POLÍTICA

La loca respuesta del Gobierno ante la pregunta de un senador sobre el apocalipsis zombi

"¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de una apocalipsis zombi?", planteaba Carles Mulet, de Compromís.

18/04/2017 08:27 CEST | Actualizado 18/04/2017 08:28 CEST
ISTOCK

"¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de una apocalipsis zombi?". Esta era la pregunta que dirigió al Ejecutivo, el pasado 1 de marzo, el senador de Compromís Carles Mulet, famoso por la camiseta de Los Simpson que llevó en su primer debate.

Mulet, quien calificó su propia pregunta de "absurda", la presentó a modo de protesta al Gobierno ante "la falta de respeto al control parlamentario, al no responder en demasiadas ocasiones a preguntas parlamentarias".

RESPUESTA SIN DESPERDICIO

El Ejecutivo ha recurrido al diccionario de la RAE para diferenciar entre las dos acepciones de la palabra "apocalipsis": "En relación a la primera de ellas, 'fin del mundo', el Gobierno informa a Su Señoría que no dispone de protocolos específicos para dicha eventualidad, entre otros motivos, porque poco se puede hacer llegado ese momento", argumentan.

"Sobre la segunda acepción recogida, 'situación catastrófica, ocasionada por agentes naturales o humanos, que evoca la imagen de la destrucción total', se indica, por el contrario, que España dispone de un sistema global de procedimientos concretos y de protocolos de prevención de las emergencias, tanto en el ámbito de la protección civil, en el que participan el conjunto de las administraciones públicas, como en el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Asimismo, el Gobierno articuló en el año 2012 un órgano de coordinación para el control y seguimiento de situaciones críticas, el Consejo de Seguridad Nacional, departamento encargado de la dirección de la política de Seguridad Nacional".

En referencia a la posibilidad de que el apocalipsis sea "de carácter zombi", el Gobierno ha vuelto a recurrir al diccionario de la RAE para diferenciar entre dos acepciones dos acepciones:

"En relación a la primera de ellas —'persona que se supone muerta y reanimada por arte de brujería con el fin de dominar su voluntad'—", el Gobierno "no ha adoptado ningún protocolo específico más allá de los previamente señalados, dada la dudosa probabilidad de que se produzca semejante circunstancia bajo tales premisas", responde.

"En relación a la segunda de las acepciones señaladas del término zombi —'atontado, que se comporta como un autómata'—", el Ejecutivo ha asegurado que "España y sus administraciones públicas disponen de diversas líneas de actuación, aunque el Gobierno duda de que quienes se pudieran encontrar en las circunstancias descritas en la citada definición —por muchos que sean— puedan llegar a protagonizar una situación de apocalipsis como por la que se interesa Su Señoría", concluyen.

DISCONFORMIDAD

Según ha informado Compromís a través de un comunicado, Mulet ha presentado ya un recurso de disconformidad con la respuesta, "ya que no se contesta en la misma a la primera de las dos preguntas ( y la verdaderamente importante) la que hacía referencia a la mala calidad o burla habitual en las respuestas a preguntas escritas".

"¿Se trata de un problema de comprensión, atención o de interés en la temática?", se ha preguntado Mulet, quien considera que el Ejecutivo, "sabiendo que esta respuesta va a ser posiblemente leída por mucha gente, han mostrado un esmero y dedicación que no suele habitual con preguntas de interés".

Mulet, quien ha reiterado que el Gobierno contesta "tarde y mal", ha concluido: "En definitiva, el Gobierno NO tiene ningún protocolo de actuación ante el apocalipsis zombi, y de la respuesta se puede interpretar que el propio Gobierno en si es en sí un apocalipsis zombi.... Una catástrofe humana provocado por atontados o personas autómatas".

LA PREGUNTA ÍNTEGRA DE COMPROMÍS

"Vemos con estupor como la función de control parlamentario al Gobierno, se ve constantemente impedida por parte del ejecutivo, cuando estamos viendo como buena parte de las respuestas del Gobierno, preguntas parlamentarias desde el Senado para contestación escrita, no aportan ningún tipo información.

Centenares de preguntas exigiendo medidas contra los municipios o entidades que incumplen la ley de memoria histórica, las responden evitando el asunto y sin entrar en materia. Les preguntamos por las inversiones en todo y cada uno de los municipios valencianos, y evitan dar datos.

Hemos visto como se han podido "ventilar" más de 500 preguntas concretas con una sola respuesta genérica, cómo remiten a la legislación que ya conocemos, para no explicar las acciones que ha podido hacer el Gobierno en casos muy concretos, o cómo responden vaguedades que nada tienen que ver con lo preguntado.

El artículo 111 de la Constitución Española establece que 1. El Gobierno y cada uno de sus miembros están sometidos a las interpelaciones y preguntas que se le formulen en las Cámaras. Para esta clase de debate los Reglamentos establecerán un tiempo mínimo semanal.

El artículo 20 del Reglamento del Senado expone que 2*. Para el mejor cumplimiento de sus funciones parlamentarias, los Senadores, previo conocimiento del respectivo Grupo Parlamentario, tendrán la facultad de recabar de las Administraciones Públicas los datos, informes o documentos que obren en poder de éstas Artículo 169- 1. El Gobierno deberá remitir la respuesta correspondiente a las preguntas de contestación escrita dentro de los treinta días siguientes a su comunicación

Estos 30 días, nunca se cumple, y a preguntas serias se contestan muchas veces respuestas que no aportan nada (cumplen, por lo tanto, con su obligación formal, pero no respetan el control parlamentario efectivo)

Por ello se pregunta, para ver si se trata de un problema de comprensión, atención o de interés en la temática

¿Se trata de un problema de comprensión, atención o de interés en la temática? ¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de un apocalipsis zombi?"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Un senador de Compromís pregunta al Gobierno cómo se prepara ante un apocalipsis zombi