NOTICIAS
07/12/2015 08:09 CET | Actualizado 07/12/2015 08:09 CET

Dentro del cuartel general de Facebook en Europa: un vistazo a sus oficinas en Dublín (FOTOS)

Silicon Valley, el centro neurálgico de la tecnología mundial, cuenta con su réplica europea en la zona conocida como Silicon Docks en Dublín (Irlanda). Se trata de los antiguos muelles de la ciudad, reconvertidos hoy en un barrio de modernos edificios de acero y cristal junto al Gran Canal en el que se concentran las sedes europeas de grandes compañías como Twitter, Google, LinkedIn o Facebook.

Desde esta última —la más grande de Facebook después de la de Menlo Park, en San Francisco (California, Estados Unidos)— mil empleados se encargan de las operaciones para Europa, Oriente Medio y África. La compañía de Mark Zuckerberg prevé doblar el número de trabajadores en Irlanda de aquí a pocos años, por lo que acaba de estrenar la mitad que hasta ahora tenía vacía del enorme edificio que ocupa en el número cuatro de Grand Canal Square.

Echa un vistazo al interior de sus instalaciones para hacerte una idea de cómo es el día a día de sus trabajadores:

  • EL HUFFPOST
    Aunque el edificio, ubicado en Grand Canal Square, es obra del arquitecto Daniel Libeskind, el diseño de su interior lleva el sello de Frank Gehry. Con una superficie de más de 11.000 metros cuadrados, alberga a unos mil empleados de 68 nacionalidades distintas. El patio central lo ocupa el Hacker Cafe, donde los empleados disponen de varias barras de comida, buffet de ensaladas y postres. Se sirven desayunos, comidas y cenas, pero también se puede pedir la comida para llevársela a casa.
  • EL HUFFPOST
    En esta sala dedicada a presentaciones y pequeños eventos se puede ver el estilo industrial presente en todas las sedes de Facebook: techos con cableado y tuberías al aire, columnas y suelos de hormigón, con lo que se procura crear una identidad común, facilitar el mantenimiento y recordar una de las máximas de la compañía: "Todo está por hacer".
  • EL HUFFPOST
    En esta pared pintada con el azul corporativo cuelgan siluetas de metal. No son figuras al azar: cada empleado tiene la suya y la diseña como quiere. De hecho, muchos eligen inmortalizarse practicando su actividad favorita o en compañía de otras personas.
  • EL HUFFPOST
    El edificio en realidad se compone de dos mitades idénticas. Hasta hace unas semanas, los mil empleados sólo ocupaban una parte. Previendo que de aquí a un tiempo la plantilla será el doble, ya está todo preparado para albergar a la futura plantilla. Éste es el aspecto de la mitad recién inaugurada. (Un detalle: las mesas tienen varias alturas y permiten incluso trabajar en ellas de pie).
  • EL HUFFPOST
    El arte urbano está muy presente en todas las sedes de la compañía. Son artistas locales los encargados de decorar las paredes de cada una de ellas.
  • EL HUFFPOST
    Numerosas cocinas y zonas de descanso salpican las oficinas para que el empleado tenga a mano snacks, fruta, cafés y bebidas sin tener que desplazarse fuera del edificio ni hacer colas. Y todo gratis.
  • EL HUFFPOST
    Los empleados pueden coger todo lo que deseen de expositores como éste.
  • EL HUFFPOST
    En la cafetería Barista los trabajadores pueden pedir sus cafés al gusto mientras juegan al billar o al futbolín.
  • EL HUFFPOST
    Otra opción para relajarse es echar una partida de pimpón o trastear en la pantalla táctil gigante que muestra los usuarios conectados a Facebook en cada rincón del mundo.
  • EL HUFFPOST
    En la azotea del edificio, con vistas al Gran Canal de Dublín y a otras zonas de la ciudad, los empleados pueden hacer barbacoa siempre que el tiempo acompañe.
  • EL HUFFPOST
    Los trabajadores sólo tienen que introducir su tarjeta de empleado en esta máquinas expendedora de material informático —que tiene desde pilas hasta teclados de ordenador— para obtener lo que necesiten. Aunque no tienen que pagar nada, sí aparecen indicados los precios para que estén concienciados de su coste.
  • EL HUFFPOST
    En esta pared de Lego se puede dar rienda suelta a la creatividad. No faltan el Grumpy Cat, Pikachu, Mario Bros o los logos de las empresas de la compañía, como los de Instagram o WhatsApp.
  • EL HUFFPOST
    Quien desee dedicar un rato a la lectura puede acudir a los sillones de la pequeña biblioteca, en la que se pueden encontrar desde libros de programación, glosarios de nombres de bebés o incluso la biografía de Steve Jobs, cofundador de Apple.
  • EL HUFFPOST
    En la biblioteca también hay iPads y equipos de música de libre uso.
  • EL HUFFPOST
    En esta sala de gadgets, los trabajadores pueden probar las últimas novedades tecnológicas (desde móviles a gafas de realidad virtual) de distintas marcas.
  • EL HUFFPOST
    Aquí el muro de Facebook es literal y está abierto a todos los visitantes que deseen estampar su firma, un mensaje o un dibujo.
  • EL HUFFPOST
    ¡No pudimos resistirnos!