POLÍTICA

Medalla policial al valor tras ganar el premio de 'Pasapalabra'

"España es un escenario de Berlanga", dicen algunos.

19/06/2017 12:30 CEST | Actualizado 19/06/2017 19:54 CEST

El inspector jefe Luis Esteban Lezáun ganó en febrero de 2015 el bote de 354.000 euros del programa Pasapalabra y apareció en todos los medios por el bonito gesto que hizo justo después: donar parte de su premio a Cáritas.

Ahora, más de años después, Lezáun vuelve a ser noticia. Según informa El País, aquel año la Dirección General de la Policía le concedió una cruz con distintivo rojo. Y el motivo de esa condecoración es que participó en ese concurso "contribuyendo a una inmejorable imagen de la Policía Nacional".

En la información, firmada por Óscar López-Fonsesca, se asegura que así consta en la documentación remitida recientemente por el Ministerio del Interior a la comisión parlamentaria que investiga la etapa de Jorge Fernández Díaz al frente del departamento.

En el mismo diario se explicq que un decreto de 1964 regula la entrega de estas condecoraciones, que conllevan un incremento vitalicio de su sueldo de un 10%. Y en ese decreto se establece que están reservadas para aquellos agentes que han resultado "heridos en acto de servicio", han participado "en tres o más servicios" en los que hubiera riesgo de agresión con armas, han realizado un hecho "abnegado en circunstancias de peligro para su persona" o han participado en "hechos distinguidos y extraordinarios en los que haya quedado patente riesgo o peligro para las personas".

Fuentes policiales aseguran a El País que "un texto con más de 50 años de historia no puede recoger la realidad de la actividad policial de hoy en día, pero tampoco se puede convertir el reparto en una decisión arbitraria que, al final, siempre favorece a los mandos".

La concesión de la medalla ha generado reacciones como estas en las redes sociales:

Hace dos años, Lezáun donó parte de su premio a Cáritas. "Mi mujer y yo solemos contribuir mensualmente con cifras más humildes, claro, a la obra social de Cáritas y apartaremos un porcentaje de lo que quede limpio para contribuir", aseguró en una entrevista en EsRadio.

Para el concursante, es "una obligación moral" de quienes viven "de una forma más o menos desahogada" contribuir a la supervivencia de las personas que están necesitadas.

Luis Esteban explicaba que ganar el premio fue una sensación de "satisfacción" por el deber cumplido y "un poco de alivio" porque "tanta televisión y tantas cámaras provocan un poco de estrés". Por eso, dice que no le costará "en absoluto" volver a su rutina como inspector jefe. "Me encanta mi rutina", afirmaba.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR