NOTICIAS
17/06/2015 11:27 CEST | Actualizado 17/06/2015 11:27 CEST

15 detenidos por la reyerta ultra del Calderón, dos de ellos por el asesinato de Jimmy

La policía ha detenido esta mañana a quince personas por su supuesta relación con la reyerta entre ultras del Riazor Blues y del Frente Atlético, dos de ellos acusados del homicidio del seguidor del Deportivo de La Coruña Francisco Javier Romero, alias Jimmy.

Fuentes de la investigación han señalado a Efe que las detenciones se han producido esta mañana y doce de ellas se han producido en Madrid, dos en Toledo y una en Valencia. Dos de los arrestados están acusados de homicidio, según las mismas fuentes, que han resaltado que la investigación sigue abierta.

Los hechos se remontan a las 09.00 horas del 30 de noviembre de 2014, a una pelea multitudinaria de cerca de 200 personas en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón, horas antes del partido que enfrentó al Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña.

Ultras del Frente Atlético y de los Riazor Blues, apoyados por los Bukaneros del Rayo Vallecano, los Alkor Hooligans del Alcorcón y los Ultra Boys del Sporting de Gijón, habían quedado para pegarse a "mano abierta" -sin armas-, aunque, como se pudo constatar, los radicales utilizaron barras de hierro, bates, palos y todo tipo de elementos contundentes.

Once heridos y un muerto -el hincha del Dépor Jimmy a quien arrojaron al río tras propinarle una brutal paliza- fue el trágico resultado del encuentro, organizado dos semanas antes por los "hombres de confianza" del Frente Atlético y de los Riazor Blues mediante contactos telefónicos.

DUDAS SOBRE LOS ASESINOS

La policía detuvo a 82 individuos y cuatro ingresaron en prisión como supuestos autores de la muerte de Jimmy. El resto quedó en libertad con cargos por un delito de riña tumultuaria y otro de desorden público. En mayo, el juez los liberó al existir dudas sobre su implicación. La policía mantiene su acusación sobre ellos, a los que ahora suma otros dos.

Según la declaración de algunos esos testigos -un agente de movilidad y el autor de uno de los vídeos de los sucesos-, el primero en caer al río Manzanares tras la pelea no fue Jimmy sino otro seguidor del Depor, que también cayó al río y que salió por su propio pie.

Los investigadores, según las fuentes consultadas, tienen claro que quienes tiraron al río tanto a Jimmy como al otro hincha son las mismas personas, pertenecientes al mismo grupo agresor, con una diferencia entre un hecho y otro de 43 segundos.

El partido no se había declarado de alto riesgo y, por tanto, el dispositivo policial era el previsto para partidos no conflictivos: un centenar de agentes de Policía Nacional, entre antidisturbios, caballería y guías caninos, así como 60 agentes de la Policía Municipal.

TE PUEDE INTERESAR

NUEVOS TIEMPOS