Internacional

España, país de divorciados (INFOGRAFÍA)

Aunque la mayoría de los habitantes de España aún se identifican como católicos, este país cuenta con uno de los porcentajes de divorcios más altos del mundo. Un 61% de las uniones acaban en ruptura, sólo por detrás de Bélgica (70%), Portugal (68%), Hungría (67%) y la República Checa (66%).

Este dato se desprende de las últimas estadísticas oficiales sobre rupturas matrimoniales, recogidas por Eurostat en enero de 2013. Al tiempo, aumentan también los nacidos fuera del matrimonio y disminuyen constantemente los casamientos.