vicente de Lucio. Los problemas financieros han convertido la cuestión ambiental en un problema secundario y aparentemente menor, cuando la realidad es que el planeta se está convirtiendo en un lugar que podría dejar de ser habitable dentro de 1.750 millones de años. "Ha habido un retroceso en el progreso de la sociedad hacia el cuidado del medioambiente", denuncia el profesor.

A pesar de que el número de alumnos matriculados y profesores se mantiene estable desde hace unos años, José Vicente de Lucio resalta que nuestra sociedad "no entiende que trabajar por el medioambiente sea una opción laboral". Para este profesor de ecología es importante "retomar la relevancia" de la cuestión ambiental y desechar la idea de que no es "un trabajo de verdad".

Descubre más sobre sostenibilidad, visita Electrify the World, una iniciativa de movilidad inteligente de Nissan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Así es como un joven de 22 años pretende limpiar los océanos

- Pesca sostenible: ¿la única alternativa?