urbanismo

El 'efecto Alzhéimer' en las ciudades

El 'efecto Alzhéimer' en las ciudades

Trasladar a las ciudades un supuesto "efecto Alzhéimer" solo se puede hacer con sensibilidad; desde el respeto a la enfermedad y a las metáforas, porque las analogías urbanas no lo admiten todo. La ciudad tiene un cierto metabolismo urbano que produce un impacto sobre la biosfera y la huella ecológica de nuestras ciudades.
El rescate del suelo y sus cláusulas

El rescate del suelo y sus cláusulas

Si las ciudades españolas hubieran dispuesto de los 60.718 millones de euros que el Tribunal de Cuentas estima que se han dedicado al rescate bancario y de cajas de ahorros, junto con los 31.078 millones que aún están en el aire según el mismo órgano, cabe imaginar que hoy los ciudadanos seríamos mucho más felices.
La soberanía peatonal

La soberanía peatonal

Ha bastado año y medio de alcaldesa Carmena para que la gente ocupe el carril-bus desde la periferia del centro y se quede con el centro mismo del espacio público. El manifiesto de Carmena se lee muy bien: el centro es para los ciudadanos; no para los coches. La ciudad es para vivirla; no para sufrirla.
Crisis del comercio local y desertización urbana

Crisis del comercio local y desertización urbana

Hasta el siglo XX el comercio fue un intercambio de bienes o mercancías por precios, que se acordaban en función de las demandas y de los mercados. En el siglo XXI, la concentración de los recursos y mercados ha acabado por eliminar de ese intercambio la mediación del comercio local antes conocido. Hoy es un asunto anónimo, prolijo de tratados y papeles, un entramado complejo de acuerdos, proteccionismos, blindajes, entre continuos llamamientos a la defensa del libre mercado, deshumanizado de cualquier intervención personalizada en el comercio.
Urbanidad y ciudadanía

Urbanidad y ciudadanía

Estos días de navidad son propicios al exceso, al ruido, a la melancolía por los tiempos que se fueron; pero ni siquiera el anuncio de la ONCE nos hace olvidar que nos están reacomodando en un orden neoliberal, maleducado y poco democrático, sin oposición. Las formas de vida comunitarias -la urbanidad, en suma- no se pierde por gusto, sino por mal gusto, cuando nos resignamos a la basura del consumo.
Cosas de cabras

Cosas de cabras

Cuando las cabras andan por los riscos, a veces suceden cosas indeseadas. Hay playas en Lefkada de un azul apabullante, de cantos pulidos, redondos y blancos en la orilla, donde se puede correr un peligro inimaginable. Si no eres precavido, el traspiés de una presurosa cabra, saltando de mata en mata, puede acabar con tu vida.
Las ruinas del futuro

Las ruinas del futuro

Son cada vez más las voces autorizadas que coinciden en que la evolución de Europa en las últimas décadas ha desembocado, casi violentamente, en una gran encrucijada que se resume en optar entre una Europa social y universalmente solidaria, herencia de la posguerra, o una Europa financiera y utilitaria, impuesta tácitamente por la realidad económica y geopolítica.
¿Por qué la 'burbuja' de optimismo inmobiliario te pone en riesgo como propietario?

¿Por qué la 'burbuja' de optimismo inmobiliario te pone en riesgo como propietario?

Más grave que todo eso, la 'burbuja' del optimismo inmobiliario nos arrastraría a presenciar a largo plazo la repetición de una versión descafeinada del fenómeno Detroit en nuestras ciudades, siendo la población muy inferior al parque de viviendas, llevando esto a una pérdida continua de valor y al abandono de muchas de ellas, acrecentando así un proceso de degradación que profundiza la pérdida de valor y el abandono.
Madrid, ¿plató de cine?

Madrid, ¿plató de cine?

¿Por qué no rodar más en las calles, en los parques y en las plazas de nuestras ciudades y pueblos? Simplemente, ¿por qué no rodar? Madrid, lugar donde nací, se merece ser protagonista de nuestros sueños, de nuestra mirada a través de una pantalla. Y poder disfrutar de este espectáculo con la gente, con la familia, amigos y vecinos.
La imagen internacional de Madrid

La imagen internacional de Madrid

Nueve de cada diez norteamericanos que me he encontrado últimamente y han estado en España fueron a Barcelona. Fueron a un congreso académico o meramente de visita, y se emocionaron con Gaudí, con la Sagrada Familia o el Museo Picasso. Barcelona se ha convertido en la ciudad española por antonomasia. Con gran diferencia sobre las demás. Raro es que alguien te diga que le gustaría ir a Madrid.